Álvaro Valera, el palista voraz

El palista español, Álvaro Valera, número 1 del ránking mundial en la clase 6 y favorito al oro en los Juegos Paralímpicos de Río. Fuente: RFETM

Álvaro Valera, número 1 del ránking mundial en la clase 6 y favorito al oro en los Juegos Paralímpicos de Río. Fuente: RFETM

El jugador andaluz de tenis de mesa, número 1 del ránking mundial y con 23 medallas en las competiciones internacionales más importantes, busca ampliar su cosecha en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro.

Jesús Ortiz García

Jesús Ortiz García

@JesusOrtizAD
01 de septiembre de 2016, 18:13

Con 10 años agarró la primera pala en el sótano de su casa y desde ese momento intuyó que el tenis de mesa se convertiría en uno de los motores de su vida. Pasaba horas golpeando la bola con su padre como maestro, que vio ganar a su hijo el Mundial de París en 1998 cuando apenas era un adolescente. Álvaro Valera había empezado a construir los pilares de una carrera excelsa en la que figuran 23 medallas entre Juegos Paralímpicos, mundiales y europeos. Pero el incombustible palista sigue voraz, con hambre de títulos y en Río de Janeiro espera ampliar su cosecha con un metal más.

Valera tras conquistar su 5º Europeo. Fuente: RFETM

Valera tras ganar su 5º Europeo. Fuente: RFETM

A sus 33 años se mantiene como el número 1 del ránking mundial de su categoría (clase 6) y se entrena y compite con jugadores sin discapacidad. Nació con una polineuropatía, que le produce falta de musculatura en piernas y brazos, pero nunca ha sido una barrera para llegar a la cima.

“El alto rendimiento requiere de máximo sacrificio y dedicación, es muy difícil llegar lejos. El deporte paralímpico tiene la desventaja añadida de luchar contra tu limitación física y los retos que se van planteando, como menor atención que los olímpicos, pocos recursos y escasa repercusión mediática. A pesar de todo, cuando hay ganas e ilusión no hay obstáculo que pueda frenarnos”, subraya.

Su tesón, esfuerzo y talento le han guiado hasta convertirse en uno de los mejores jugadores y recibir el premio ITTF Star Awards, el mayor reconocimiento internacional del tenis de mesa. Pese a ello, nunca despega los pies del suelo: “Siempre hay que ser humilde tanto en la vida como en el deporte, hay que respetar, no existe rival inferior y hay que trabajar duro porque a veces el deporte es cruel y te toca sufrir derrotas”, añade.

Oro paralímpico, nuevo reto

El 8 de septiembre debutará en Río, en los que serán sus quintos Juegos Paralímpicos. “Estoy con mucha ilusión, cuando se van acercando los días noto cada vez más ese cosquilleo en el estómago. Estoy preparado para sacar lo mejor de mí”, asegura. Hace unos meses confirmó su reinado en el Viejo Continente tras lograr su 5º Europeo y en 2014 conquistó en China su 2º título mundial tras 16 años de espera.

Valera, con su oro en  Londres 2012.

Valera, con su oro en Londres 2012.

El mismo periodo de tiempo hace que ganó su único oro paralímpico en los Juegos de Sidney 2000 (también ha logrado un bronce en Pekín 2008 y dos platas en Londres 2012). Revalidar la medalla dorada en Brasil es el próximo reto: “Vengo de ser campeón del mundo y de Europa, así que el objetivo es ganar el oro y regresar a España con la medalla colgada al cuello. Va a ser muy complicado por los rivales, pero lo intentaré hasta el final”.

Valera es consciente de la llegada de jugadores jóvenes que vienen pisando fuerte y que tendrá que redoblar esfuerzos para subir una vez más al podio en unos Juegos. “El deporte paralímpico cada vez es más duro, la exigencia es mayor y hay rivales muy peligrosos. Conseguir medalla está caro pero sigo demostrando un buen nivel”, sostiene.

El andaluz confía en su buen revés y en colocar las pelotas en los ángulos como armas de juego para continuar dando guerra en el tenis de mesa. “Cada año pierdo un poco de musculatura y fuerza, así que tengo que ir adaptándome con otros recursos y paliarlo con inteligencia, habilidad y técnica. En unos Juegos hay que tener nervios de acero y la templanza necesaria para marcar las diferencias con los rivales. Confío en mantener la calma y lograr el esperado oro”, apostilla Valera.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar