Israel Oliver consigue su 2º oro con mucha superioridad

Israel Oliver en Río. Fuente: Diego Luchini

Israel Oliver en Río. Fuente: Diego Luchini

El nadador madrileño se ha vuelto a colgar el oro en la final de 200 estilos en categoría SM11 y ha logrado, así, su 2ª medalla paralímpica en tan sólo 3 días.

Javier Enrique García

Javier Enrique García

@Javier_Garvi8
17 de septiembre de 2016, 00:26

Israel Oliver ha vuelto a subirse a lo más alto del podio en Río, esta vez en la prueba de los 200 estilos en categoría S11, un par de días después de su primer oro paralímpico tras más de 3 Juegos intentándolo sin éxito. El nadador español se ha quitado la espinita y, sobre todo, una presión descomunal que le ha brindado un desparpajo sobre el agua para ganar otra presea dorada. Ha liderado la carrera en todo momento y en el último largo ha sacado más de 2 segundos al ucraniano Viktor Smyrnov, que ha sido plata.

“Vivir un oro paralímpico era algo inalcanzable para mí y hacerlo por 2ª vez es alucinante, intentaré controlar las lágrimas por lo menos y saborear aún más el himno“, ha manifestado un Oliver radiante a la conclusión de la prueba.

Israel Oliver tras ganar los 200 estilos. Fuente: AD

Israel Oliver tras ganar los 200 estilos. Fuente: AD

Con la plata de Nuria Marqués, Oliver saltaba a la piscina para demostrar su superioridad aplastante y lograr una nueva medalla más para España que continúa en forma ascendente en el medallero. El madrileño ha acabado la prueba con un tiempo de 2:24.11 para sacar más de 3 segundos al tercer clasificado, el chino Bozun Yang (2:27.82).

Oliver ha certificado con esta nueva presea una carrera llena de éxitos desde que debutara en Atenas con tan sólo 16 años. En esos Juegos Paralímpicos consiguió la medalla de plata en los 4×100 estilos y la de bronce en 100 mariposa. En la categoría de S11 (ciegos o deficientes visuales) ha ganado además 7 diplomas entre Pekín 2008 y Londres 2012.

“No me fiaba de los contrincantes, yo sabía que el chino (actual campeón del mundo) podía pegarme el empujón y los ucranianos. Por eso me he dicho que en los últimos metros reviente para asegurarme“, ha declarado el nadador español.

El nadador perdió parte de la visión de un ojo a los 5 años y la del otro a los 9. En sus primeros años de carrera pertenecía a la clase S12 para nadadores con discapacidad visual severa, pero en Londres 2012 comenzó a competir en la clase S11 para ciegos totales.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar