Santiago Sanz, mínima para Río en los 1.500 metros

El atleta español, Santiago Sanz, en una competición. Fuente: Santiago Sanz

El atleta español, Santiago Sanz, en una competición. Fuente: Santiago Sanz

El atleta alicantino se exhibe en la reunión ‘Tri State Games & Ambulatory Games’ en EE.UU. con un tiempo de 3:48.18 y se clasifica para los Juegos Paralímpicos.

Jesús Ortiz García

Jesús Ortiz García

@JesusOrtizAD
29 de Mayo de 2016, 17:21

Santiago Sanz ha logrado la mínima A en la prueba de los 1.500 metros para participar en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro. El atleta español ha sellado el billete para Brasil en la reunión ‘Tri State Games & Ambulatory Games’ en EE.UU. con un tiempo de 3:48.18, la mejor marca mundial de la temporada en la categoría T52, que engloba a deportistas con afectación en extremidades inferiores y superiores.

El alicantino se exhibió sobre el tartán de New Jersey siendo el único atleta con los que compite que ha corrido este año por debajo de 3 minutos y 50 segundos. Después de que la carrera quedara suspendida hasta en dos ocasiones porque las luces del estadio no se encendían tras una tormenta eléctrica, Sanz consiguió su objetivo, la clasificación para Río.

Santiago Sanz. Fuente: SS

Santiago Sanz. Fuente: SS

“Estoy muy contento pues he realizado esta marca ante unas incidencias muy angustiosas antes de competir, además, mi silla actual está diseñada para pruebas de ruta por su longitud y la que esta semana han acabado en EagleSportschairs está especialmente diseñada para pista. Quiero bajar de 3 minutos 40 segundos esta temporada y voy a conseguirlo”, ha comentado.

Sanz, que no estuvo en Londres 2012 porque el Comité Paralímpicos Internacional dejó a su categoría fuera del programa en maratón, disputará en Brasil sus cuartos Juegos Paralímpicos. Debutó en Sidney 2000 con una medalla de plata en los 5.000 metros y un bronce en los 800 metros. En Atenas 2004 conquistó la plata en los 1.500 metros y un bronce en los 5.000, mientras que en Pekín quedó 4º en las pruebas de 800 y maratón.

El atleta español cuenta con medallas en mundiales y europeos, así como récords del mundo. Padece la enfermedad neurológica de ‘Charcot Marie Tooth’, que afecta a una de cada 2.500 personas en todo el mundo. Sus brazos y piernas se fueron atrofiando hasta que a los 13 años dejó de caminar y empezó a utilizar la silla de ruedas, pero a través del deporte ha superado cualquier barrera en su camino. Ahora, a sus 35 años espera volar en la pista del estadio olímpico de Río y pelear por estar en el podio en una prueba que ha dominado durante años.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar