Israel Blanco alcanza el podio en el Europeo de parabobsleigh

El piloto asturiano de parabobsleigh, Israel Blanco, durante una carrera. Fuente: AD

El piloto asturiano de parabobsleigh, Israel Blanco, durante una carrera. Fuente: AD

El piloto asturiano finaliza 5º en el campeonato continental y 8º en la Copa del Mundo disputada en Oberhof (Alemania).

Jesús Ortiz García

Jesús Ortiz García

@JesusOrtizAD
27 de enero de 2017, 20:22

Israel Blanco sigue escalando etapas en su aventura en el parabobsleigh, disciplina en la que acaba de lograr una medalla en el Europeo. El piloto asturiano sigue haciendo historia sobre el trineo en el tobogán helado, tras alcanzar el podio en el campeonato continental celebrado en Oberhof (Alemania).

El deportista español ha terminado en la 5ª posición (los 6 primeros clasificados logran medallas), mientras que paralelamente se ha disputado dos pruebas de la Copa del Mundo, donde Blanco ha finalizado en el 8º y 9° puesto, para ser 6° en la clasificación general de esta competición entre más de 20 participantes.

Israel Blanco tras recibir la medalla. Fuente: AD

Israel Blanco tras recibir la medalla. Fuente: AD

En la primera bajada, el corverano ha completado el recorrido en 49.88 segundos, casi el mismo registro ha obtenido en la segunda manga, con 49.89, quedándose a 1.43 segundos del campeón, el letón Arturs Klots. Este sábado volverá a disputar otra prueba de Copa del Mundo en el circuito alemán de Oberhof. Esta es la 2ª medalla internacional que conquista, ya que logró un bronce en noviembre en Park City (EE.UU.).

“Estoy muy contento, cada vez estoy mejor y voy progresando pese a que me enfrento a pilotos que entrenan a diario en instalaciones adecuadas y en mi caso apenas entreno en los días previos a la competición”, ha explicado.

Cuando hace poco más de dos años el director deportivo del ‘Spanish Bobsleigh’, Javier Pintado, le propuso enrolarse en esta disciplina de bobsleigh adaptado, Israel no se lo pensó. Nunca antes había visto un bólido sobre hielo, tampoco había pisado la nieve, pero su curiosidad y ganas de superación le llevó a probar este deporte, que ha entrado en el programa paralímpico a partir de 2022 en Pekín, aunque estará de exhibición en Pyeongchang (Corea) en 2018.

“Aún me queda el Mundial la próxima semana en Saint Moritz (Suiza) y voy a por todas, a darlo todo. Ya para la próxima temporada confío en poder entrenar alguna semana en el hielo para ser más competitivo y estar más cerca de los mejores”, ha añadido.

Blanco, que con 21 años perdió la pierna izquierda en un accidente laboral y sufrió daños en la derecha, compagina el parabobsleigh con su labor de entrenador de un equipo benjamín de balonmano. Pese a su inexperiencia y a contar con pocos recursos para afrontar los entrenamientos en el hielo y los gastos de los viajes, ya se codea con los mejores pilotos del mundo.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar