Planificación financiera para una fiesta de boda

Planificación financiera para una fiesta de boda

Avance Deportivo

Avance Deportivo

@deportivoavance
14 de abril de 2018, 12:00

Luego del casamiento hay un momento de compartir con familiares y amigos: la fiesta de boda. Para lograr que sea de disfrute para todos, hay que planificarla. Independientemente de que hayan decidido tener un fondo pro-boda o pedir un préstamo a corto plazo (īstermiņa kredīts) para detallitos de último momento, planificar hoy es disfrutar mañana.

Definan qué tipo de fiesta desean

La fiesta de boda debe adecuarse a las personalidades de los nuevos esposos. Lo más importante es que ambos se sientan cómodos con cada detalle de la celebración.

Definir el tipo de fiesta que desean antes de comenzar con el resto de los preparativos facilitará el proceso, pues tendrán un filtro claro que los ayudará a decidir cada detalle de la fiesta.

Hay fiestas para muchas o pocas personas, en contacto con la naturaleza o en medio de la ciudad, de día o de noche… Es importante que los novios definan con qué se sienten más cómodos y respeten esa decisión, independientemente de opiniones de terceros que se involucren en la organización de la fiesta más adelante.

Definan el lugar donde se hará la fiesta

Dependiendo del tipo de fiesta que decidan tener puede que necesiten invertir en un salón. Si deciden hacerlo, busquen varias opciones antes de escoger el definitivo. El espacio donde se llevará a cabo la reunión será de vital importancia, porque será la base sobre la cual ocurrirá todo lo demás.

Consideren lo logístico y lo estético: el salón debe ser lindo, cómodo y funcional al mismo tiempo. Dependiendo del presupuesto con el que cuenten y la cantidad de personas que deseen invitar, tendrán que decidir si alquilan un salón pequeño, mediano o grande. En ocasiones, se pueden conseguir salones a bajo precio en las afueras de la ciudad.

Si decidieron hacer una fiesta íntima, pueden escoger un espacio pequeño, o incluso el nuevo hogar de los recién casados. Si deciden invitar a poca gente, hacerlo en la intimidad del hogar hará que la fiesta sea aún más romántica y podrán ahorrar un poco de dinero para disfrutar de su luna de miel.

Definan la decoración

A la hora de decorar las opciones son infinitas; dependerá del tipo de fiesta de boda que hayan decidido tener.

Colocar flores naturales (sea que hayan escogido un salón grande, una casa en las afueras o un pequeño departamento en la ciudad) hará que el espacio elegido sea estéticamente agradable y le dará un delicioso aroma.

Otra opción es colocar algunas telas o globos de los colores favoritos de los novios. Eso le dará un toque personal y especial a la decoración de la fiesta.

Escojan la comida

Si decidieron hacer una boda informal, invitados y novios pueden organizarse para que cada quien aporte algo (sea comida o bebida). Esta opción abaratará los costos y permitirá que los invitados consientan a los nuevos esposos con sus comidas y bebidas favoritas.

Si decidieron tener una boda más formal, deberán contratar un servicio de catering que elabore la comida y, muy importante, el pastel de bodas. Al escoger la comida consideren que quizás algunos invitados no asistan, por lo que pueden pedir una cantidad modesta, para que haya variedad pero no sobre mucha comida.

Si necesitan ayuda económica para comprar el pastel de bodas, hay páginas como www.credx.lv en las que pueden comparar varias opciones de préstamo y escoger la que mejor se adecúe a sus necesidades. El pastel de bodas estará en todas las fotos y recuerdos de ese día, así que allí no deben escatimar.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar