Alejandro Blanco: “El sentimiento y la bandera de un país no se compra ni se vende”

La Asamblea del Comité Olímpico Español (COE) ha elegido por cuarta ocasión consecutiva a Alejandro Blanco como presidente del ente olímpico, lo que le convertirá, al final de este mandato, en el presidente que más años ha permanecido al frente del olimpismo español.

Laura Pérez Torres

Laura Pérez Torres

@lauraescreativa
31 de mayo de 2017, 20:00

Por 4ª ocasión consecutiva la Asamblea del COE ha elegido este miércoles a Alejandro Blanco para continuar en la presidencia con el apoyo de 167 de los 171 votos presentes. Al final de este mandato, será el presidente con más años al frente del olimpismo español en el que comenzó en 2005. Orensano de nacimiento y vallisoletano de adopción, Blanco estableció su relación con el judo en la etapa universitaria y en 1986 inició su ascendente carrera federativa llegando siete años más tarde, en 1993, a la presidencia de la Real Federación Española de Judo y Deportes Asociados (Rfejyda). Una década más tarde fue el principal impulsor de la Confederación de Federaciones Deportivas Españolas (Cofede) que agrupa a todas las Federaciones Olímpicas Españolas del COE y de la que fue elegido presidente en enero de 2004.

Pregunta.- ¿Cómo ha evolucionado Alejandro Blanco desde la 1ª elección como presidente del COE, el 29 de septiembre de 2005, hasta esta, en mayo de 2017, la 4ª?

Respuesta.- Estamos en la misma situación; lo más importante en cualquier actividad de la vida, no sólo en la dirección deportiva, es la pasión por lo que haces, y gracias a Dios, eso no ha variado. Sigo trabajando las mismas horas, durmiendo poquísimas, viajando, sigo estando con todo el mundo… Ha madurado porque los años te dan más madurez, pero no ha cambiado mucho el que entró con la persona que está aquí.

Alejandro Blanco. Fuente: Avance Deportivo/Mariló Carvajal

Alejandro Blanco. Fuente: Avance Deportivo/Mariló Carvajal

P.- En varias entrevistas afirma que está “orgulloso” de la asistencia que el COE presta a los deportistas que tienen dificultades personales y “que son ayudas que nadie sabe”. ¿Cuál recuerda especialmente?

R.- Una de las cosas más importantes que hemos hecho desde que estamos aquí es ayudar al deportista de dos formas: con la que estamos apoyando a más de 300 deportistas (convenios con empresas, gabinetes jurídicos o fiscales) y otra es el respaldo que necesita el deportista cuando tiene problemas y hay que darle una oportunidad e intentar apoyarle, aunque eso no se ve. Sólo se conoce cuando el deportista sale en un medio público diciendo que el COE le ha ayudado. Esa labor de estar cuando más lo necesitan es lo más importante porque estamos ahí por y para los deportistas.

P.- Está convencido de que España es el primer país del mundo en resultados en función del dinero invertido en el deporte, ¿no es así?

R.- Sí, nosotros tenemos que sentirnos orgullosos de los resultados de nuestros deportistas, sea cual sea el número de medallas. Pero cuando vemos el medallero en unos Juegos Olímpicos poca gente se pregunta cuál es la inversión realizada para obtener dichos resultados. España es el primer país del mundo y muy distanciado sobre el segundo, porque en España el nivel en el deportista, clubes, entrenadores y estructura federativa es espectacular. Hay que destacar que con mucho menos dinero los resultados son espectaculares.

P.- Uno de los principales objetivos que se marca para su cuarto mandato es la adaptación de la Ley del Deporte de 1990 a las necesidades sociales y económicas del deporte actual.

R.- Nosotros tenemos la Ley del Deporte desde 1990 y en el 2017 las cosas han evolucionado y hay muchas cosas pendientes; por lo que de la mano del gobierno vamos a hacer un congreso donde se va a exponer cuál es el pensamiento de todas las federaciones para la futura ley. Nuestra misión es ayudar y dar nuestra opinión, y apoyar lo que diga el Gobierno, pero creo que en las jornadas que hemos desarrollado en el COE hay muchas inquietudes y se pueden poner soluciones a muchos problemas que existen como adecuar la vida del deportista cuando acabe su carrera profesional o encajar las federaciones autonómicas con las españolas.

P.- España ha logrado 18, 17 y 17 medallas en las 3 últimas citas olímpicas de verano y 2 en total en los JJOO de invierno. ¿Qué perspectivas tiene para los siguientes Juegos de PyeongChang 2018 y Tokio 2020?

R.- Nunca hemos ido a unos Juegos de invierno con tantas posibilidades de obtener buenos resultados como tendremos en Pyeongchang, en unas disciplinas en las que hace años nadie soñaba que se pudiera. Ojalá salga bien porque se lo merecen. Para Tokio, el trabajo se está haciendo, se está empezando el ciclo y los resultados de momento acompañan, por lo que hay que ser optimistas.

Alejandro Blanco. Fuente: Avance Deportivo/Mariló Carvajal

Alejandro Blanco. Fuente: Avance Deportivo/Mariló Carvajal

P.- Tokio 2020 tendrá nuevos deportes como son el béisbol/sóftbol, kárate, surf, skateboarding y la escalada. ¿Cómo valora a España en cada uno?

R.- Hay deportes que son una incógnita, ya que no hay puntos de referencia que si hay en otros. Tenemos deportistas con grandes opciones pero lo más importante es que estos 5 deportes al estar considerados como olímpicos van a tener una posibilidad de desarrollo grande. El COI mantiene los deportes tradicionales y olímpicos y en cada edición va a abrir las puertas a otros deportes que están muy demandados, siendo una adaptación al momento actual y, en mi opinión, es un cambio muy bueno.

P.- Perdidos los asaltos a los Juegos de Madrid en 2012, 2016 y 2020, ¿seguirá luchando por ello?

R.- Cuando perdimos la candidatura de Madrid para los JJOO sufrimos una grandísima decepción porque allá donde íbamos nos decían que estábamos definiendo un nuevo modelo de Juegos. Nosotros veíamos que teníamos que ir en otra dirección. Perdimos el 7 de septiembre de 2013 y el 8 de diciembre de 2014 se aprueba la agenda 2020, y eso era lo que Madrid pretendía y es la idea que ha triunfado. No es que Madrid no esté preparada, sino que es la ciudad perfecta para hacer unos JJOO y estoy seguro de que organizará unos JJOO; entre otra cosas, por el nivel deportivo, se cumplen todos los requisitos y es lo que España merece.

P.- Hay países que han decidido retirar candidaturas a sedes olímpicas tras encuestas populares entre sus ciudadanos. ¿Cree que albergar unas olimpiadas ha dejada de convertirse en algo atractivo?

R.- Si se pretende organizar unos JJOO de una manera determinada y la sociedad va en otra dirección, hay que adaptarse a los tiempos actuales. Los JJOO se tienen que adaptar a la realidad social y económica que vive el mundo, y eso es lo que ha hecho la agenda 2020 y lo que Madrid defendía. Nosotros estábamos haciendo la campaña en 2012 cuando la crisis era espectacular, cuando todo eran noticias negativas y tuvimos una reunión con los sindicatos y explicamos lo que supondría tener unos JJOO, teniendo un 95% de apoyo nacional. Cuando explicas las cosas bien y tienes la inversión, la sociedad lo entiende.

P.- Es el 25 aniversario de Barcelona 92, de los que señaló que se aprendió a planificar en el deporte. ¿Qué supusieron además esos Juegos para España?

R.- Barcelona es el ejemplo perfecto de los JJOO. Han pasado 25 años y la gente sigue hablando de Barcelona que logró un cambio enorme en la percepción del mundo como ciudad y un cuarto de siglo después sigue siendo el centro para una gran cantidad de empresas internacionales. Lo más importante de los JJOO no es el espectáculo, sino los 7 años anteriores en los que todo el mundo está centrado en tu ciudad, y los años posteriores. Los JJOO bien organizados tienen tres cosas: retorno económico, más puestos de trabajo y mejorar la imagen exterior e interior de tu ciudad y de tu país. Barcelona es el modelo. Cuando se cogen los estudios y lo que pasó: como triplicó el turismo, cómo se aumentaron los puestos de trabajo… Barcelona sigue siendo una referencia porque planteó unos Juegos innovadores.

P.- ¿Por qué afirma que los Juegos Mediterráneos que Tarragona acogerá en 2018 serán “un referente”?

R.- Tarragona cambiarán la forma de entender los Juegos Mediterráneos: la Villa Olímpica no se hará de forma tradicional; sin embargo, los deportistas han tenido la suerte de tener hoteles de máximo nivel. Los Juegos se pueden hacer sin tener que invertir en unas instalaciones que luego no serán rentables, ya que dada la situación económica es muy complicado. Se va a cuidar el máximo el medio ambiente, se van a hacer unos JJMM con una contención de gasto importante. Todo lo que estamos planteando está bien para hacer unos Juegos adaptados. Hemos tenido que retrasar los JJMM un año aunque yo particularmente estoy muy contento.

P.- El 82% de las medallas olímpicas conseguidas por España corresponden a la época de los planes ADO, el primero de los cuales data de Barcelona’92. Se acaba de impulsar el nuevo plan ADO, ¿hay cambios en los criterios de adjudicación?

R.- La normativa de ADO está muy bien para todos los deportistas. No se puede olvidar que se hace un programa exigente y el dinero va para los deportistas, y cuando los resultados salen no hay debate. Estamos estudiando introducir novedades aunque no cambiará mucho, ya que la normativa protege al deportista cuando, por ejemplo, tiene una lesión o un embarazo. Creo que cuidamos a muchas personas dentro de la exigencia del programa, en el que hay que agradecer tanto a las empresas; si no existiera ADO, esto no sería posible.

P.- ¿Qué piensa del fenómeno de las nacionalizaciones para mejorar el nivel deportivo de un país, algo especialmente latente en los países del golfo Pérsico?

R.- El sentimiento y la bandera de un país no se compra ni se vende. Yo apoyo las nacionalizaciones siempre y cuando sean razonadas, como por ejemplo que tenga una trayectoria en el país, que viva en el país y así pueda representarlo. Estoy en contra de las nacionalizaciones exprés, nacionalizar sin ningún motivo sólo para que compita. Otra cosa es cuando un deportista viene y tiene familiares, estudia en nuestros colegios, conoce la lengua… pero cuando viene y dice que compite por tu país a cambio de algo, eso choca con mi filosofía de vida.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar