Susana Rodríguez, un Ave Fénix en el triatlón

La triatleta Susana Rodríguez junto a su guía Mayalen Noriega. Fuente: AD

La triatleta Susana Rodríguez junto a su guía Mayalen Noriega. Fuente: AD

La gallega era un diamante del atletismo paralímpico pero dejó el deporte tras quedarse fuera de Pekín 2008. El triatlón le dio otra oportunidad y ahora no para de ganar medallas, la última, el oro en el Europeo.

Jesús Ortiz García 

Desde que era una adolescente Susana Rodríguez demostraba su resistencia numantina en las pistas de atletismo, sobre las que volaba para convertirse en campeona del Mundo júnior de 100 y 400 metros lisos. Hasta que un día su sueño se tornó en pesadilla cuando se quedó fuera de los Juegos Paralímpicos de Pekín 2008 “por un tema burocrático” y guardó las zapatillas de correr durante 2 años. Pero esta deportista gallega, cual Ave Fénix, renació de sus cenizas y tras superar todos los obstáculos y su cabezonería, ha demostrado estar hecha de la pasta de los grandes campeones. Ganó el Mundial de triatlón en Auckland (2012) y fue plata en Londres (2013). Este año lleva pleno de victorias, la última, el oro en el Europeo.

La patriatleta y su guía Mayalen Noriega están firmando una temporada brillante, con 4 triunfos en 4 competiciones. Vencieron en Yokohama (Japón), en Bensaçon (Francia) y en el Mundial de Duatlón en Pontevedra. Y este pasado fin de semana, en Kitzbuhel (Austria), se colgaron la presea dorada en la clase PT5. Y eso que la federación española a punto estuvo de dejarla fuera porque se olvidaron de inscribir a los deportistas españoles. “Nos preparamos cada día, nos pagamos los viajes para ir a competir y después de asegurarnos la plaza por un error humano nos dejan fuera. Fueron días de bastante agobio, de lágrimas, de impotencia, aunque al final hubo solución a través de una invitación”, relata.

Mayalen y Susana en Yokohama. Fuente: AD

Mayalen y Susana en Yokohama. Fuente: AD

En tierras austriacas rompieron con su mala suerte en un Europeo para proclamarse reinas del Viejo Continente tras una disputada carrera con la británica Melissa Reid. “Ha sido muy especial y complicado ganar. Nos sacamos esa espina clavada ya que en 2011 fuimos cuartas y el año pasado, bronce en Turquía tras pinchar una rueda”, apunta. Comenzaron nadando en paralelo junto a sus principales rivales aunque salieron del agua con 40 segundos de desventaja, tiempo que recuperaron sobre la bicicleta, el punto fuerte de la pareja española.

En la primera vuelta de la carrera a pie no se sintió cómoda mientras las inglesas les acechaban. “En el último giro Mayalen me dijo: ‘Piensa lo que te ha costado llegar hasta aquí’ y junto a los gritos de mi entrenador Luis Piña, conseguí cambiar el chip para cruzar la meta como primera. Fue duro pero increíble, supimos sufrir para alcanzar la gloria”, dice la gallega. Apenas le dio tiempo a saborear la medalla, ya que en el hotel sacó los apuntes para preparar el último examen de 5º de Medicina. “Es una locura porque algunos coinciden con las competiciones, pero hay que hacer un esfuerzo”, añade.

Verano libre para preparar el Mundial

Sin ataduras a libros y estudios, tendrá el verano despejado para preparar bien el Mundial de Edmonton (Canadá) que será el 30 de agosto, el gran objetivo de la temporada. “Con el billete asegurado, ahora hay que seguir trabajando duro y mejorar algunos fallos. Nos viene genial estos 2 meses para dedicarlos en exclusiva al Mundial, el cual lo afronto con ilusión porque sabemos que podemos estar entre las primeras. Iremos a por todas”, asegura Rodríguez, que nació con albinismo, lo que reduce su agudeza visual en un 5% en un ojo y en un 7% en el otro.

Junto a Mayalen Noriega forma un tándem de lujo cuando nadan, montan en bici y corren. Se complementan a la perfección: “Es una gran competidora, da el 200% en cada carrera y sabe calmarme cuando las cosas no salen ya que yo soy algo alocada, muy nerviosa. En bicicleta es magnífica y me ayuda mucho. Corriendo y nadando gestiona muy bien las frenadas, los giros o me dice como están mis rivales ya que no puedo verlas. Su responsabilidad es fundamental”, dice.

Con ella aspira a participar en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro. “Tengo muy claro que lo voy a intentar, pero no lo pienso como una revancha personal, me hace mucha ilusión aunque no es una obsesión”, recalca. Ahora figuran en el primer puesto del ranking mundial, aunque hasta el 1 de julio de 2015 no empiezan a sumar puntos para Brasil. “Al final de este año los puntos que logremos contarán sólo un tercio para afrontar la nueva temporada”, cuenta.

Otra oportunidad

IMG_4302Aunque no para de cosechar éxitos, el deporte le debe una a la gallega después de quedarse a las puertas de Pekín en 2008. “Conseguí la mínima pero había 6 plazas y 7 personas, a mí me dejaron sin premio. Me enfadé mucho, aunque ahora pienso que si hubiese ido quizás ahora no habría ganado medallas con el triatlón ni tampoco estaría estudiando Medicina”, explica. Se desmotivó y estuvo 2 años sin entrenar, incluso prometió que “nunca más volvería a competir”.

Sin embargo, las heridas se cerraron poco a poco y regresó a la competición, pero esta vez en triatlón. Se topó con este deporte por casualidad, navegando por la web de la Federación Española de Triatlón (Fetri) y vio que había una competición en Gijón de duatlón. “Se lo dije a mi amiga Iris Toral que me acompañara y no se lo pensó. Nos dejaron un tándem muy viejo y pesado, empezamos a entrenar en un parque pero no aguantábamos ni 15 minutos, hasta los niños pequeños nos adelantaban”, bromea.

No importó los años de inactividad o que los cambios de la bici no funcionasen, al final, terminó la carrera: “Volví a sentirme feliz. Cuando pisé la moqueta azul en la línea de meta decidí que nunca más iba a dejar de lado al deporte. Me estaba alejando de algo que me daba alegrías”, finaliza. Susana Rodríguez regresó más fuerte que nunca y ahora consigue superar todas las dificultades con brazadas, pedaladas y zancadas cargadas de tesón y perseverancia.


Susana Rodríguez Gacio

Vigo, 4-3-1988

Campeona de Europa de triatlón en 2014 en Kitzbuhel (Austria)

Tres veces campeona del mundo en duatlón, la última, en Pontevedra 2014

Oro en el World Paratriathlon Event en Bensaçon (Francia) en 2014

Ganó en las Series Mundiales de Yokohama (Japón) en 2014

Campeona del Mundial de triatlón en Auckland (2012)

Plata en el Mundial celebrado en Londres (2013)

Acabó Fisioterapia y está en 5º de Medicina

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar