Jennifer Miranda y Kelvin de la Nieve, puños listos para Baku

Los boxeadores españoles Kelvin de la Nieve y Jennifer Miranda. Fuente: AD

Los boxeadores españoles Kelvin de la Nieve y Jennifer Miranda. Fuente: AD

Las referencias del boxeo amateur en España afrontan los Juegos Europeos en Azerbaiyán con la máxima expectativa y confiados en lograr medallas.

Jesús Ortiz García

Jesús Ortiz García

@Jesusortizgar
13 de Junio de 2015, 13:05

Mueven la cintura, esquivan golpes y sueltan directos y ganchos eléctricos. Sus vidas están forjadas desde el cuadrilátero, entre sacos, guantes y cuerdas que les han convertido en referencias del boxeo español. Con tenacidad y trabajo, Kelvin de la Nieve y Jennifer Miranda han cimentado su hegemonía en España. Ambos púgiles pelean con un objetivo claro: estar en los Juegos de Río 2016. Mientras esperan su tren en el próximo Mundial que reparte las plazas olímpicas, afrontan un test serio en los Juegos Europeos de Baku.

Jennifer, de azul, en un combate. Fuente: AD

Jennifer, de azul, en un combate. Fuente: AD

Desde 2009 está imbatida en los campeonatos nacionales con 7 entorchados que la erigen como la mejor del arte noble en la categoría de 60 kilos. Jennifer sigue acumulando trofeos y medallas en las estanterías, confirmando el gran momento por el que atraviesa, tras ganar el oro en el Torneo Internacional Boxam en Cartagena y revalidar su título de campeona de España por 7ª vez consecutiva.

“Soy consciente de que en este país no hay tanto nivel como en competiciones internacionales, pero venía de ganar el Boxam, que fue muy duro, así que sabía que iba a ser mío. Estoy contenta porque he hecho mi trabajo, gané los 3 combates, estuve cómoda en el ring y todas las cosas que intentaba me salían bien. Este campeonato lo acogí como entrenamiento para los Juegos Europeos”, explica.

La andaluza, que vive y entrena en la residencia Blume de Madrid, asegura que cada vez sus adversarias se lo ponen más difícil. “Las chicas vienen preparadas y con muchas ganas, por ello nunca hay que relajarse y estar al 100%. Tuve combates complicados, pero ya van 7 años reteniendo el título. No puedo pedir más”, insiste.

Esta ‘tormenta’ en el cuadrilátero está más que preparada para asaltar las medallas en Baku. “Ya me he enfrentado con las mejores del mundo, sé el panorama que me voy a encontrar y tendré que ir con un nivel muy alto si quiero llegar lejos. En estos años atrás me esforzaba mucho y siempre me quedaba en el casi puedo ganarles, pero ahora sé que estoy capacitada para que los combates sean de tú a tú. He ganado en confianza, estoy al nivel de ellas, sé que puedo ganarles y voy con el objetivo de conseguir la medalla”, dice.

Su gran meta la tiene fijada en 2016, cuando se disputará el Mundial que dará las plazas para los Juegos Olímpicos. “Es la única posibilidad, todo nos lo jugamos a una sola carta. Voy a ir a por todas a por esa única oportunidad porque quiero estar en Río de Janeiro. Será difícil porque sólo hay 3 pesos considerados olímpicos, así que todas las campeonas del mundo y continentales van a bajar o a subir de peso para optar a ir”, añade.

La 10ª de Kelvin

De la Nieve, a la derecha. Fuente: Feboxeo

De la Nieve, a la derecha. Fuente: Feboxeo

Imparable y sin límites, Kelvin de la Nieve continúa siendo el rey del boxeo amateur en España tras conquistar su 10º título de campeón en peso mosca (-52 kilos). “Con los años es más difícil ganar un campeonato, el nivel está subiendo, los boxeadores están más preparados y veo en ellos más ganas cuando se enfrentan a mí, buscan hacer historia desbancándome, pero de momento, tendrán que esperar un año más”, recalca.

Tras un 2014 con buenos resultados como un bronce en el Europeo y una plata en el Memorial Feliks Stamm de Polonia, el onubense de origen dominicano vive uno de los momentos más dulce de su carrera. Además del oro en el Boxam de Cartagena, también ha logrado esta temporada una victoria con su equipo de los British Lionhearts en las Series Mundiales, una liga semiprofesional al estilo NBA.

“Ha sido muy dura, una competición nueva para mí y me costó mucho adaptarme. Hubo combates que se me escaparon por pequeños detalles técnicos y me ha servido de preparación para Baku y el Europeo de este verano. Me ha ayudado para estar más en alerta y me ha hecho elevar mi nivel de sufrimiento. He subido un peldaño al medirme a rivales mejores”, relata.

Ahora, De la Nieve llega a los Juegos Europeos como muy motivado y apunta al podio. “Tengo una preparación física buena y a estas alturas de la temporada, no debería tener otro objetivo que no fuese una medalla. Los primeros clasificados para Bakú tendrían plaza para el Mundial, así pasaría un verano más tranquilo. Y si no, pues a competir fuerte en el Europeo en agosto. Después de haber sido olímpico en Pekín 2008 y Londres 2012, tengo los Juegos de Río 2016 entre ceja y ceja”, apostilla.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar