Izaskun Oses se lleva el bronce en los 1.500 metros

La atleta navarra, Izaskun Oses, logra la medalla de bronce en 1.500 metros en los Juegos de Río. Fuente: CPE

La atleta navarra, Izaskun Oses, logra la medalla de bronce en 1.500 metros en los Juegos de Río. Fuente: CPE

La atleta navarra con discapacidad visual se lleva la medalla en los Juegos Paralímpicos de Río tras un gran final de carrera.

Jesús Ortiz García

Jesús Ortiz García

@JesusOrtizAD
10 de septiembre de 2016, 16:24

Izaskun Oses ha logrado la 6ª medalla para España en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro tras colgarse el bronce en los 1.500 metros. La atleta navarra sube al podio en la categoría T12-13 (discapacidad visual) después de un gran final de carrera que se decidió en la última recta.

La deportista española comenzó la prueba rezagada, se mantenía entre las últimas corriendo a buen ritmo y reservando energías. Las tunecinas Samaya Bousaid (oro) y Najah Chouaya (plata) se habían escapado desde el principio y no han dado opciones al resto.

Ya en la recta final, Izaskun ha apretado para ganarle el bronce por 3 décimas a Daniela Velasco, aunque finalmente la mexicana fue descalificada. Un tiempo de 4:39.99 (mejor marca personal) le ha permitido conquistar su primera medalla en su debut en unos Juegos Paralímpicos.

Izaskun con la medalla de bronce. Fuente: José Ángel Pérez

Izaskun con el bronce. Fuente: José Ángel Pérez

“Tenía confianza en lograr medalla y ha salido bien. Mientras corría solo pensaba en disfrutar y en darlo todo. Sabía que las tunecinas iban a ir muy rápido y una vez que se han marchado, decidí no gastar fuerzas, aunque me han empujado bastante, para darlo todo en los últimos 100 metros”, ha explicado. Aún le quedan dos pruebas en Río, el 400 y el relevos 4×100: “Saldré a disfrutar e intentaré lograr lo máximo”.

Apenas un año de adaptación

Con coraje, pundonor y perseverancia, Izaskun logra a sus 32 años el mayor éxito en su carrera deportiva y después de un año en el que ha tenido que tomar decisiones y hacer cambios. La enfermedad ocular degenerativa que padece (tiene un 5% de visión en un ojo y entre un 10 y un 15% en el otro) se vio agravada en octubre de 2015 por un glaucoma que le obligó a dejar su profesión como enfermera.

Aquello le permitió dedicar más horas al atletismo, el cual practica desde hace tiempo pero hasta hace poco competía con gente sin discapacidad. Aunque sus inicios en el deporte fueron en el taekwondo, donde fue campeona de España juvenil y sub 21 y bronce en junior, cambió el tatami por las zapatillas de clavos.

Sus problemas de visión empeoraron hace menos de un año pero no fueron obstáculos para la navarra, que se propuso el reto de clasificarse para los Juegos de Río. En poco tiempo tuvo que adaptarse a los 1.500 metros ya que su prueba fuerte, los 800 metros, no forma parte del programa paralímpico.

Y demostró que es una atleta hecha de otra pasta cuando en su primer Europeo en junio ganó 2 platas en los 400 y en los 1.500 metros en Grosseto (Italia). Ahora, la recompensa al esfuerzo y al trabajo le ha llegado con un metal de bronce en Río de Janeiro.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar