Una pareja de pistoleros

Sonia Franquet y Jorge Llames. Fuente: AD

Sonia Franquet y Jorge Llames. Fuente: AD

Los tiradores Sonia Franquet y Jorge Llames se conocieron en una concentración de la selección española hace ya más de 10 años. Ahora, además de ser pareja, se enfrentarán juntos a los primeros Juegos de Europa (Bakú). Acudirán con el mismo objetivo, meterse en la final, aunque para cada uno tenga resultados y consecuencias muy distintas.

Mariló Carvajal

Mariló Carvajal

@MariloCarvajal
14 de Junio de 2015, 12:19

Sonia Franquet. Fuente: AD

Sonia Franquet. Fuente: AD

Sonia, que logró la plaza para Río en el Campeonato del Mundo de Tiro en Granada, viajará a Azerbaiyán con la tranquilidad de tener en el bolsillo el billete a Brasil. A pesar de ello no va a relajarse y asegura que su objetivo es entrar en la final de Bakú, tanto en la de aire como en la de pistola deportiva.

Luchará por estar entre los mejores, pero duda de que logre subir al podio. “Este año no me está yendo muy bien y no he tirado bien en las Copas del Mundo a las que he ido. Esta semana entrenaré al máximo, pero de momento no tengo mucha confianza en mí“, confiesa la tarraconense.

Para Jorge, la final de Bakú es una nueva oportunidad para luchar por ir a los próximos Juegos Olímpicos. La rozó en la Copa del Mundo de Múnich, pero el empate con otros tiradores finalmente le dejó en una 4ª posición, perdiendo la plaza olímpica. “En los Juegos Europeos intentaré estar entre los 6 primeros y hacer una buena final para luchar por la plaza olímpica que puede conseguirse allí”, explica el tirador, que quiere llegar al 200% a la cita en Bakú. Una sola plaza que estará en juego y por la que peleará contra grandes rivales.

 Jorge Llames. Fuente: AD

Jorge Llames. Fuente: AD

Alemania, Rusia, Ucrania o Azerbaiyán pondrá las cosas difíciles al asturiano, que tiene además otro reto antes de la cita europea: adaptarse rápidamente a su nueva arma. “He cambiado el arma y estamos jugando un poco en contra porque la tenemos hace mes y medio nada más. El periodo de adaptación ha sido muy corto porque ya estaban las competiciones empezadas, pero la evolución es buena y espero en estos Juegos Europeos o en las próximas competiciones clasificarme para Río”, manifiesta Llames que explica que normalmente el tiempo de adaptación a un nuevo arma es de 6 meses a 1 año y a pesar del escaso tiempo que lleva con la nueva, está obteniendo prácticamente los mismos resultados que antes.

Sonia Franquet. Fuente: AD

Sonia Franquet. Fuente: AD

Hacia los Juegos Olímpicos

Si finalmente lograra el billete para Brasil, Jorge repetiría en unos Juegos Olímpicos, pues ya debutó en Londres 2012, donde consiguió un 11º puesto. Seguro de su trabajo y de sí mismo, el asturiano no duda de que se clasificará y confía en poder quitarse la espinita de Londres y luchar por estar en la final y subir a lo más alto del podio. “Vamos los 17 mejores del mundo y cualquiera de los que vamos tenemos posibilidades. Una vez allí si lo hacemos como en los entrenamientos estaremos ahí seguro”, declara.

 Jorge Llames. Fuente: AD

Jorge Llames. Fuente: AD

El tirador cuenta con el apoyo de su pareja, que confía en que Jorge y otros miembros de la selección española también viajen el año que viene a Río. “Yo espero que nos vengamos con más de una plaza, tanto de Bakú como del Europeo de julio”, expresa Sonia. Los de 2016 serán sus 3º Juegos Olímpicos tras participar en Pekín 2008 y Londres 2012.

En los JJOO de Río buscará superar su mejor resultado, una 9ª plaza lograda en Pekín, y subir al podio. “Espero que, como dice el dicho, a la 3ª sea la vencida y que a la 3ª tenga opciones de lucha por las medallas”, afirma Sonia. Las tiradoras del este de Europa y las chinas serán las mayores rivales en una competición para la que la tarraconense ya se está preparando y revela que están “retocando empuñaduras para que sea más fácil realizar la técnica durante la competición y mejorando la postura, porque me movía mientras tiraba. Son aspectos técnicos que estamos mejorando para que el año que viene vayamos al máximo”.

Sonia Franquet. Fuente: AD

Sonia Franquet. Fuente: AD

Por tradición familiar

Ambos comenzaron a tirar por tradición familiar y se engancharon a este deporte impulsados por el afán de superación y porque en él “luchas contra ti mismo”, sostienen. Años tratando de superar sus marcas como tiradores profesionales y un extenso palmarés, avalan a esta pareja que no han tenido en la Copa del Mundo de Múnich su mejor competición.

A la agridulce sensación de la 4ª posición de Jorge dejando escapar la plaza olímpica, se le sumó el resultado de Sonia, que no logró entrar en la final. “En pistola deportiva no me encontraba bien. Digamos que había perdido la técnica después de una fase de estrés y no la he recuperado. Como no me salía la técnica yo tenía que estar muy pendiente de lo que estaba haciendo y al final pues no salió como tenía que salir. En aire me pasó más o menos lo mismo. La empuñadura la cambiamos el año pasado y no me siento cómoda, así que he vuelto otra vez al principio”, explica.

 Jorge Llames. Fuente: AD

Jorge Llames. Fuente: AD

Frente a estos resultados destacan los obtenidos en la Copa del Rey y la Reina, donde tanto Jorge como Sonia se han impuesto en sus categorías. A pesar de que en esta prueba logró el oro, la tarraconense no está totalmente satisfecha. “El problema que tengo este año es que o tiro muy bien o tiro muy mal. Tiene que ser una cosa estable y yo estoy bajando mucho. He batido el récord de España, que son 592 puntos y en Múnich he hecho 20 puntos menos. No me puedo permitir el lujo de variar tanto“, sentencia.

El de pistola deportiva no es el único récord de España para Sonia, que tiene a tiro superar el de aire comprimido. Su plusmarca personal está en 389 puntos, a tan solo 1 del record nacional, cifra que sabe que será difícil batir, pero que espera superar algún día.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar