Sandra Sánchez, campeona del mundo; Damián Quintero, plata

Sandra Sánchez. Fuente: EFE

Sandra Sánchez. Fuente: EFE

La delegación española ha conseguido el deseado oro en kata femenino y ha sumado otras cinco medallas en el Mundial que se ha celebrado en Madrid.

Avance Deportivo

Avance Deportivo

@deportivoavance
04 de julio de 2018, 11:00

La selección española de kárate ha cerrado su participación en el Campeonato del Mundo, que se ha disìtadp en Madrid, con un total de 6 medallas, entre las que destaca el oro en la modalidad de kata individual de la talaverana Sandra Sánchez.

Ganadora de la Premier League y número uno del ránking mundial, la cuatro veces campeona de Europa sobresalió en el WiZink Center con la conquista de su primer título mundial.

En el último gran evento antes de los Juegos de Tokio 2020, donde la disciplina vivirá su debut olímpico, Sandra Sánchez presentó su candidatura con un recorrido intachable hasta derrotar en la final, por 3-2, a la japonesa Kiyou Shimizu.

A sus 37 años sigue desafiando la lógica puesto que su entrada en la selección española se produjo hace poco más de un lustro. “Ahora queda demostrado que la edad es solo un número”, bromeó.

El otro gran baluarte del kárate español es el malagueño Damián Quintero, subcampeón en categoría masculina tras ceder ante el inalcanzable Ryo Kiyuna (5-0).

La repetición de la final de 2016, de nuevo con los números uno y dos del mundo de kata individual cara a cara, volvió a evidenciar la superioridad del karateca japonés.

Ante el poderío nipón también sucumbieron los equipos de kata masculino -con José Manuel Carbonell, Sergio Galán y Francisco José Salazar- y femenino -con Lidia Rodríguez, Raquel Boy y Marta García-, derrotados este domingo por un unánime 5-0.

Esas dos platas, en todo caso, amplían a seis metales el botín de la delegación anfitriona.

El bullicioso público congregado a lo largo de la semana en el Wizink Center celebró asimismo dos bronces en kumite: el de Babacar Seck, en +84 kilos; y el del equipo femenino, formado por Cristina Vizcaíno, Cristina Ferrer, Laura Palacios y María Torres.

“La verdad es que ya sabíamos desde hace meses que competir delante de nuestra gente era una responsabilidad muy grande”, explicó en zona mixta José Manuel Carbonell.

“Es por eso que la selección española ha estado compitiendo desde hace meses, no solamente esta semana. Llevamos un año completo participando en prácticamente todos los eventos del circuito mundial, tanto nosotros como nuestros compañeros de combate, y el desgaste es tremendo. Es algo a lo que no estábamos acostumbrados. El resultado es muy positivo, se ha dado la cara, se ha demostrado que España viene pisando fuerte y viene para quedarse”, subrayó.

La competición de parakárate le dejó a España otras cuatro medallas. Los oros de Isabel Fernández y Antonio Gutiérrez, la plata de Víctor Prieto y el bronce de Carlos Huertas.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar