Garbiñe Muguruza: la historia de una de las tenistas más prometedoras

Garbiñe Muguruza Fuente:EFE

Garbiñe Muguruza Fuente:EFE

Avance Deportivo

Avance Deportivo

@deportivoavance
5 de septiembre de 2019, 11:00

A día de hoy, Garbiñe Muguruza ocupa la posición decimonovena del ranking internacional de la WTA. Es una de las jugadoras con mejor proyección a largo plazo. Te contamos aquí todo lo que necesitas saber sobre los primeros pasos de Muguruza.

Balance de sus últimas intervenciones deportivas

Lamentablemente, el mes pasado, Garbiñe tuvo que abandonar el WTA Premier Stuttgart 2019. Su participación en el evento era una de las más esperadas, pero la tenista se retiró por “molestias físicas”. Y agregó estar atravesando un estado gripal severo, lo cual también explica su mal rendimiento en la reciente Fed Cup 2019 (una semana antes del WTA Premier Stuttgart 2019).

Sin embargo, debido al desempeño deportivo de esta tenista, España logró ascender al Grupo Mundial I gracias a su triunfo conseguido en el dobles junto a Carla Suárez Navarro. Garbiñe se manifestó respecto a esta victoria: “Carla ha jugado increíblemente bien. Gracias a ella tuvimos una oportunidad en el dobles”, con lo que queda de manifiesto su característica humildad. Y agregó: “Ya he jugado muchas veces esta competición y sé que son cinco puntos y, hasta último momento, todo puede ocurrir. Somos un buen equipo y hemos luchado para regresar al Grupo Mundial”.

La historia deportiva de Muguruza

Esta tenista tiene doble nacionalidad: es española y venezolana. Nacida en Caracas en 1993, comenzó a jugar al tenis a los cuatro años. Más tarde se trasladaría a Barcelona, donde se formó con profesionales reconocidos como Sergi Bruguera y Alejo Mancisidor, entre otros. Desde 2015, su entrenador es Sam Sumyk. En la actualidad, está representada por IMG y algunos de sus patrocinadores son Rolex, Caser, Adidas y BBVA. Desde 2016, reside en Ginebra.

La primera gran oportunidad que tuvo fue su participación en un torneo WTA, donde venció a la entonces posicionada en número 2, Vera Zvonariova, derrotó luego a Flavia Pennetta y, finalmente, perdió contra Agnieszka Radwanska. En julio de 2012, disputó la final del torneo ITF de Bucarest ante María Teresa Torró. Esa misma temporada también ganó el torneo de la ITF en los Estados Unidos, batiéndose contra Grace Min. Al año siguiente, por primera vez, ganó el título WTA en dobles con Torró en el Torneo de Hobart contra Timea Babos y Mandy Minella.

Su carrera continuó con triunfos notables ante tenistas de primer nivel como Katerina Siniaková, Anastasia Pavliuchénkova y Caroline Wozniacki. Sin embargo, debido a un accidente sufrido mientras entrenaba, tuvo que retirarse de las pistas durante seis meses. Se trató de una lesión de tobillo seria que se solucionó mediante intervención quirúrgica. Ya recuperada en enero de 2014, consiguió su primer título WTA al vencer a Klara Zakopalová en la final de Hobart por un 6-4 y 6-0.

De este modo, entró en el ranking de las cincuenta mejores. Y en el Abierto de Australia, derrotó a la décima cabeza de serie Caroline Wozniacki, por segunda vez en su trayectoria. Continuó cosechando éxitos en torneos importantes como el PTT Pattaya Open, el Kimiko Date-Krumm, la Copa de Tenis de Florianápolis, el Masters de Indian Wells, el Torneo de Stanford y el Abierto de Australia, entre otros.

En 2014, concluyó ocupando el puesto número vigésimo primero en singles y décimo sexto en dobles. Después de ganarse todavía más méritos, en 2015, escaló a la tercera posición. Al año siguiente, aceptó participar en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro representando a España. Y ese mismo año, obtuvo un gran éxito ganando a Serena Williams, después de haber perdido en dos ocasiones contra ella anteriormente, en Roland Garros. En junio de 2017, venció a Venus William en la final de Wimbledon, su segundo Grand Slam con tan solo veintitrés años. Finalmente, en 2017 escaló hasta el puesto número uno del ranking WTA, aunque en el presente se encuentre en la posición decimonovena.

El futuro de la actual número uno española

Todos los focos apuntan hacia Garbiñe Muguruza. Para los españoles y para los expertos del tenis mundial, esta tenista no solo representa el presente del tenis de España, sino su futuro que, por ahora, pareciera no presentar obstáculos notables, puesto que se trata de una jugadora joven que todavía tiene una extensa y prometedora carrera por delante.

Se puede decir que la vida profesional de Garbiñe Muguruza está yendo deprisa y cuesta arriba, cosechando éxito tras éxito. Su ascenso en el ranking ha sido vertiginoso y su próximo reto es volver a ser número uno del mundo. Muguruza afirma que las mejores del mundo ya la miran con otra cara y se siente capaz de superar las expectativas. “Me encanta jugar en las pistas centrales”, comenta Muguruza, que ya se ha ganado el respeto y, por supuesto, nadie podrá borrar de su palmarés el título de Roland Garros 2016.

Hasta el momento, la tenista ha cumplido con lo fijado para su calendario oficial de 2019, anunciado el año pasado, aunque la proyección solo abarcó hasta el WTA de Monterrey, ya jugado. ¿A qué certámenes se presentará en lo que resta del año?

Solo nos queda esperar a ver qué le deparará el futuro a esta tenista tan prometedora, a quien, sin dudas, no le falta ánimo para dejar lo mejor de sí en la pista. ¿Volverá al top ten en la clasificación mundial? ¡Permanecemos atentos!

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar