Llorenç Gómez: “Vamos a Baku con el sueño de lograr una medalla”

El jugador de la selección española de fútbol playa, Llorenç Gómez, intenta una chilena. Fuente: AD

El jugador de la selección española de fútbol playa, Llorenç Gómez, intenta una chilena. Fuente: AD

Jesús Ortiz García

Jesús Ortiz García

@Jesusortizgar
18 de Junio de 2015, 15:55

Su flechazo con el fútbol playa llegó de casualidad, mientras se recuperaba en la arena de Torredembarra de una lesión de rodilla con 19 años. Desde entonces, se ha convertido en su estilo de vida y su progresión ha sido fulgurante, ha jugado en las mejores ligas europeas y acaba de conquistar la Champions con el BSC Kristall ruso. A sus 23 años Llorenç Gómez es un pilar de la selección española, con la que ha heredado el ’10’ de Ramiro Amarelle, mito de este deporte y su gran referencia. Ahora quiere añadir nuevos títulos a su palmarés: una medalla en los Juegos Europeos de Baku y en el Mundial.

Llorenç tras ganar la Champions.

Llorenç tras ganar la Champions.

Pregunta.- Primer español en ganar una Champions de fútbol playa, ¿qué se siente?

Respuesta.- Estoy en una nube, no me imaginaba un momento así, es la 3ª vez que la disputaba y por fin he logrado levantar el trofeo. Ha sido una competición exigente porque la mayoría de rivales eran muy fuertes a partir de octavos de final. Nosotros íbamos bien preparados y hemos ganado los partidos con bastante solvencia, incluso la final, 6-2 al Catania. A nivel individual también estoy contento porque hice 10 goles y con mi entrega y trabajo ayudé al equipo.

P.- En febrero le fichó el BSC Kristall para jugar en la mejor liga del mundo, ¿se ha adaptado al frío ruso?

R.- Todavía no (risas), se echa de menos el sol, hay demasiados días nublados y con frío. En San Petersburgo jugamos partidos en instalación indoor y también al aire libre con lluvia y mal tiempo, a veces se me ponen los pies morados (risas). Viajé un mes antes de iniciar la competición para adaptarme a la ciudad y fue un poco difícil porque, además, la gente no es tan abierta como en España y yo que soy muy extrovertido, lo pasé mal al principio. Ahora ya está todo en orden y me he sentido muy arropado por mis compañeros, hemos creado una gran familia.

P.- Ahora regresa a la selección española para disputar los Juegos Europeos de Baku, ¿cómo acoge este torneo?

R.- Toca cambiar el chip y centrarse en la selección, hemos estado concentrados y ya estamos listos para competir en Baku con mucha ilusión y optimismo. El equipo está compuesto por deportistas de alto nivel y con ganas de afrontar este reto de los Juegos Europeos. Vamos a pelear por estar en lo más alto, es complejo por el nivel que hay, pero cuando hay mucho trabajo detrás y un gran bloque, todo indica que es posible. Iremos partido a partido y con el sueño de lograr una medalla en Baku.

Llorenç Gómez en un partido.

Llorenç Gómez en un partido.

P.- El fútbol playa es uno de los deportes no olímpicos que estará en Baku, ¿sueña con estar en unas Olimpiadas?

R.- Todos los deportistas soñamos con competir en unos Juegos Olímpicos, para nosotros sería un lujo que el fútbol playa fuese olímpico. Ojalá llegue ese momento algún día, porque es un deporte de mucho espectáculo, de jugadas increíbles y donde la gente se lo pasa en grande.

P.- En la fase de grupos de los Juegos Europeos os ha tocado Hungría, Italia y Rusia, ¿qué destaca de los rivales?

R.- Italia es una selección que en los últimos 2 años está realizando muchos stages de preparación, tiene un nivel alto y está en continua progresión, será un partido duro. Hungría no es tan fuerte pero se está poniendo las pilas, crece poco a poco. Y Rusia es actual campeona del mundo y de la Liga Europea. Muchos de mis compañeros del Kristall juegan en la selección rusa y será bonito enfrentarme a ellos. Además, también les tenemos ganas porque en la final del pasado Mundial de Tahití y en la de la Liga Europea en Torredembarra nos ganaron, así que queremos revancha (risas), es el rival a batir y será un reto.

P.- En septiembre se disputa el Mundial, ¿cuál es el objetivo?

R.- Nos ha tocado un grupo muy difícil con Irán, que ha evolucionado mucho en tan poco tiempo, un equipo muy completo y que será complicado batirles. También nos mediremos a México, que a priori es el rival más asequible, pero cualquiera te puede ganar y, por último, Brasil, un país donde nació el fútbol playa. Allí los niños nacen y con 3 años ya están jugando con la pelota en la arena. Con respeto, ilusión y ganas se puede hacer algo grande, el futuro de la selección está por escribirse y esperamos lograr títulos.

El equipo español de fútbol playa. Fuente: AD

El equipo español de fútbol playa. Fuente: AD

P.- La selección acumula muchos éxitos, pero ¿qué momento vive actualmente?

R.- Al principio el fútbol playa tenía la imagen de ser un espacio para jugadores que se retiraban del fútbol, no era tan profesional como en la actualidad, pero España, capitaneada por el mito de Ramiro Amarelle, ha vivido una etapa gloriosa logrando muchos títulos. Luego ha llegado un cambio generacional con jugadores jóvenes que tienen muchas ganas, ilusión y optimismo. Estamos listos para llevar al fútbol playa español otra vez a lo más alto. Vamos a dar muchas alegrías.

P.- ¿En qué se caracteriza ‘La Roja’?

R.- Somos un equipo con jugadores muy técnicos y con dominio aéreo, algo fundamental para jugar al fútbol playa. Tenemos grandes porteros y magníficos jugadores de campo. También hay una buena conjunción entre futbolistas veteranos que aportan su experiencia y jóvenes, a los que aún les queda mucho camino por recorrer pero que añaden esa ilusión, frescura y calidad.

P.- Este verano cumple 5 años en la selección, ¿cómo empezó su trayectoria en el fútbol playa?

R.- Desde los 5 años había jugado siempre al fútbol y a los 19 años tuve una lesión de rodilla, me operaron y fui a la playa para hacer rehabilitación. Era verano y en mi pueblo, Torredembarra, siempre se celebra una competición de fútbol playa y el equipo Xiris TDB me dijo que si quería participar, y ahí empezó todo. No paraba de marcar goles, íba a campeonatos de Cataluña y de España y pasé a la selección catalana. En un partido me vio el seleccionador español Joaquín Alonso y me dijo que tenía muy buenas condiciones pero que aún estaba muy verde. Sin embargo, 5 días después recibí la llamada de la selección. Me decanté por el fútbol playa al 100%, estoy muy feliz por la decisión que tomé, se ha convertido en mi estilo de vida, es mi pasión y a la vez, mi trabajo.

El jugador de Torredembarra. Fuente: AD

El jugador de Torredembarra. Fuente: AD

P.- Ha tenido una gran progresión y en 2014 fue elegido entre los 3 mejores del mundo y autor del mejor gol, ¿esperaba tan pronto tantas distinciones?

R.- Un no rotundo (risas). Una vez que decidí dedicarme al fútbol playa, el tiempo que estuve entrenando sólo durante el invierno me dio fuerzas para apreciar que con mi trabajo y esfuerzo podía alcanzar cualquier meta. Siempre he intentado darlo todo en la arena y ser un buen compañero. Mi objetivo era llegar a la mejor Liga del mundo, la de Rusia, y no he conseguido solo jugar allí sino ganar, así que no puedo pedir más. La llave del éxito es entrenar, no rendirte y respetar a la gente.

P.- El fútbol playa en España va ligado al nombre de Ramiro Amarelle, ¿se ve como su sucesor?

R.- Mucha gente me dice que soy el nuevo Amarelle, pero a mí las comparaciones no me gustan. Sí es cierto que tenemos similitudes, somos zurdos, delanteros, goleadores, con habilidad aérea y nos gusta realizar acrobacias, pero Amarelle es un mito de este deporte. Cuando estoy con él en el FC Barcelona, donde juega y es el entrenador, intento aprender lo máximo de él, no conozco a nadie que sepa más de fútbol playa y para mí es un gran referente.

P.- ¿A qué jugadores de la Liga española de fútbol le gustaría retar en la arena?

R.- Esta es buena (risas). Te diría que a los jugadores Top de la Liga. De portero me quedaría con Íker Casillas, es un mito, el referente del fútbol español y lo haría genial. Y de campo pondría a Messi porque es el mejor, por su talento y condiciones innatas, a Cristiano Ronaldo porque es un portento físico y tiene buen juego aéreo. A Neymar como buen brasileño y también a Luis Suárez.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar