Las etapas cerebrales del Running

Psicología en el Running - Fco. Javier Zambrana Durán

Psicología en el Running – Fco. Javier Zambrana Durán

Dicen que lo que uno aprende de pequeño jamás se olvida. También suelen comentar que lo que no te mata te hace grande, o quizá hace tu capa protectora más grande. Y es que así es la vida. Los obstáculos nos enseñan desde que somos niños a ser resistentes a todo, pero también el esfuerzo nos lleva a tolerar una mayor carga. Correr puede que simbolice todo lo comentado, puede que lo englobe.

Fran Zamabrana

Fran Zambrana

@neyfranzambrana
8 de agosto de 2018, 15:50

Cualquier corredor es consciente de que vive un proceso psicológico cada día que acude a realizar sus entrenamientos. Quizá en muchas de las ocasiones no se percate de ello, o probablemente no los tenga en cuenta. Precisamente, esto se debe a que se está ejecutando dicho proceso de forma adecuada.

Desde que comenzamos a correr hasta que nos convertimos en maratonianos, la evolución que se observa es inimaginable en nuestro organismo, y concretamente en nuestro cerebro. Existen varios puntos que deben ser estudiados de este cambio que experimenta nuestro órgano más preciado:

  • Abstención

La sensación principal que un deportista puede llegar a experimentar se divide en dos partes. La primera de ella es la abstención del mundo que nos rodea. Quizá el Running es el deporte que más nos ayude en este sentido, ya que nos hace adentrarnos en una esfera de superación instantánea que comienza con el primer paso y termina con la última zancada.

Sin embargo, el aspecto más destacado es el segundo, el de abstenerse de la propia actividad. El cerebro deja de concebir el deporte como tal, y olvida incluso que está en una actividad. La práctica y el tiempo con unas zapatillas permiten que esto tenga lugar.

  • Bienestar personal

Cuando el momento de abstención llega a su fin, podemos decir que habremos llegado al instante de placer personal. El hecho de poder salir a realizar la actividad que tanto nos complace puede provocar este instante de emoción cuando volvemos a poner los pies en tierra. Esta sensación puede conllevar una emoción equivalente a la que experimentamos con otras actividades como el sexo o la ingesta de nuestros alimentos preferidos.

Quizá el problema de este placer personal sea la carga de entrenamiento, la cual puede provocar que este quede en un segundo plano. En estos momentos, el sufrimiento podría ser el actor principal, y la motivación sería necesaria. A causa de ello, los corredores suelen realizar los entrenos con música motivacional.

  • Cansancio e imposibilidad de continuar

El sufrimiento está presente siempre que pasemos la barrera del disfrute. Todo es perfecto hasta que se convierte en un calvario. El principal problema que tienen los corredores que comienzan o que quieren apostar por un objetivo muy alto es este. La abstención puede jugar un papel clave, ya que permitirá al deportista sentirse fuera de su cuerpo, pudiendo lidiar con la situación de sobreesfuerzo.

En cualquier caso, correr es a lo que nos enseña, a ser conscientes de lo que podemos o no llegar a hacer, pero también a lidiar con el sufrimiento como si fuera nuestro compañero de baile. La moraleja principal que adquiere un runner con cierta experiencia es la de que todo puede ser superado.

  • Olvido al final de la actividad

El olvido en el Running es visto desde dos puntos de vista distintos. Podemos tener una sensación de olvido en el sentido de dejar de lado los problemas diarios, de, durante esos 45 minutos, evaporarlos. Cuando lleguemos a nuestro hogar, probablemente no quedará ni rastro de las preocupaciones, o, con total seguridad, se habrán convertido en pequeños inconvenientes del día a día.

Además de ello, consideramos un olvido esencial: el del sufrimiento. Cuando la actividad termina, nuestro cerebro adopta un síntoma de conformidad con respecto a lo realizado, pero, a la misma vez, se cree capaz de realizarlo nuevamente. Este olvido nos permite desear salir a entrenar un mayor número de días y comenzar de nuevo el ciclo de sensaciones.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar