Reyes Santa Olalla busca el salto a Sochi

A la granadina le restan 3 Copas del Mundo de esquí acrobático para lograr los puntos necesarios que le den un billete para los Juegos Olímpicos. “No me obsesiono, pero sería el broche de oro”, asegura.

Jesús Ortiz García
Actualizado: 13/01/2014 12:20 horas

Su carrera en el mundo del esquí comenzó en el agua durante un verano mientras se divertía realizando saltos en la piscina. Su primer entrenador la invitó a hacer unas pruebas en el CAR de Sierra Nevada y hasta el momento no ha dejado de sortear obstáculos y desafiar a la gravedad con acrobacias sobre la nieve. Con tesón, constancia y talento, Reyes Santa Olalla brilla en freestyle en su modalidad de baches. Desde los 14 años lucha por cumplir el sueño de unos Juegos de Invierno y, ahora, con 29 tiene cada vez más cerca desfilar en el estadio olímpico de Sochi.

Después de una dura preparación y un comienzo de temporada agridulce, le restan 3 Copas del Mundo para sellar su billete a la ciudad rusa. “En la primera prueba en Finlandia no tuve un buen día, llovió mucho y me caí en el salto. La segunda en Calgary quedé en el puesto 38”, explica. Y en la tercera en Deer Valley (Utah), tampoco mostró su mejor versión, al finalizar en la posición 35. Necesita 80 puntos FIS y ahora tiene 60, así que tiene que quedar entre las 23 mejores en dos pruebas o una vez entre las 20 primeras.

Reyes nieve

La granadina Reyes Santa Olalla durante un entrenamiento | AD

“No lo tengo fácil, pero estoy con ganas, bien físicamente y entrenando duro cada día para conseguirlo. Me quedan varias opciones y tengo que hacerlo bien para impresionar a los jueces. Los países más fuertes como EE.UU., Canadá y Japón ya están clasificados, así que tendré que competir con rivales de Noruega, Suecia, Dinamarca, Austria, Noruega, Suiza y la República Checa. No tengo nada que perder, voy a darlo todo”, comenta.

La granadina espera desquitarse del varapalo de Vancouver 2010, cuando se quedó fuera 2 días antes de partir hacia Canadá una vez seleccionada. “Fue un fallo de comunicación entre la Federación Española y la FIS. Me dieron la plaza antes de comprobar si cumplía los requisitos. No tenía la mínima, pero pensaba que era por una tarjeta de invitación. El cabreo me duró 4 días, tengo mucho carácter y había que tirar para adelante, levantarse y pensar en los siguientes Juegos Olímpicos”, asegura.

Reyes 2

Reyes practica uno de sus saltos | AD

Sochi no le obsesiona porque el hecho de estar luchando por estar allí ya es un éxito para ella. “Sería el broche de oro, pero sí no lo consigo, no pasa nada, no lo consideraré como un fracaso y continuaré trabajando. Mi meta es disfrutar con cada bajada, en los entrenamientos y con la competición”, subraya esta licenciada de Derecho. Eso sí, si le dan a elegir entre ponerse la toga en un prestigioso bufete de abogados o acudir a las Olimpiadas, lo tiene claro: “Ni por Garrigues ni Broseta ni KMPG, no cambiaría los Juegos Olímpicos por el despacho más importante”.

Sin estación fija

Para crecer en este deporte blanco tuvo que hacer las maletas y entrenar con los mejores. Argentina, Estados Unidos, Canadá, Australia o Suiza son algunos de sus lugares de trabajo para seguir aprendiendo de las rivales que lideran las citas de Copa del Mundo. “Entrenar con otros equipos me ayuda a progresar. El pasado año estuve con los americanos y ha sido un acierto”, apunta.

La modalidad de baches consiste en descender en apenas 30 segundos por una pista inclinada llena de montículos, también llamados bañeras, con una longitud de 250 metros. Los deportistas deben realizar dos acrobacias distintas entre la salida y la línea de meta. Entre 5 y 7 jueces puntúan a cada esquiador, siendo el 50% la técnica de esquí y los giros, la ejecución de los saltos un 25% y la velocidad y tiempo empleado en el descenso el otro 25%.

El 360 y el mortal suelen ser las armas de Reyes. “He sacado un nuevo salto que de cara a los jueces es más vistoso y da más puntos, como es el mortal planchado. También he cambiado la técnica de esquí, necesitaba ir más rápida”, afirma. La granadina destaca que el aspecto psicológico es un factor clave para gestionar las acrobacias, la velocidad y las bañeras en cada bajada. “El equilibrio, la coordinación, la fuerza y la explosividad son elementos importantes, pero para practicar este deporte debes estar mentalmente muy preparado”, sostiene.

la granadina Reyes

La esquiadora acrobática Reyes Santa Olalla | AD

En el freestyle los obstáculos no sólo los encuentra durante la competición, también debe buscar ayudas económicas para sumar entrenamientos con las mayores potencias del mundo y en los lugares donde se acumula el oro blanco. “No son tiempos fáciles, si recortan en educación y en sanidad, el deporte no iba a ser menos. Sacamos recursos de donde podemos, la Federación me ha pagado una parte de lo prometido, la estación de esquí de Sierra Nevada intenta ayudarme y algún sponsor me proporciona material“, explica.

Con apoyos o sin ellos, Reyes insistirá en su aventura por la nieve. “Soy cabezona, muy constante y lucho hasta el final, pase lo que pase”, apostilla la deportista. Su próxima parada será Lake Placid (Nueva York), una prueba puntuable donde intentará colarse entre las 20 primeras para conseguir el objetivo olímpico.


Reyes Santa Olalla

Málaga, 29-10-1984

Campeona de España absoluta siendo júnior en 2000

Segunda en saltos en Copa de Europa 2002

En 2003, séptima campeonato mundo júnior

Tiene una veintena de medallas de campeona de España

2011-2012 finaliza entre las 10 mejores de Europa con varios podios

2012-2013 consigue varios Top 25 y Top 30 en la Copa del Mundo

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar