Pablo Torrijos: “En verano suelo estar mejor y espero superar holgadamente los 17,04 metros”

El triplista Pablo Torrijos durante su participación en el Europeo. Fuente: RFEA

El triplista Pablo Torrijos durante su participación en el Europeo. Fuente: RFEA

Fue una de las sensaciones en el campeonato de España de pista cubierta en Antequera. Se convirtió en el primer español en superar la barrera de los 17 metros en triple salto (17,03) y en el Europeo de Praga no defraudó. Mejoró su marca un centímetro para conquistar la medalla de plata. El presente y el futuro de esta disciplina lleva el nombre de Pablo Torrijos. Y lo mejor para este ‘canguro’ de 22 años y estudiante de Criminología, está por llegar.

Jesús Ortiz García
Actualizado: 11/03/2015 15:35

Pregunta.- Empieza a abonarse al podio, tras su récord en Antequera llegó la medalla en Praga, ¿cómo se siente?

Respuesta.- Muy contento, pero lo pude haber hecho mejor. Lo veía muy posible porque iba con buena marca, sabía que si competía bien y demostraba mi nivel, conseguiría la medalla. Físicamente me encontraba muy fuerte y era consciente de que si estaba bien a nivel mental lograría subir al podio y así fue.

Torrijos celebra la plata. Fuente: European Athletics

Torrijos celebra la plata. Fuente: European Athletics

P.- Cuando empezó en el atletismo, ¿pensó algún día que sería subcampeón de Europa?

R.- Siempre he tenido unas metas pero no soñé con ser medallista europeo tan pronto, era impensable hasta hace poco. Cuando era pequeño no pensaba en estas cosas, sólo en disfrutar saltando. Pero el año pasado en Zúrich ya empecé a creerme que era posible subir un escalón tras mis resultados, había saltado 16,87 metros. Hace un año lo veía más cerca, pero tampoco creí que llegaría ya, sólo tengo 22 años.

P.- En Antequera dijo que no fue un salto perfecto, ¿cómo fue el de Praga?

R.- Me dio rabia el ver tan cerca la medalla de oro porque las sensaciones eran muy buenas. El salto fue bueno técnicamente pero la entrada a la tabla fue mucho peor que en Antequera, no fue nada perfecto. Me dejé 21 centímetros en el salto, si hubiese ajustado un poco más y con una mejor técnica habría hecho un salto mucho más largo, por encima de los 17,30 metros. Pero ahora no queda más que entrenar para intentar alcanzar ese salto este verano, quiero darle un buen mordisco al récord de 14,03 metros.

P.- Ha ido superando retos progresivamente, primero los 16 metros, ahora los 17, ¿qué será lo próximo?

R.- Estoy en un buen momento de forma aunque en invierno no suelo estar tan bien como en verano, que es cuando me encuentro mucho mejor. Aún así creo que lo he hecho bien y eso que no me esperaba saltar 17 metros a estas alturas y de manera tan fácil por 2 veces y en pista cubierta. En verano suelo estar mejor que en invierno y espero superar holgadamente los 17,04 metros. Me veo alcanzando cualquier barrera que me propongan.

Torrijos en Praga. Fuente:  Ian Walton / Getty Images

Torrijos. Fuente: Ian Walton / Getty Images

P.- ¿Es consciente de lo que han supuesto sus saltos para el triple español?

R.- Es especial ser el primer español en superar los 17 metros por 2 veces, algo que no me lo quitará nadie, pero no soy consciente aún de ello y tampoco me gusta darle más importancia de la que se merece. Me queda por delante mucho camino y quiero disfrutarlo. Cuando me retire ya pensaré en lo que he logrado y en la huella que puedo dejar en el triple salto español, pero ahora no quiero centrarme en lo que he hecho porque no me ayuda a seguir creciendo.

P.- ¿En qué ha cambiado su preparación para lograr esta explosión?

R.- La clave están en que ahora me dedico de manera más profesional al atletismo, aumenté los entrenamientos doblando sesiones en verano y también en invierno. Le presto mucha más atención a la alimentación y al descanso, me lo tomo más en serio. Incluso trabajo con una psicóloga desde navidad. Me he vuelto más duro y más profesional. En cuanto a los aspectos técnicos, he cambiado el número de pasos hasta llegar a la tabla, antes eran 16 y ahora son 18, algo que me permite llegar con más velocidad.

P.- Termina la temporada en pista cubierta, pero ¿cómo afronta las competiciones al aire libre?

R.- Con muchas ganas e ilusión, la temporada de verano comienza en mayo aunque aún no sé cuáles serán las competiciones que afrontaré. Me gustaría competir en la Diamond League, pero está difícil entrar en estas pruebas. Quiero llegar a tope al Mundial de agosto en Pekín, donde el objetivo que me planteo es ser finalista, voy por el buen camino, tengo que seguir entrenando para llegar bien a China y una vez allí, dar lo mejor de mí. Si lo doy todo, seguro que estaré entre los mejores.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar