Loida Zabala: "La halterofilia me da una independencia que me hace olvidar mi discapacidad"

Fue la primera levantadora española que participó en unos Juegos Paralímpicos y su progresión parece no tener fin. Sus brazos pueden sostener más de 100 kilogramos pero esta cacereña quiere llegar mucho más lejos.
I. M.

Loida Zabala pesa apenas 48 kilogramos pero es capaz de levantar más 100. Esta cacereña empezó a hacer pesas a los 12 años para ganar fuerza en los brazos tras haberse quedado en silla de ruedas por una inflamación de médula pero a los 18 descubrió la halterofilia y, con ella, su pasión.

“Desde entonces no he parado de practicar este deporte porque me aporta energía en el día a día y me hace sentir activa. Si hace 8 años me hubiera dicho que iba a levantar el doble de mi peso hubiera contestado que eso es imposible”, señala Zabala, quien no tiene rival en los campeonatos nacionales y que obtuvo un bronce en el último europeo (que ganó en categoría junior) y un diploma olímpico en Londres, al obtener un quinto puesto.

Para poder dedicarse a la halterofilia de forma profesional, tuvo que abandonar su Losar de la Vera natal para trasladarse a Oviedo, donde se encuentra su entrenador.

“Conlleva mucho sacrificio puesto que en pocas ocasiones puede ir a Extremadura a ver a mi familia y amigos y no me queda mucho tiempo entre semana, pero son tantos los beneficios que no puedo parar de practicarlo. Me hace sentir satisfecha con lo que voy consiguiendo poco a poco, a parte de una independencia increíble que me hace olvida mi discapacidad y muchas de las barreras que puedo llegar a encontrar en la vida”, señala.

Una dificultad añadida es que, como tantos otros deportistas, no puede vivir de su pasión por lo que tiene que compatibilizar su carrera en la élite de la halterofilia con su trabajo, algo que por ahora no ha impedido su progresión.

Zabala no duda en mencionar su primer podio internacional como la mejor experiencia que ha vivido en competición, así como su participación en los Juegos Paralímpicos de Pekín, donde se convirtió en la primera española en competir en halterofilia. “Se me ponen  los pelos de punta cuando recuerdo la primera vez que salí del gran pasillo para entrar en el estadio lleno de luces y gente animando en la ceremonia de apertura”, comenta.

Admite que siempre entrena con el objetivo de llegar a los siguientes Juegos pero sin que eso llegue a obsesionarla. “Jamás doy por hecho nada ni menosprecio a mis rivales, eso me da fuerzas para no desistir y entrenar cada día dando el máximo de mí“, afirma esta cacereña que reconoce como su talón de aquiles los nervios durante las competiciones.

Hasta que llegue Río 2016, además, deberá tomar una importante decisión, puesto que la modificación de la normativa ha hecho que desaparezca la categoría femenina de menos de 48 kilogramos en la que se inscribía. “Ahora tengo 3 años para decidir en qué categoría quedarme, según cómo me sienta y qué rivales me pueda encontrar”, señala Zabala, que participó en la categoría de menos de 50 kilogramos en el el último Europeo.

La levantadora confía en que más deportistas españoles sigan sus pasos y la acompañen en los podios en los próximos años.

Loida Zabala Losar de la Vera (Cáceres),abril de 1987 Ocho campeonatos de España consecutivos Bronce en la categoría 50 kg. en Campeonato de Europa 2013 5ª en la categoría 48 kg. en Londres 2012 y 7ª en Pekín 2008 Bronce en IWAS World Games 2011 en categoría 44 kg. Oro en el Europeo Junior de 2007
Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar