El Real Club Mediterráneo da un paso más

La entidad malagueña sigue adelante con su proyecto y empieza a construir el primer edificio de su puerto deportivo.

Reinaldo Rodríguez

Reinaldo Rodríguez

@ReinaRguez
28 de marzo de 2017, 20:00

El Real Club Mediterráneo ha comenzado ya a construir el primer edificio de su puerto deportivo, y que se ubica en la nueva zona de influencia de Málaga. Al acto que ha tenido lugar en el final del Dique de Levante, en el Restaurante de La Marina, han asistido el presidente de la autoridad portuaria, Paulino Plata, acompañado del presidente del Real Club Mediterráneo, Manuel Narváez y el arquitecto del proyecto, Manuel Caro.

Manuel Narváez ha apoyado una modernización de esta zona, con unas instalaciones abiertas para todos los malagueños. “El club cuenta ya con 6.000 socios, unos 1.000 asociados y niños que no cuentan como socios pero que cada vez son más”, ha señalado. De este modo, los éxitos del Club Real Mediterráneo le han llevado a que en el próximo mes de septiembre el Ayuntamiento de Málaga le conceda la medalla de la ciudad.

Hace ahora dos años que concluía la primera, de las dos fases, que tiene la construcción de su puerto deportivo. Tras finalizar la zona náutica de la Marina, con capacidad para 113 atraques, de los ya vendidos más del 60%. Los beneficios que han ofrecido dichas ventas posibilitan la construcción de la segunda fase del proyecto sin la necesidad de financiación por parte de socios, ya que es un presupuesto separado del propio club.

Nuevo edificio Real Club Mediterráneo. Fuente: Avance Deportivo

Nuevo edificio Real Club Mediterráneo. Fuente: Avance Deportivo

La segunda fase consta de dos edificios, uno primero que se sitúa en un lugar de gran atención por parte de los malagueños, y un segundo edificio que será la construcción del hotel del puerto, que supone, no solo un nuevo reto, sino un nuevo diseño de la futura ciudad. “Todo esto, con el compromiso de estar acabado para 2019“, ha señalado Manuel Narváez.

El nuevo edificio será un complejo deportivo que consta de dos plantas, una inferior dedicada exclusivamente a la práctica de remo, deporte con el que se origina el Real Club Mediterráneo desde hace 144 años. Y, en la planta superior, situada al nivel de la calle, se ubicarán los gimnasios, los vestuarios y las salas multiusos, “con el fin de ofrecer a los malagueños y a las entidades deportivas un lugar donde hacer deporte, poder recibir enseñanzas náuticas, o ser punto de encuentro entre diferentes federaciones”, ha puntualizado el presidente que ha hecho hincapié en “este es el impulso que podemos ofrecer a Málaga como ciudad del futuro”.

Por su parte, Paulino Plata ha hablado de la mejora en la economía que permite una mayor inversión en este tipo de proyectos. Además, el presidente de la autoridad portuaria, ha incidido en la nueva perspectiva que todos los malagueños iban a poder contemplar desde esta parte de la ciidad. “La nueva perspectiva es la más bonita de toda Málaga, el nuevo horizonte de la ciudad es espectacular”, ha dicho Paulino Plata que ha deseado todos los éxitos posibles al RCM.

Por último, Manuel Caro ha detallado los aspectos más técnicos y formales. El edificio cuenta con dos plantas, con una inversión de 800.000 euros, de una duración en la construcción de nueve meses aproximadamente. En cuanto a los aspectos formales, “hemos aprovechado al máximo el espacio y minimizado la perdida de energía, con una forma de U que se abre al norte de la ciudad”, ha concretado el arquitecto, quien ha señalado la conexión existente con el centro Pompidou y la Farola, al iluminarse el interior en las horas nocturnas, “reforzando la integración en el entorno en que se enclava el edificio”.

EL DATO: en el intento de ahorrar costes, el Real Club Mediterráneo no ha contratado a ninguna constructora externa, sino que ha integrado en el club a arquitectos y aparejadores, como son Manuel Caro y el aparejador José Nuñez

 

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar