Entendiendo los criptoactivos

Entendiendo los criptoactivos

Avance Deportivo

Avance Deportivo

@deportivoavance
28de marzo de 2018, 21:00

Ha sido todo un suceso el surgimiento del reciente ecosistema de criptomonedas que pululan por el ciberespacio y enorme la cantidad de incógnitas que generan en la gente que no está familiarizada con los temas tecnológicos. Seguro que muchos se arrepienten de no haber apelado a los mejores prestamistas en Finlandia para invertir en estos criptoactivos en su lanzamiento.

Entender los detalles de estas monedas tan especiales pasa primero por entender las tradicionales. Y es que mucha gente usa el dinero sin reparar exactamente qué implica eso de que un simple papel con una numeración sea capaz de suministrarnos bienes y servicios.

La moneda de curso legal es emitida por el Estado de cada país para facilitar el intercambio económico de una población. La aceptación de los conos monetarios que circulan dentro de los límites de una nación es obligatoria y la coerción del Estado es lo que garantiza que cierto papel moneda valga lo que muestra su valor facial.

La mayoría de las criptomonedas son descentralizadas

En el caso de las criptomonedas –con sus contadas excepciones– no es un Banco Central quien las emite y a nadie se le obliga a usarlas o aceptarlas. Su mérito reside en el valor agregado que le otorga el portador o propietario que la aprecia como un medio para conservar valor e incluso aumentarlo. En el mundo de las criptomonedas la palabra clave es “libertad”.

La libertad de elegir un medio, que para el criterio de cada cual conserve y agregue valor, es el principio por excelencia de estas criptomonedas. En nuestros días podemos darnos cuenta de que hasta el dólar norteamericano, que es considerada la moneda de intercambio a nivel global por excelencia, se encuentra entrampada al punto que muchos expertos recomiendan abandonar posiciones en ese signo monetario y amparar sus patrimonios en oro o plata.

Es aquí cuando el ambiente es propicio para el surgimiento de un medio de intercambio que es autónomo e independiente de los vaivenes que imponen las políticas monetarias tendenciosas establecidas en cada país.

Ventajas con respecto a las monedas tradicionales

Otro asunto que atrae a los inversionistas a involucrarse con este tipo de activos es que, al estar desligados de la banca tradicional, escapa de la tributación que en algunos países castiga fuertemente a los capitales.

Así mismo otra ventaja de manejarse con criptomonedas es desprenderse del control que las entidades bancarias ejercen sobre nuestros activos líquidos, cuya movilidad depende de ellos, fijando además tarifas a veces abusivas para transferencias foráneas, que en el mundo cibernético se resuelven desde el móvil, en donde quiera que haya acceso a Internet.

Como si fuera poco, la mayoría de las criptomonedas prometen tener una emisión finita; es decir, se sabe de antemano cuánto será el total de la masa monetaria que circulará una vez completada la etapa de minería. Esto es en sí una garantía de que conserven su valor y no sufran de devaluaciones orgánicas.

Seguir muy de cerca el comportamiento

El valor de las criptomonedas estará signado por el que le otorguen sus usuarios-propietarios, de acuerdo con las ventajas que les propicien y no por lo que decida un comité estatal que fije políticas monetarias, que en muchas ocasiones no necesariamente van orientadas al bien común, sino a intereses geopolíticos.

Cuando mencionamos más arriba lo de los préstamos en países nórdicos, lo que destacamos es la posibilidad de colocar inversiones en criptoactivos, apalancándose en créditos al consumo que están muy en boga por las condiciones económicas favorables de esta zona europea.

Muchos capitales están buscando rentabilidad a través de préstamos otorgados en línea por medio de portales que realizan este tipo de trámite. Es el caso de la comparación de préstamos en Raha247, en donde se presenta una gran gama de opciones para hacerse de un capital inmediato y poder empezar a surfear la ola de los criptoactivos hoy mismo.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar