El belga Avermaet gana la mejor carrera del año

Fuente: RTVE

Fuente: RTVE

Greg Avermaet ha ganado el oro con un sprint portentoso contra el danés Jacob Fuglsang y el polaco Rafal Majka. ‘Purito’ llegó al grupo de cabeza y consigue un meritorio diploma olímpico en la que será su última carrera como profesional.

Javier Enrique García

Javier Enrique García

@Javier_Garvi8
6 de agosto de 2016, 22:18

La carrera disputada en Río de Janeiro será recordada como una de las mejores del ciclismo. 256 km repletos de caídas, escapadas, pavés, subidas, bajadas, y sobre todo mucha emoción en los últimos kilómetros de la carrera. El colombiano Sergio Henao y el italiano Vincenzo Nibali lideraban la carrera en una bajada que se prometía disputada entre dos hombres especialistas en curvas vertiginosas. Les seguía de cerca el rocoso Majka poco acostumbrado a estas lindes y sí a las de alta montaña. Se aprovechó de un caída de los dos hombres de cabeza y marchaba en solitario a la bajada en el llano.

Fuente: COE

Fuente: COE

El polaco intentaba mantener la distancia de 20” segundos con sus competidores pero el grupo de Van Avermaet, Fulgsang, Alaphilippe, Purito, Aru, Meintjes y Zeits reducía la distancia a cada pedalada. Cuando quedaban unos 5 kilómetros a meta Avermaet y Fulgsang lanzaban un ataque durísimo que el resto del grupo no pudo oponer resistencia. Ambos atrapaban a Majka y se decidiría la carrera en un emocionante sprint. El polaco se conformó con el bronce al no ser un ciclista con mucha fuerza explosiva, se lo jugarían todo el danés y el belga. La suerte cayó del lado del belga Avermaet con una espectacular carrera que le otorgaba una medalla de oro disputadísima.

Purito consigue el diploma

El catalán y jefe del equipo Kathusa no pudo despedirse mejor del deporte que ha amado toda su vida. Se marcha del mundo profesional pero seguirá subiendo los durísimos puertos de Andorra, país donde reside desde hace varios años para mejorar su entrenamiento. Consiguió un diploma olímpico que pudo convertirse en una medalla si el equipo español hubiera estado mejor de piernas. Alejandro Valverde no se encontraba bien y el resto del tándem español no pudo acabar una carrera muy accidentada.

“Es una pena que se haya quedado tan cerca. Nos hemos quedado cortados en una bajada, por una caída delante y nos hemos tenido que emplear para cazar, y como no iba le he dado todo por él. La carrera muy exigente, con bastante más calor del que esperábamos”, ha analizado el corredor murciano al término de la carrera.

Fuente: COE

Fuente: COE

En las redes sociales con el hastag #ciclismoruta los aficionados opinaron durante el desarrollo de la prueba en Brasil. Existía unanimidad en una cosa: la de Río ha sido una de las carreras más bellas de los últimos tiempos. El ciclismo es un deporte que recibe injustificadamente o no criticas por ser muy aburrido pero la de hoy ha sido un auténtico espectáculo con la caída de un favorito como Christopher Froome o el abandono del colombiano Pantano.

En la previa se vislumbraba una carrera para hombres como Julian Alaphilippe o Avermaet por su gran capacidad para subir puertos cortos con pendientes de más del 8% y a la vez por poseer una bajada portentosa. No era una carrera para hombres escaladores tipo Nairo Quintana si no una prueba para ciclistas con un gran abanico de cualidades. Avermaet se llevó el gato al agua y consigue devolver a su país una medalla que no conseguían desde Andre Novelle, en 1952.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar