Kelvin de la Nieve: “El billete para Río de Janeiro 2016 lo tengo entre ceja y ceja”

El boxeador onubense, Kevin de la Nieve, durante un combate. Fuente: Kelvin de la Nieve

El boxeador onubense, Kevin de la Nieve, durante un combate. Fuente: AD

Jesús Ortiz García
Actualizado: 29/12/2014 11:24 horas

Con menos de 50 kilos y 1,63 metros de altura, Kelvin de la Nieve es uno de los mejores púgiles del Viejo Continente. El onubense afrontará a partir del 16 de enero el reto de convertirse en el primer español en disputar las World Series Boxing, una liga semiprofesional al estilo NBA, con franquicias en diferentes países, draft y playoffs. Competirá con los Lionhearts británicos y espera que el campeonato le sirva para coger rodaje de cara a sus grandes objetivos en 2015: el Europeo y el Mundial. El 9 veces campeón de España y reciente bronce en el Europeo, sólo tiene ojos para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Después, no descarta dar el salto al boxeo profesional.

Pregunta.- Primer español en disputar las World Series Boxing, ¿cómo lo afronta?

Respuesta.- Con muchas ganas, es un reto participar en una competición de gran prestigio y con boxeadores de nivel, estarán los mejores del mundo y sólo con el hecho de ir y entrenar con ellos es increíble. Es una liga en la que hay una serie de equipos que compiten entre sí durante 4 o 5 meses y cada uno tiene 5 boxeadores titulares. Estamos viendo como va a plantear mi equipo este torneo, ya que parece que en principio voy a ser reserva del campeón de Europa (el galés Selby). Pero me hace ilusión y me gustaría tener varios combates.

Kelvin de la Nieve. Fuente: AD

Kelvin de la Nieve. Fuente: AD

P.- ¿Qué supone para usted?

R.- Es un orgullo, quiero aprender en el ring y espero que mi experiencia en la NBA del boxeo sirva para abrir puertas a promesas españolas para que en un futuro vayan a esa competición con un poco de más conocimiento. No opto a ser el campeón del torneo, pero sí a absorber todo lo que pueda y a conseguir una buena experiencia. Esta competición me dará rodaje para el campeonato de Europa y del mundo.

P.- ¿Cómo accede un español a una competición de este nivel?

R.- A los que venimos de países que no tienen franquicias nos dieron la oportunidad de entrar a través de un draft al estilo de la NBA, con la única diferencia del sueldo (risas), aquí cobramos poco. Todos los boxeadores del equipo español mandamos un currículum deportivo para que algún equipo nos fichara y a mí me eligió Italia e Inglaterra y fueron los Lionhearts British los que más fuerte apostaron. En nuestro grupo pelearemos con púgiles de Rusia, Cuba, Ucrania y Venezuela, 4 equipos muy potentes, el nivel es casi más alto que un Mundial.

P.- ¿Cómo lleva la preparación?

R.- He estado lesionado casi 2 meses por una contusión fuerte en el dedo gordo de la mano derecha y una tendinitis en la rodilla y estoy aprovechando el parón para recuperarme y ponerme a punto físicamente. Estoy entrenando en la residencia Blume con el seleccionador Rafael Lozano y en Huelva con Bienvenido Ayoza hijo. Su padre me lo enseñó todo sobre el boxeo, fue mi mentor y ahora es él quien intenta transmitirme sus conocimientos. Es muy joven pero se parecen en muchas cosas, como en la implicación que le pone en la enseñanza. Tengo margen de mejora y con respecto a la temporada pasada, puedo decir que tengo más combates, más paciencia y confianza en mí mismo.

P.- Dice adiós a un 2014 en el que ha logrado su 9º título de campeón de España, una plata en un torneo internacional y un bronce en el Europeo, ¿se han cumplido los objetivos?

R.- Por supuesto, estoy muy contento porque este año hemos hecho pocos torneos y en casi todos subí al podio. Gané la medalla de oro en la categoría de -52 kilos en España, fui plata en el Memorial Feliks Stamm de Polonia y bronce en el campeonato de la Unión Europea, aunque pudo ser un metal de mayor valor si los árbitros nos tuvieran más consideración, si España tuviese un poco más de poder en el mundo del boxeo. Los jueces cuando los combates están muy reñidos y dudan, nunca tiran para los españoles. Es una pena pero no podemos tirar la toalla, hay que pelear con ello.

P.- Los boxeadores también peleáis contra la báscula, ¿cómo lo lleva en épocas como Navidad?

R.- Lo del jamón serrano o el turrón está prohibido (risas) si tenemos que competir para estar en nuestro peso ideal. Los kilos que marquemos determinan la categoría y si puedes o no pelear. La Navidad es como una época más ya que sólo tengo descanso el 25 de diciembre y el 1 de enero, el resto lo paso sobre el cuadrilátero. Para estar en mi peso, la noche antes de competir ingerimos los alimentos justos, a veces no cenas ni bebes y te abrigas más para sudar.

El púgil español en un combate. Fuente: AD

El púgil español en un combate. Fuente: AD

P.- ¿Qué objetivos se fija para 2015?

R.- Mi objetivo principal es el Europeo y el Mundial, los torneos más importantes del año porque otorgan las plazas para los Juegos Olímpicos de Río. Primero me centraré en el campeonato de Europa en agosto y buscaré estar entre los 8 primeros para clasificarme para el Mundial. Lo veo factible, debería conseguirlo, sería un fracaso si no voy. Pero no hay que lanzar campanas al vuelo porque será complicado, si tengo un mal cruce puedo quedarme fuera a la primera, aunque confío en mis opciones y sé que puedo lograrlo.

P.- ¿Y ya piensa en los que serían sus terceros Juegos Olímpicos?

R.- Desde que terminó mi participación en Londres 2012, el billete para Río de Janeiro 2016 lo tengo entre ceja y ceja. Si en el Europeo quedo entre los 3 primeros me clasificaría para las Olimpiadas y en el Mundial pasa igual. Fácil no es, pero voy a luchar y a darlo todo para estar allí. Y una vez en Brasil puedo lograr un buen resultado, si tengo un poco de suerte en los cruces puedo pelear por medallas.

P.- A unos Juegos ya no podrá ir su compañero Jonathan Alonso ‘Maravilla’ porque ha dado el salto al profesionalismo, ¿contempla dejar el campo amateur en un futuro?

R.- Es cuestión de que llegue la oportunidad. No estaría mal, me gustaría probarlo el día de mañana, competir en la APB, que es una competición semiprofesional o dar ese salto completo al profesionalismo. Aunque lo primero es participar en los Juegos Olímpicos y después ya se verá.

P.- ¿Y qué tal lleva su faceta como entrenador?

R.- Me encanta, trabajo junto a varios compañeros dando clases a niños y formando a jóvenes en San Juan del Puerto (Huelva) y hay chicos que apuntan maneras. Estoy muy contento con esta labor e intento aportar mi granito de arena. Trato de hacerles ver que tengan el boxeo como un hobby, que se diviertan haciendo deporte, que tengan claro que la prioridad son los estudios, que vayan a clase y que aprueben. El boxeo es una afición que conlleva un sacrificio, deben ser buenos estudiantes y con buen comportamiento en sus casas, si no es así, no vienen a entrenar. Queremos que aprendar a boxear pero que sean lo más correcto en su comportamiento en el día a día.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar