Disciplina y podología, disciplinas a cultivar desde la infancia

boys-286245_960_720

Sara Domínguez

Sara Domínguez

@deportivoavance
16 de octubre de 2019, 17:00

Iniciarse en los buenos hábitos es el mejor pasaporte para mantener un estado de salud adecuado. A menudo se habla de que una dieta completa y equilibrada es imprescindible para alcanzar este objetivo, pero la dieta es insuficiente si no se completa con la práctica de ejercicio físico de manera periódica y un estilo de vida saludable.

La infancia es la etapa vital donde hay que promover todas estas prácticas, pero nuevamente no basta con eso, sino que los adultos deben dar ejemplo. No basta con que los pequeños lleven una dieta saludable y hagan ejercicio, sino que los adultos deben predicar con el ejemplo.

Si el adulto decide llevar una dieta vegetariana y los niños toman su ejemplo, hay que explicarles que es mejor que tomen esa decisión cuando crezcan, pues el consumo de todo tipo de alimentos, incluidas las proteínas animales, es imprescindible durante las fases de crecimiento y desarrollo.

Algo similar ocurre con los malos hábitos. En los paquetes de tabaco se alerta de que en las familias donde hay fumadores es más probable que los niños acaben iniciándose en el hábito del tabaquismo. Si queremos que los pequeños tengan una vida saludable, los adultos deben hacer lo mismo.

Existen dos disciplinas científicas y de salud que a menudo pasan desapercibidas pero que son relevantes. En la mayoría de los casos, visitar a estos profesionales es una cuestión que tiene que ver más con la prevención que con la salud y la recuperación, hablamos de la fisioterapia y la podología, es decir, la salud muscular y la salud de los pies.

Prevenir las lesiones deportivas en los más pequeños

Uno de los hábitos imprescindibles que está ligados a un desarrollo y crecimiento adecuado de los más pequeños es la práctica deportiva. Hacer deporte, ya se trate de montar en bicicleta, jugar una liga infantil o ir a nadar, ayuda a los niños a ampliar sus límites, desarrollar el espíritu deportivo y la disciplina. Pero no debemos olvidar que cualquier deporte lleva aparejado un riesgo potencial de lesión.

Los niños son proclives a sufrir lesiones deportivas por distintas razones. Hasta que no cumplen de 8 a 10 años, la coordinación motriz no está completamente desarrollada y los tiempos de reacción son más lentos que los de los adultos. Asimismo, los niños maduran a ritmos diferentes, lo que supone que haya importantes diferencias de estatura y peso entre niños de la misma edad.

Para evitar lesiones, la fisioterapia es una disciplina muy interesante. La llamada fisioterapia deportiva, en la que está especializada este fisioterapeuta en León. La fisioterapia deportiva es una de las muchas especialidades de la fisioterapia a través de la cual se busca la rehabilitación de deportistas amateurs y profesionales, así como mostrar unas correctas directrices a aquellos pacientes que practican actividad física y quieren hacerlo de forma segura.

Esta modalidad aborda las lesiones del aparato locomotor de los deportistas. En los niños esto es fundamental, porque hasta que no alcanzan la fase de la pubertad y la preadolescencia, no consiguen desarrollar por completo su aparato locomotor.

Los niños, durante la práctica deportiva, es habitual que sufran lesiones por sobrecarga, derivadas de la acción repetitiva de diversos movimientos. Estas lesiones pueden ocurrie también en los adultos, pero son más problemáticas en deportistas infantiles y adolescentes porque pueden afectar al crecimiento óseo.

La importancia de acudir al podólogo infantil

Si el fisioterapeuta es un profesional al que hay que visitar en cuanto se sienta alguna dolencia muscular y esto se vuelve aún más importante en la etapa infantil, no menos importante es la figura del podólogo para el desarrollo y crecimiento sano de cualquier niño.

La primera etapa de crecimiento es crucial para el posterior desarrollo del aparato locomotor del niño. En los primeros años de vida los niños pueden corregir posibles anomalías y buscar un tratamiento que procuren un desarrollo óseo adecuado de los pequeños.

Existen enfermedades que afectan a los pies que solo pueden ser tratadas en los primeros años de vida: irregularidades en los gateos, en la forma de sentarse, complicaciones al caminar… todo esto pueden ser señales de enfermedades podológicas.

La salud de los pies de tus hijos es muy importante cuando hacen deporte, es por ello que recomendamos que usen un calzado adecuado a la actividad que vayan a realizar, por ejemplo para el deporte diario qué mejor que unos sneakers niña o niño.

La primera visita del pequeño a la clínica de podología, si no se ha observado ningún comportamiento extraño o alguna anomalía, debe ocurrir a los 4 o 5 años, y va a servir para conocer la estructura ósea del pequeño, así como posibles complicaciones que pueden surgir a lo largo de su crecimiento.

Las principales causas de visita al podólogo infantil guardan relación con problemas en la pisada, los pies vagos, pies planos o pies supinados. Todas estas dolencias son reversibles, corregibles, pero para ello, como ocurre con la fisioterapia, es más recomendable detectarlas a tiempo.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar