Los pistards españoles, preparados para el Mundial

El tándem de ciclismo en pista, Ignacio Ávila-Joan Font durante una prueba en el velódromo. Fuente: RFEC

El tándem de ciclismo en pista, Ignacio Ávila-Joan Font durante una prueba en el velódromo. Fuente: RFEC

El equipo de ciclismo en pista paralímpico afronta en Los Ángeles un campeonato atípico con la baja de Alfonso Cabello por lesión y con opciones de medalla en varias categorías. 

Jesús Ortiz García

Jesús Ortiz García

@JesusOrtizAD
27 de febrero de 2017, 11:57

La UCI avisó con sólo 7 semanas de antelación de la celebración del Mundial de ciclismo adaptado en pista en Los Ángeles (del 2 al 5 de marzo), un evento marcado por su excepcionalidad ya que nunca se había disputado un campeonato del mundo el año siguiente a los Juegos Paralímpicos. Pese al poco tiempo para prepararse bien para una cita de esta envergadura, los ‘pistards’ españoles están listos y con ganas de volar hacia las medallas en el velódromo estadounidense.

En el Velo Sports Center de Carson no estará Alfonso Cabello, triple campeón del mundo en kilómetro contrarreloj, que sufre una lesión en el hombro derecho. “El dolor le impide realizar entrenamientos específicos o arrancar en una prueba como la del kilómetro, se resiente mucho y decidimos que por su bien no podía competir”, ha explicado el seleccionador español, Félix García Casas.

Juanjo Méndez. Fuente: Getty Images

Juanjo Méndez. Fuente: Getty Images

Juanjo Méndez (MC1), Maurice Eckhard (MC2), Eduardo Santas y Amador Granados (MC3), César Neira (MC4) y Pablo Jaramillo (MC5), así como el tándem Ignacio Ávila-Joan Font integran el equipo que competirá en Los Ángeles, con la incógnita del rendimiento de los ciclistas. “Cada deportista se ha preparado para esta competición con sus medios, ya que desde la federación no hemos podido realizar ninguna concentración o test previos. Solo han tenido 7 semanas, no estarán al nivel de los Juegos Paralímpicos, pero sí tenemos opciones en algunas categorías”, ha comentado el técnico madrileño.

En el último Mundial, en Montichiari (Italia), España logró un oro (Cabello en el kilómetro C5), una plata (Ávila-Font en la persecución), y los bronces de Santas (kilómetro C3) y por el equipo español de velocidad. “Las opciones de medalla son altas porque no estarán todos los países, China, Gran Bretaña y Holanda no acudirán”, ha añadido. Uno de los favoritos para subir al podio es Eduardo Santas, el ciclista que mejor llega a este Mundial. “No había dejado entrenar desde que terminaron los Juegos Paralímpicos, así que estoy preparado. El Mundial lo anunciaron con dos meses de antelación y como había rumores, me puse a entrenar basándome en ello. Estoy muy ilusionado y con esperanzas de hacerlo muy bien porque me encuentro en un gran estado de forma, tras realizar  concentraciones en el velódromo de Valencia y en el de Anadia (Portugal)”, ha asegurado.

El navarro tiene muchas opciones de ser campeón del mundo en la prueba del kilómetro: “En el último Mundial logré dos medallas, así que el objetivo es mejorar todas mis marcas personales, y si lo consigo, seguro que llegarán las medallas”. También competirá en la velocidad por equipos junto a Amador Granados y a Pablo Jaramillo, sustituto de Cabello, en una prueba en la que aspiran a lo máximo. “Es un ciclista muy rápido y de garantías, estoy convencido de que nos saldrá un buen tiempo para estar en la lucha por la medalla”, ha recalcado Santas.

Eduardo Santas. Fuente: RFEC

Eduardo Santas. Fuente: RFEC

Y el tándem Ávila-Font será otra de las bazas del equipo español en este campeonato. “Han tenido que cambiar su preparación y han entrenado todo lo que han podido, aunque estamos hablando de los subcampeones del mundo de persecución, así que hay que contar con ellos”, ha señalado García Casas. “Nos pilló por sorpresa, pero la competición es la salsa de este deporte, así que el Mundial es una oportunidad más para demostrar nuestro nivel. El trabajo está saliendo, siempre estamos entre los 4 primeros. Somos muy competitivos, tenemos ilusión por volver a estar con la selección y con ganas de superarnos”, ha apuntado Ávila.

Con la ausencia de los holandeses, el tándem español apunta a lo más alto en la persecución. “Opciones de medalla tenemos, pero nuestra preparación ha sido atípica, no hemos tenido concentraciones ni tocar un velódromo de madera tapado, hemos tenido que entrenar en el de Horta, que es descubierto. Lo hemos suplido con pruebas en carretera para coger ese punto de competición y llegar a tope al Mundial”, ha explicado. Los ciclistas se juegan también las becas, que están en función de los resultados en el campeonato del mundo, así que la medalla es casi la única forma de garantizarla. “Nos jugamos mucho más que una medalla, el Plan Adop estipula que los 4 primeros obtienen beca, así que hay presión porque queremos continuar en el deporte de élite año tras año”, ha apostillado Ávila.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar