Fran Garrigós, potencia y osadía sobre el tatami

El joven judoka Fran Garrigós tras ganar el Europeo júnior en Bucarest. Fuente: club Brunete.

El joven judoka Fran Garrigós tras ganar el Europeo júnior en Bucarest. Fuente: club Brunete.

El joven mostoleño, campeón de Europa júnior, es el número 1 del mundo en -60 kilos y una joya del judo español, forjado bajo el mando de Quino Ruiz. 

Jesús Ortiz García
Actualizado: 24/09/2014 13:30 horas

‘Sólo una cosa vuelve un sueño imposible: el miedo a fracasar’. Esta frase de Paulo Coelho la lleva grabada Francisco Garrigós, una de las joyas más preciadas del judo español. Con 19 años otea un objetivo complicado pero viendo su progresión está a su alcance: los Juegos Olímpicos de Río 2016. Con trabajo, desparpajo y fortaleza física se erige como número 1 del mundo en -60 kilos tras conquistar el oro en el Europeo júnior. Su próxima meta, una medalla en el Mundial.

El mostoleño de 19 años crece a pasos agigantados bajo la batuta de Quino Ruiz, un gran referente de este deporte en España, que suele sacar la mejor versión de sus pupilos. Garrigós acaba de proclamarse campeón de Europa en Bucarest (Rumanía) tras vencer con contundencia a duros rivales como el israelí Asaf Almog, al azerbaiyano Mehman Sadigov, al francés Walide Khyar y en la final al georgiano Ivane Javakhishvili.

Garrigós y Quino Ruiz. Fuente: FG

Garrigós y Quino Ruiz. Fuente: FG

“Es mi mayor logro hasta el momento, llevaba todo el verano preparando este campeonato, con muchas horas de entrenamiento y trabajo. Después del 5º puesto en el Grand Prix de Croacia una semana antes, me veía con muchas opciones de ser campeón de Europa. Ahora me encuentro en mi mejor momento, estoy bien físicamente y a buen nivel en combate”, explica.

Su victoria en el Viejo Continente también le ha ayudado a encaramarse en lo más alto del ranking y afrontar el próximo Mundial júnior en Miami (comienza el 22 de octubre) con la maleta cargada de optimismo. “El Europeo me ha dado confianza para las siguientes competiciones. Mi entrenador me hace ver que puedo ganar a cualquiera, así que en el campeonato del Mundo quiero pelear por una medalla. Ya he estado en 2 ediciones y no he pasado de 2ª ronda, en ambas ocasiones fui eliminado por el judoka de China Taipei. Espero que a la 3ª sea la vencida”, recalca.

El maestro Quino Ruiz confía en las posibilidades de su pupilo: “Para el Mundial es candidato a medalla, pero en este deporte al menor descuido te vas para casa. Viendo el grado que tiene de concentración, la seriedad en los entrenamientos y la ilusión de ganas y progreso, peleará por el podio”.

‘Un judoka 10’

Garrigós, que comenzó a practicar judo en el gimnasio Lee de Móstoles a los 4 años, tiene como gran referencia al japonés Tadahiro Nomura -3 veces campeón olímpico- y a su entrenador Quino, subcampeón del mundo en 1991. “Me está ayudando mucho a crecer en el tatami, nos motiva y confía en lo que hacemos”, apunta el joven, que este año también ha sido campeón absoluto de España por primera vez.

El responsable del club Brunete de judo y seleccionador español en los últimos 13 años -cargo que acaba de dejar-, asegura que Garrigós tiene los mimbres para mantenerse en la élite muchos años. “Es disciplinado, un judoka muy completo, tiene un gran físico y asimila todo lo que le explicas. En el judo de pie tiene que perfeccionar unas cosas pero es magnífico, y en suelo ha mejorado mucho. Técnica, física y tácticamente es un judoka 10 para mí. Tiene un gran futuro y apostamos por él porque llegará lejos”, subraya.

Garrigós durante un combate. Fuente: AD

Garrigós durante un combate. Fuente: AD

Tal es su dedicación a este deporte, que a veces le ‘prohíbe’ la entrada al gimnasio: “Fran es incansable, una persona muy trabajadora y a veces tengo que obligarle a que se vaya a casa. Tendré que cerrar las puertas para que descanse”, bromea. “Tengo que seguir trabajando porque viene lo más difícil, que es mantenerse entre los mejores, ojalá pueda seguir en un gran nivel y subir a más podios”, añade el alumno.

Una de las claves está en salir a competir en citas internacionales. “Necesitamos ir a combates en el extranjero para coger experiencia y poder optar a medallas. Es complicado pelear con judokas de otros países que tienen más competiciones”, lamenta el madrileño. Su gran sueño es clasificarse para los Juegos de Río de Janeiro 2016: “Entreno duro porque quiero estar en las Olmpiadas. Está difícil pero no imposible, no hay miedo”.


Francisco Garrigós Rosa
Móstoles (Madrid), 9-12-1994
Campeón de Europa júnior en Bucarest (Rumanía) 2014
Medalla de oro en el campeonato de España absoluto de judo
Bronce en el campeonato Europeo junior en Sarajevo 2013
Oro en la European Cup de Málaga 2013
Medalla de plata en el Open Panamerican 2013
Plata en el Campeonato de España absoluto 2013 y bronce en el de 2012
Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar