Un tándem polivalente e insaciable sobre la nieve

El esquiador Jon Santacana se recupera a tiempo de su lesión en el tendón de Aquiles y disputará junto a su guía Miguel Galindo sus cuartos Juegos Paralímpicos. A pesar de que competirá con molestias en el pie, buscará su séptima medalla olímpica. “Podemos dar la sorpresa”, dice.

Jesús Ortiz García

En el mejor momento de su carrera una lesión en el tendón de Aquiles amenazó su presencia en sus cuartos Juegos Paralímpicos, pero gracias a la tenacidad y mentalidad ganadora de su ADN, Jon Santacana se levantó una vez más. Guiado por su amigo Miguel Galindo, confía en volar sobre la nieve de Sochi en cada bajada, entre curvas y cambios de rasante. Aunque aspiran a las medallas, lo importante para este tándem polivalente es haber llegado a la meta de la ciudad rusa.

Se rompió en Australia en agosto y una vez operado por el doctor Guillén, comenzó un duro camino. Lo que le sucedió al esquiador vasco se cura en 8 meses, aunque con una recuperación maratoniana acortaron los plazos. “Ha tenido varias fases, con 9 horas de rehabilitación y me fui a vivir a Zaragoza a un piso alquilado para tratarme con el fisio Guillermo Aladrén para facilitar mi regreso. Ha sido una contrarreloj a tope, tenía que acelerar para llegar a tiempo”, explica Santacana.

En 2006, a 2 meses de los Juegos de Turín, se rompió la tibia y el peroné. La historia se repite, aunque en esta ocasión con una lesión más complicada. “Fue una tortura, 5 meses de pesadilla. Había momentos en los que veía que me estancaba, no podía hacer muchas cosas”, reconoce. “Ha trabajado fuerte y con ilusión desde el principio, aunque ha sido difícil, lo ha pasado muy mal y con incertidumbre. Es un profesional con el que es muy fácil trabajar, es talento puro”, añade su compañero.

Miguel Galindo-Jon Santacana

El esquiador Jon Santacana y el guía Miguel Galindo durante una bajada | AD

Nunca olvidará su reaparición en enero de este año en Astún (Huesca), donde se volvió a calzar unos esquís. “Fue emocionante, un momento de liberación. Aunque empezar a esquiar no fue fácil, en una bajada corta tenía que pararme hasta 3 veces porque me dolía”, relata. El esquiador asegura que necesitará un par de meses más para estar al 100%: “Hay molestias aún, no puedo correr ni saltar. Lo peor es la presión que tengo en el tendón porque la bota es muy estrecha y dura. No estoy preparado para soportar las cargas en los apoyos, pero no me quería perder estos Juegos”, recalca.

Las sensaciones son buenas, sobre todo, después de las 2 medallas de bronce y la plata lograda en la Copa del Mundo de Tarvisio (Italia) en febrero. “Me sorprendieron los resultados, llevábamos pocos entrenamientos con mayor intensidad y no me esperaba estar peleando en esas carreras de velocidad, pero las condiciones de la pista eran muy buenas y enseguida nos encontramos muy bien”, apunta.

Una conexión sin fisuras

Santacana, que a los 8 años le diagnosticaron una grave lesión ocular que provoca que sólo tenga un 5% de agudeza y un 10% de campo visual, empezó a esquiar de pequeño de forma autodidacta para convertirse en uno de los mejores del mundo, escoltado desde hace 12 años por Galindo, su complemento perfecto en este largo viaje.

Ambos forman un matrimonio deportivo sin fisuras, un equipo luchador y competitivo. “Somos 2 piezas que no tendrían sentido la una sin la otra”, subrayan. “Nuestra conexión y confianza dentro y fuera de la pista es la clave de los buenos resultados. En el esquí hay muchos factores que no se controlan, por tanto, es muy importante la coordinación entre nosotros”, comenta el guía español.

Las parejas suelen cambiar cada ciclo olímpico, sin embargo, ellos llevan más de una década juntos por el buen feeling. “Miguel me ha aportado la experiencia que me faltaba, estuvo 5 años con el equipo nacional. Y también la tranquilidad que a veces no tengo por la situación tan extrema que supone cada bajada”, afirma el guipuzcoano.

Con muchas horas de entrenamiento dibujan sobre la nieve una sincronización perfecta, sólo con una palabra saben cómo reaccionar ante un imprevisto y superarlo. “No es tan fácil porque hay que saber gestionar una distancia de seguridad cuando vamos a grandes velocidades. Es un riesgo ir tan pegados pero si me separo no me ve”, explica Galindo.

“Me fijo en Miguel y no me preocupo de nada más. Él me marca la línea por donde debemos ir y yo le sigo, aunque cuando lo pierdo es como entrar en una habitación a oscuras pero a 120 kilómetros por hora”, añade Santacana. El dúo se comunica a través de un bluetooth: “Le voy dando las instrucciones con palabras cortas, tenemos nuestro propio lenguaje y claves”, reconoce el guía.

Cuartos Juegos Paralímpicos

Desde que el destino les uniera, un donostiarra y un aragonés de Candanchú van cosechando triunfos en pruebas de la Copa del Mundo, Mundiales y Juegos Paralímpicos, con 2 oros, 2 platas y 2 bronces logrados en Salt Lake City 2002 y Vancouver 2010. El doble campeón olímpico no descarta añadir su séptima medalla en la cita de Sochi, donde será el abanderado.

Galindo-Santacana Vancouver

Galindo y Santacana en Vancouver | AD

“Hace 6 meses no esperábamos llegar a los Juegos y ahora somos los abanderados. Es muy emocionante, un premio a tanto esfuerzo. Es un orgullo y estamos ilusionados y con ganas de pasear la bandera española por el estadio olímpico”, remarcan.

Participarán en todas las pruebas de esquí alpino: slalom, gigante, supergigante, descenso y combinada. “En estos meses de recuperación hemos tenido pequeños retos que iban variando según la evolución de la lesión. La última Copa del Mundo la afrontamos como un retorno a la competición y nos hemos dado cuenta de que no estamos lejos de los esquiadores más punteros”, asevera Santacana.

El siguiente desafío del tándem español será demostrar que pueden estar otra vez en lo más alto. “Vamos a los Juegos a disfrutarlos al máximo y a pelear para estar con los mejores. Al máximo nivel hubiéramos tenido todas las opciones, pero no sabemos si estaremos delante o qué resultados obtendremos. El esquí es un deporte muy complejo en el que intervienen muchos factores y podemos dar la sorpresa”, apostillan.


Jon Santacana Maiztegui

San Sebastián, 1-11-1980

Oro y 2 bronces en los Juegos Paralímpicos de Salt Lake City (2002)
Oro y 2 platas en los Juegos Paralímpicos de Vancouver (2010)
Tiene 12 medallas en campeonatos del Mundo, de las cuales, 8 son de oro
En Copas del Mundo ha conseguido más de una treintena de medallas

Miguel Galindo Garcés

Huesca, 26-3-1981

Componente del equipo español de esquí alpino durante 5 años
Desde 2002 es el guía de Jon Santacana con quien ha cosechado numerosas medallas en Copa del Mundo, Copa de Europa, Mundiales y Juegos Paralímpicos

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar