Descarrega-Blanquiño, un tándem de oro en el Mundial

El atleta tarraconense y su guía se proclaman campeones del mundo en los 400 metros lisos T11 en Londres en una accidentada carrera en los metros finales.

Jesús Ortiz García

Jesús Ortiz García

@JesusOrtizAD
18 de julio de 2017, 21:35

Con el paso sincronizado y con un ritmo elevado en cada zancada, Gerard Descarrega volaba hacia la meta pegado a Marcos Blanquiño, sus ojos en la pista. Pese a ir terceros en la última recta, la fatiga de sus rivales y la fortuna sonrió al tándem español, que ha hecho historia tras conquistar la medalla de oro en los 400 metros lisos T11 (deportistas ciegos) del Mundial de atletismo paralímpico que se disputa en Londres. El primer metal dorado para España en este campeonato.

Ambos se quitan una espinita en el estadio olímpico que acogió los Juegos de 2012, donde se quedaron muy cerca del podio tras ser cuartos en la misma prueba. Esta vez, el tarraconense y su guía han subido a lo más alto con una gran victoria, aprovechando casi sobre la línea de llegada los tropiezos de los brasileños Daniel Silva-Wenderl de Souza y los franceses Timothee Adolphe-Jeffrey Lami en un accidentado sprint final. Los campeones en Río 2016 pararon el crono en 51.46 segundos, lejos de su marca personal (50.22). “No ha sido nuestra mejor carrera, pero estamos muy contentos”, ha explicado Gerard.

Blanquiño y Descarrega en una carrera. Fuente: CPE

Blanquiño y Descarrega en una carrera. Fuente: CPE

Esta es la tercera presea que el deportista catalán consigue en un campeonato del mundo, ya que en 2015 en Doha fue plata y en 2011 en Christchurch (Nueva Zelanda) se llevó el bronce en su debut con 16 años. El atletismo se convirtió en una vía para continuar disfrutando del deporte cuando a los 12 años la retinosis pigmentaria que le detectaron con 4 años se agravó.

Llevaba una vida normal, jugaba al fútbol en las calles de la Selva del Camp (Tarragona) y en el tatami practicando taekwondo, pero tuvo que cambiar de disciplina por la pérdida de visión. Sufre una degeneración de la retina, también conocida como la ‘enfermedad del túnel’, ya que el campo visual y la agudeza se reducen cada vez más. Le costaba distinguir las líneas en la pista y sufría en las curvas. Hasta que en 2013 conoció a Marcos, que se ha convertido en el lazarillo de Gerard en el tartán.

Forman una pareja sin fisuras, cuyo éxito está en su gran complicidad y en las horas que le dedican al atletismo. Ahora están recogiendo los frutos de los últimos años de trabajo, con el oro paralímpico en Río y el título de campeón del mundo en los 400 metros. Aún pueden sumar otra medalla en este Mundial ya que competirán en los 200 metros.

Cerca del bronce

José Luis Fernández Taular luchó hasta el final por el bronce en los 400 metros T12 (deficiencia visual) pero no pudo obtener la medalla en su debut en un Mundial. El joven velocista andaluz, actual subcampeón de Europa en esta distancia, rozó la presea tras acabar 4º con un tiempo de 50.58 segundos, cerca de los 50.19 del turco Oguz Akbulut. El portuense tendrá otra oportunidad en las pruebas de 200 metros y 4×100.

José Luis Fernández Taular.

José Luis Fernández Taular.

Manuel Garnica y su guía Pedro García se metieron en la final de los 1.500 metros T11 (atletas ciegos) con el 4º mejor tiempo de su serie. El fondista cordobés, que fue 5º en los 5.000 metros con un registro de 16:09:28 que significa nuevo récord de España, peleará por subir al podio. “Me faltaron fuerzas en los últimos metros, era muy difícil, pero estoy contento, el viernes a darlo todo, siempre con esperanzas e ilusión”, ha comentado el andaluz.

No tuvieron la misma suerte Lia Beel y su guía David Alonso, que se quedaron a dos centésimas de entrar en la final en los 100 metros T11. La burgalesa logró un tiempo de 13.49 segundos, que supone mejor marca personal, aunque no se clasificó para luchar por las medallas. “Estamos muy contentos, pero me da rabia porque no he podido pasar a la final”, ha lamentado la atleta.

En triple salto T20 (discapacidad intelectual), Fernando Batista terminó en la 5ª posición alcanzando los 12.22 metros, batiendo su plusmarca personal. Mientras que Francisco Pérez acabó en la 7ª plaza con un salto de 11.90 metros. Y en los 100 metros lisos T12, la sevillana Sara Fernández no entró en la final tras ser 3ª en su serie con 13.50 segundos.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar