Deportes sin barreras en el IES La Rosaleda

Algunos de los participantes en el evento organizado por alumnos de TSAAFD de La Rosaleda. Fuente: AD

Algunos de los participantes en el evento organizado por alumnos de TSAAFD de La Rosaleda. Fuente: AD

Más de 550 personas de la provincia de Málaga participan en la IX Feria del Ocio Activo y el Deporte Accesible que organizan los alumnos de este centro.

Jesús Ortiz García
Actualizado: 20/02/2015 15:45

Baloncesto en silla, voleibol sentado, atletismo, badminton, boccia y juegos de puntería y de coordinación fueron algunas de las disciplinas que destacaron en las instalaciones del IES La Rosaleda en unas ‘mini olimpiadas’ sin barreras. Más de 550 personas en sillas de ruedas, con síndrome de down o con deficiencia visual vivieron una jornada lúdico-deportiva.

Bajo el lema ‘El éxito está en el esfuerzo’, el centro de enseñanza de la capital malagueña ha celebrado su IX Feria del Ocio Activo y el Deporte Accesible para que los jóvenes de más de 30 asociaciones de la provincia disfrutasen de una decena de prácticas deportivas adaptadas a cualquier tipo de minusvalía.

Este instituto es pionero en este tipo de eventos e intentan que estas personas vean que a través del deporte pueden superar sus dificultades con independencia de sus características motrices, sensoriales o psíquicas. “Es un día especial de fiesta en el que hay 3 apartados importantes: las actividades físicas adaptadas, la zona de stands con empresas como Ortopedias Poyatos y otra de charlas con deportistas que vienen a contar sus experiencias”, ha explicado Miguel Ángel Moya, coordinador de este encuentro.

DSC_0202“La capacidad es algo muy relativo, un ejemplo de ello es Javier Mérida, quien nos visitó el año pasado, un deportista con una pierna amputada que supera retos cruzando a nado grandes travesías. Lo que entendemos en este centro es que todo el mundo tiene sus capacidades en función de sus posibilidades de movimientos, que utilizan para su desarrollo personal y social. Todos podemos hacer deporte, debe estar accesible para cualquier persona”, ha añadido este profesor.

Los estudiantes del ciclo de Técnico Superior en Animación de Actividades Físicas y Deportivas (Tsaafd) fueron los encargados de adaptar y dinamizar los juegos físico-deportivos que realizaron los colectivos. “Se les ve mucha felicidad cuando alcanzan las metas o superan retos que les proponemos con los ejercicios. Intentamos adaptar cada deporte con la idea de que no haya ganadores ni perdedores, sino que logren sus objetivos y se diviertan”, ha explicado Paco Pareja, uno de los alumnos.

Este acto ha contado con las historias de varios deportistas entre los que se encontraban Tomás Piñas, ex jugador de tenis de mesa en silla de ruedas, que acudió a 3 Juegos Paralímpicos (Atenas 2004, Pekin 2008 en el que fue bronce y Londres 2012). Otro de los que ha estado presente el canterano de Unicaja de baloncesto Óscar Lisbona, que tuvo que empezar de cero tras sufrir un accidente de tráfico que le dejó 32 días en coma y un año en silla de ruedas. Conseguir hablar y andar eran entonces los grandes retos de su vida. Ahora es monitor de deportes y entrenador de baloncesto con niños.

El malagueño Borja Vivas, subcampeón de Europa de lanzamiento de peso, también estuvo en el centro, antes de afrontar el campeonato de España de atletismo en pista cubierta que se celebra en Antequera el 21 y 22 de febrero y en el que apunta a lograr su 7º título nacional. Y otro deportista que dio una charla fue Christian Jongeneel, un apasionado nadador en aguas abiertas. Tras dejar el deporte de alta competicion se dedicó a realizar grandes retos, como cruzar el Estrecho de Gibraltar, el Canal de la Mancha, el Estrecho de Cook en Nueva Zelanda y la travesía de Puerta de la India con el objetivo de recaudar fondos para la Fundación Vicente Ferrer.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar