Lucas Eguíbar, un guerrero sobre la nieve

El donostiarra de 20 años prepara junto a Laro Herrero y Regino Hernández su asalto a la Copa del Mundo de snowboardcross en Austria.

Jesús Ortiz García
Actualizado: 2/12/2014 20:55 horas

En el manto blanco de Sochi se deslizaba con su tabla con gran rapidez y firmando unos tiempos que lo situaba entre los favoritos para las medallas, pero un tropiezo con un rival evaporó el sueño de subir al podio olímpico. A Lucas Eguíbar aquello le sirvió para levantarse y mirar al futuro. “Estuve muy cerca, el carrerón y las bajadas que hice han sido las mejores que he hecho. He pensado muchas veces en aquello, pero me ha dado fuerzas para seguir trabajando duro”, confiesa.

Lucas Eguíbar en una competición. Fuente: AD

Lucas Eguíbar en una competición. Fuente: AD

Ahora, este guerrero de la nieve está preparado para plantar batalla a los mejores riders del mundo en una temporada que afronta con mucha motivación. A sus 20 años posee un talento innato para el snowboardcross y un gran dominio sobre la tabla. Lleva 5 meses entrenando sin descanso y ha modificado algunos de sus hábitos para consolidarse en la élite: “Empecé en Sierra Nevada en verano y luego he hecho varias concentraciones con el equipo en Los Alpes, Austria e Italia. He cambiado cosas que necesitan su tiempo, como por ejemplo la alimentación que llevo. Noto que puedo estar con los mejores, pero tengo que seguir mejorando”.

El donostiarra apenas lleva 4 años en este deporte, antes practicaba esquí pero lo dejó porque lo veía muy repetitivo. Y en poco tiempo ha ganado una medalla de oro y una de plata en los mundiales júnior de 2013 y 2014 y ha subido 2 veces al podio de la Copa del Mundo. En este curso busca ser más constante y ganar en experiencia. “Todavía tengo que decir que estoy aprendiendo porque me queda mucho que entrenar”, dice.

Es casi un milagro que tanto Lucas como los otros 2 riders de la selección española, el malagueño Regino Hernández y el cántabro Laro Herrero, sigan compitiendo al más alto nivel teniendo en cuenta las infraestructuras con las que cuentan. “Para mejorar necesitamos ir a entrenar a circuitos cercanos, un cierto apoyo que el año pasado no tuvimos pese a que hicimos unos resultados buenos”, lamenta el vasco.

Pero la llegada de May Peus como máximo responsable de la Real Federación Española de Deportes de Invierno ha sido un soplo de aire fresco para el boardercross en España. “Se ha interesado por nosotros y la cosa parece que va mejor. Nos han puesto más entrenamientos en la nieve y más ayudas. También tenemos a un skiman, que ya estuvo con nosotros antes de Sochi y eso es una ventaja porque nos permite despreocuparnos de la preparación de nuestras tablas”, recalca.

Montafón, primera parada

Una carrera de boardercross. Fuente: AD

Una carrera de boardercross. Fuente: AD

Ahora les toca mover ficha a los pupilos del seleccionador Israel Planas y demostrar su trabajo y calidad sobre la nieve ante las potencias mundiales. El 6 y 7 de diciembre volverán a surfear sobre la nieve en Montafón (Austria) en la primera prueba de la Copa del Mundo. “Estoy con muchas ganas, hay algo de nervios por saber si estoy bien preparado y a la altura de los demás, pero quiero llegar ya, poder correr y disfrutar. Es un circuito completo y bonito, tiene unas 6 curvas, unos 7 saltos y en la salida, en medio y al final tiene dubies”, explica.

Lucas confía en sus puntos fuertes, que son las salidas, su rapidez en las piernas, la agilidad y plasticidad, para lograr un buen puesto. Y también espera que sus compañeros cuajen una buena actuación: “A Laro lo veo más fuerte a nivel técnico que en otros años. En las concentraciones en Suiza hicimos simulacros de competición y le ví muy fuerte, ha mejorado en las salidas. A Regino le veo bastante bien, más suelto, el tercer puesto que hizo en la Copa del Mundo de La Molina fue el punto fuerte de confianza que necesitaba. Están muy seguros y cambiados, este año podemos dar guerra”.

El próximo año participarán en 3 Copas del Mundo más (Estados Unidos, Suiza y España), en enero tendrán el campeonato del mundo absoluto y tanto Lucas como Regino han sido invitados para los X Games. “No me pongo objetivos, quiero esperar a ver cómo estoy. Nunca me he entrenado tanto y me siento muy fuerte, así que por esa parte puedo decir que pongo la mano en el fuego y estaré entre los primeros. Pero por otro lado, tengo que ver cómo están los demás rivales”, añade este surfero de la nieve.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar