Crossfit: cómo evitar lesiones en el deporte de moda

crossfit-avance-deportivo

Avance Deportivo

Avance Deportivo

@deportivoavance
16 de mayo de 2019, 11:00

El mundo del crossfit está de moda, de eso no cabe duda. La popularidad de este deporte en América ha llegado al punto de que allí cuenta con unas olimpiadas propias, los Crossfit Games. Hay incluso quienes analizan las probabilidades de que venzan unos u otros participantes y realizan apuestas deportivas online.

Sin embargo, no todo el mundo tiene las capacidades físicas o las nociones básicas para realizar este tipo de deporte con total seguridad. Las probabilidades de sufrir una lesión realizando crossfit, si no le guardamos el respeto que merece, son más elevadas de lo que puede parecer pero, con una serie de consejos y el seguimiento de un profesional, puede convertirse en toda una adicción que te ayudará a mejorar tu físico.

A diferencia de lo que ocurre en los gimnasios, el crossfit suele realizarse bajo la atenta mirada de un monitor especializado que te corrige desde el primer día y que dosifica el esfuerzo dependiendo del estado de forma en el que te encuentres. Las malas posturas a la hora de realizar los levantamientos de pesos son las principales causantes de las lesiones pero, si aprendes a hacerlo bien desde el principio, nunca tendrás problemas.

Otro error común entre los principiantes en este deporte es querer avanzar demasiado rápido e incrementar el peso entre unos días y otros más de lo que ha avanzado su musculatura. En ocasiones, intentar imitar a los que ya llevan tiempo en estos menesteres puede producir lesiones que te harán dar un paso atrás en tu preparación física.

Por otra parte, si eres de esos a los que el gimnasio les aburre y necesitas la motivación extra que proporciona un ejercicio llevado a cabo en grupo, el crossfit puede ser tu mejor aliado para mantener la constancia y la motivación que todo deporte necesita. Sufrir en grupo une, y es fácil que los miembros habituales del grupo hagan amistad, algo que te ayudará mucho a progresar y a hacer de tu entrenamiento un verdadero juego.

Además, para dar un toque de picante más a cada sesión, es muy normal que el entrenador vaya apuntando en una pizarra los tiempos que cada miembro del grupo necesita para realizar el ejercicio propuesto, lo que crea un ambiente sano pero muy competitivo entre ellos. A veces, el ansia por llegar donde llegan otros compañeros nos lleva a poner nuestro cuerpo al límite y, si no tienes una base sólida, tus articulaciones se pueden resentir.

El crossfit también es el ejercicio perfecto si lo que buscas es una actividad para bajar algunos kilos, ya que en una hora se pueden quemar más de 800 calorías, una cifra al alcance de muy pocos deportes. Eso sí, el día después de tu primera clase recordarás lo que son unas buenas agujetas.

Tómate tu tiempo, aprende a realizar todos los movimientos con una postura correcta y forja una base muscular sólida. De lo contrario, una lesión tirará por tierra todo el progreso acumulado y te llevará al peor aliado del deporte: la desmotivación.

Una vez que tu cuerpo se acostumbre a este tipo de entrenamientos, el crossfit se convertirá en una parte de tu vida a la que no querrás renunciar bajo ningún concepto, y mejorará tu apariencia física, tu agilidad y tu flexibilidad.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar