Saul Craviotto: “Quiero estar en lo más alto y poder lograr medalla en Baku”

 

El piragüista Saúl Craviotto en los Juegos de Londres. Fuente: RFEP

El piragüista Saúl Craviotto en los Juegos de Londres. Fuente: RFEP

 

Mariló Carvajal
Actualizado: 05/06/2015 18:14

Comenzó en el piragüismo siguiendo una tradición familiar. Su padre, piragüista, fue el “culpable” de que Saúl Craviotto conociera este deporte y siguiera enganchado a él hasta la fecha. Un palista constante y listo a la hora de competir, que sabe controlar los nervios en todo momento para lograr el mejor resultado posible. Así es este catalán, doble medallista olímpico (oro en K2 500 m junto a Carlos Pérez en Pekín 2008 y plata en K1 200 m en Londres 2012) cuyo próximo reto está en Río de Janeiro 2016. Y Saúl lo tiene claro en los que serán sus terceros Juegos Olímpicos. Va a por medalla. Peleará por la clasificación en agosto en el Mundial de Milán, pero antes intentará llegar a lo más alto en los Juegos Europeos de Baku.

Pregunta.- En tan solo unos días comienzan los primeros Juegos Europeos de la historia, ¿con qué objetivo acude a esta cita?

Respuesta.- Quiero estar lo más adelante posible, aunque no es el objetivo máximo de la temporada. El objetivo principal es, en el Mundial de agosto, intentar clasificar para los Juegos Olímpicos. Pero aquí quiero llegar muy bien y estar en lo más alto posible. A poder ser, lograr medalla.

Saúl Craviotto durante una competición. Fuente: RFEP

Saúl Craviotto durante una competición. Fuente: RFEP

P.- ¿En qué se está haciendo más hincapié en la preparación para esta competición?

R.- La planificación está hecha para llegar bien a agosto y aquí no estamos modificando nada en particular. Lo que estamos haciendo durante toda la temporada es intentar mejorar en aspectos técnicos. El tema de la salida, que es en lo que más estoy fallando últimamente, y algunas cosillas que te hacen bajar esas milésimas necesarias en la lucha por las medallas.

P.- ¿Qué importancia le da a esta prueba?

R.- Tiene mucha importancia. Es la primera cita que se organiza de esas características y tiene muy buena pinta, pero para mí lo más importante son los Juegos Olímpicos del año que viene y para poder ir a ellos tengo que clasificar en el Mundial. Para mí esta temporada lo que más importancia tiene es el Mundial de agosto de Milán, pero aquí intentaremos hacerlo muy bien. Es algo organizado por el Comité Olímpico Internacional y vamos como equipo, como España. Es algo parecido a los Juegos Olímpicos pero no llega a ser lo mismo.

P.- ¿Cuáles serán sus máximos rivales en estos Juegos Europeos?

R.- En el piragüismo donde más nivel hay a nivel mundial es en Europa. Por ejemplo, en la final de los Juegos Olímpicos de Londres éramos 7 europeos y un canadiense. La final era todo Europa, por lo que para mí un Campeonato de Europa o estos Juegos Europeos es como el Mundial. Los rivales van a estar todos, todos los potentes. Me va a servir de test para ver cómo estoy respecto a ellos.

P.- ¿Cuál será su principal arma?

R.- Se me suele dar bien la parte media de la carrera. El tramo intermedio es donde suelo meterme en carrera y pelear por las medallas.

El doble medallista olímpico. Fuente: RFEP

El doble medallista olímpico. Fuente: RFEP

P.- ¿Y su punto débil?

R.- La salida. Es donde suelo fallar y donde hay que estar muy concentrado para que eso no suceda. Hay que mejorar ese aspecto. El deporte es eso. A base de fallos y de que no te salgan bien las cosas haces hincapié en ello. durante toda mi experiencia y todos estos años vas viendo cuáles son tus puntos fuertes, que hay que mantenerlos, y cuáles son tus puntos débiles, que hay que trabajarlos.

P.- En un año marcado por la clasificación para Río 2016, ¿cómo va el camino?

R.- En el Mundial de agosto, en mi distancia de K1 200 metros, tengo que entrar en la final y quedar entre los 8 primeros. Es cuestión de meterse en la final. Donde más nervios voy a pasar es en la semifinal. Y una vez que esté en la final sólo hay que ganar a 1 persona, porque las finales son de 9. Así que con ganar a 1 persona ya iría a los Juegos Olímpicos porque se clasifican los 8 primeros.

P.- ¿Y si no se lograra?

R.- Después de estar todo el año preparando una prueba que dura 35 segundos y que en ese momento no te sale bien, pues la sensación es muy mala. Ya me ha pasado muchas veces. Para Pekín no conseguí clasificarme y tuve que hacerlo en la repesca porque si no lograra clasificarme en el Mundial, tengo otra oportunidad, no se me acabaría ahí el sueño olímpico. Esa repesca sería el año que viene, a nivel continental, y habría una sola plaza. Me pasó también en Londres, que no conseguí clasificar en el Mundial del año de antes. Sería un palo muy grande pero no quiero ni pensarlo. He conseguido medalla en 2012, 2013, 2014, es decir, todos los años medalla en los Mundiales. A no ser que pase un desastre y me pase cualquier cosa, a lo mejor medalla no, pero entre los 8 primeros yo creo que sí.

P.- ¿Cuáles pueden ser sus mayores rivales para lograr la clasificación?

R.- El mayor rival podría ser el sueco, que está muy fuerte. También el serbio, que quedó campeón de Europa hace 1 mes. El francés este año tiene muy buena pinta. Yo creo que esos 3 este año están potentes. Luego los demás están todos muy igualados. Es que en 200 metros está todo en milésimas.

P.- Es doble medallista olímpico y los que vienen serán sus terceros juegos. ¿Cómo los espera?

R.- Con muchísimas ganas e ilusión. A pesar de haber ganado 2 medallas no he perdido ni la ilusión, ni las ganas, ni la fuerza. Si es verdad que voy cumpliendo años, ya tengo 30 y no 23 como tenía en Pekín, y cada vez veo más cerca la luz al final del túnel de mi carrera deportiva. Cada vez veo más cerca el momento de mi retirada y quiero aprovechar las oportunidades que me quedan. Yo creo que aquí voy a llegar muy bien y lo voy a aprovechar.

Saúl Craviotto. Fuente: RFEP

Saúl Craviotto. Fuente: RFEP

P.- En Brasil, las características del agua donde se competirá son distintas a las habituales. ¿Qué está variando con estas condiciones y cómo se está adaptando a esas nuevas características?

R.- Allí es una mezcla de agua dulce y salada y al ser agua salada la piragua flota más, el nivel de flotabilidad es más alto y, por lo tanto, varía en cuanto al equilibrio y la dureza del agua. Hay aspectos técnicos que modifican que a simple vista la gente no aprecia pero que el piragüista, que aplica fuerza en el agua, nota mucho y tiene que trabajar. Estamos buscando sitios de agua salada para prepararnos a lo que nos vamos a encontrar en Brasil. Hemos probado un par de sitios este año pero primero hay que clasificar y luego ya prepararemos Río. En principio hemos hecho un par de semanas de prueba en Mallorca con agua salada y nos ha gustado mucho, pero ahora tenemos que trabajar en agua dulce que es lo que nos encontraremos en el Mundial de Milán. Una vez que nos clasifiquemos ya nos tiraremos meses y meses en agua salada, que es lo que habrá en Brasil.

P.- Desde la retirada de David cal es el referente del equipo español, ¿le causa esto una mayor presión?

R.- La verdad es que no siento presión a la hora de competir. En España hay muchísimo nivel, gente joven que están ya luchando por medallas. Está Sete Benavides que está siempre en medalla, Paco Cubelos, el K2 200 metros… En todas las distancias tenemos gente muy fuerte y está un poco generalizado pero yo para eso soy muy pasota. El tema de nervios y presión paso de ella porque si no, sería imposible competir.

 

 

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar