La rodilla, una articulación de gran cuidado

run-700188_960_720

Avance Deportivo

Avance Deportivo

@deportivoavance
11 de marzo de 2019, 22:00

Muchas personas no prestan mucha atención a sus articulaciones, especialmente si han sido sedentarias, tal vez por ello poco conocen la vulnerabilidad de esta, debido a su estructura y tamaño, lo cual la sobreexpone a cualquier tipo de lesión.

La rodilla una articulación de gran cuidado porque gracias a ella podemos realizar de manera cotidiana la mayor parte de los movimientos, desde levantar objetos hasta caminar, por lo que esta se encuentra sometida a una mayor exposición y desgaste y por lo tanto es según los expertos y especialistas de rodilla la articulación con la cual se reportan mayores intervenciones quirúrgicas y tratamientos, no solo por parte de deportistas y no únicamente por los deportistas.

Son muchos los casos de intervención de rodilla que se presentan por innumerables causas, así que ninguna persona se encuentra exenta de una operación, pues al soportar el peso del cuerpo y el impacto de saltos diariamente, su estructura se lastima y la complejidad de esta requiere que cualquier intervención sea realizada por un profesional con amplia experiencia en cirugía de rodilla.

Por qué es tan compleja una operación de rodilla

Cualquier tipo de dolor que surja en esta articulación provoca una inmovilización en el individuo y por lo tanto afecta su actividad cotidiana y aunque parezca asombroso las alteraciones de rodilla a nivel mundial es bastante amplia y si bien muchos casos o patologías pueden solucionarse de manera rápida, algunas requieren unidades clínicas específicas para atender complicados procedimientos.

La complejidad de una operación de rodilla radica en los 21 músculos que la conforman, aparte de estar formada por dos huesos importantes que son la tibia y el fémur y uno más pequeño conocido como rótula. Estos huesos están recubiertos de cartílagos una especie de almohadillas que conocemos como meniscos que se encargan de aminorar el impacto al realizar actividades como saltar, correr, etc. Por si fuera poco, esta cuenta con una serie de ligamentos cruzados, la rótula, el cuádriceps y el isquiotibial. Todos estos intervienen en cada uno de los movimientos que realizamos y el daño producido a estos importantes elementos que conforman la rodilla, depende en gran medida de la manera como nos movilizamos naturalmente, la forma cómo corremos o trotamos e incluso el sedentarismo que provoca en ocasiones que la rodilla no este preparada para impactos fuertes.

Es así como, los especialistas de rodilla indican algunos cuidados y ejercicios restaurativos, para fortalecer esta articulación.

Cómo cuidar las rodillas según especialistas

Son muchos los factores que pueden causar daños a esta articulación, desde un calzado inadecuado, hasta una mala postura afecta la estabilidad de esta, causando molestias que si no se atienden a tiempo puede traer complicaciones más grandes.

Algunos consejos que puedes tomar para el cuidado de las rodillas son los siguientes:

Realizar ejercicios de calentamiento antes de iniciar una actividad deportiva, estos pueden ser; caminar y estirar los músculos frontales y la parte posterior del muslo son según los expertos una excelente forma de calentar las rodillas. Los ejercicios de flexión de movimiento también ayudan a mantener el rango de movimiento articular, aliviando así la rigidez que se pueda tener.

Si te gusta el ejercicio pasivo, intenta fortalecer los músculos de las piernas a través de ejercicios sencillos como caminar, hacer uso de una bicicleta estática o, tal vez levantar pesas en banco de cuádriceps.

Especialmente, debes evitar realizar cambios bruscos respecto a la intensidad de los ejercicios de tu entrenamiento general.

Intenta poco a poco ir aumentando la fuerza y por la duración de la actividad física, de esta manera las rodillas se irán fortaleciendo en la misma medida en que aumentes la potencia del ejercicio.

Aunque parezca extraño, el uso de zapatos adecuados durante la realización de una actividad física, ayuda a que las rodillas tengan mayor fortaleza. Incluso en actividades diarias, los zapatos pueden afectarlas si este no le ayuda a su estabilidad muscular.

Recuerda que las rodillas son las que soportan todo el peso del cuerpo, por lo tanto el mantener un peso saludable es de suma importancia para evitar un aumento de la presión sobre estas y afecten su estabilidad. Los ejercicios aeróbicos proporcionan resistencia y ayudan a controlar el peso, así que no intenta ponerlos en práctica para mantener tus rodillas saludables.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar