Regino Hernández y Lucas Eguíbar, segunda plata para España

Regino Hernández y Lucas Eguíbar, plata mundial.

Regino Hernández y Lucas Eguíbar, plata mundial.

El equipo de snowboardcross ha logrado la segunda presea y se ha quedado a ‘media tabla’ del oro de EEUU, Francia arrasa en mujeres.

Laura Pérez Torres

Laura Pérez Torres

@lauraescreativa
13 de marzo de 2017, 20:00

Con pocos recursos, con mucho esfuerzo, con trabajo constante y tenaz temporada tras temporada, lo han conseguido: los riders españoles Lucas Eguíbar y Regino Hernández se han subido al segundo cajón del podio mundial en la novedosa prueba de snowboardcross por equipos que se ha celebrado este lunes en Sierra Nevada.

Tras una racha en la que parecía que la mala suerte se cebaba con el ceutí, malagueño de adopción, en forma de lesiones o caídas, Regino Hernández se mostraba eufórico tras la final. “Esta medalla demuestra que lo del domingo fue mala suerte (se cayó dos veces en la ronda clasificatoria) y deja claro que el equipo español está aquí para llevarse todo lo que pueda”, dijo.

La estrategia les dio resultado a medias porque el tándem vascoandaluz buscaba el título mundial, que se les escapó por una distancia de media tabla, quedándose a tan sólo centímetros de conquistar el oro que se adjudicó EEUU. “Habíamos trazado una estrategia distinta; nos dimos cuenta de que había mucho rebufo y ya habíamos hablado que si yo llegaba muy en grupo, que se esperase. Sabiendo que Lucas iba a salir último”, explicó Hernández, que, mientras llegaba Lucas Eguíbar, “no quería mirar ni a la pantalla. Estaba muy nervioso y ya cuando me he enterado de que estaban cerca, me he asomado y he visto el final de foto-finish. Una plata que sabe a oro aquí delante de toda mi familia y de toda esta gente”, explicó.

El equipo español partía en cuartos de final en la primera de las cuatro series y llegó primero; en semifinales también cruzaron la línea de meta en primer lugar a escasos centímetros de EEUU, dejando fuera a Austria y Francia. La final la comenzó Regino. Era una carrera muy cerrada donde se quedó rezagado en los primeros instantes pero logró entrar tercero para abrir el portillón a su compañero, que esperó a que salieran todos antes de empezar el descenso a rebufo.

Lucas Eguíbar propició una remontada espectacular y arriesgada para jugárselo todo en una llegada con foto-finish. A pesar del cansancio tras el snowboardcross individual, donde también logró la plata, la sensación de la carrera le dejó un poso agridulce. “Bastante rabia. Estaba adelantando y he cometido un error y el oro se nos ha escapado”, confesó el vasco.

La final femenina resultó algo accidentada con un toque y caídas de las primeras relevistas italiana y estadounidense que favorecieron mucho la victoria y el oro del equipo francés Moenne-Trespeuch y a sorpresiva plata del segundo dueto galo Petis-Bankes. La americana Lindsey Jacobellis se repuso mejor del incidente con Raffaella Brutto y pudo completar la carrera en la tercera plaza para que su compañera completara el trabajo que le supone la medalla de bronce y la cuarta plaza fue para Italia.

 

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar