Esta es la razón por la que España vive una verdadera ola de ludopatía

Los índices de adicción al juego, sobre todo online, se han incrementado durante la cuarentena.

Avance Deportivo

Avance Deportivo

@deportivoavance
22 de noviembre de 2020, 22:00

Si desde antes de la llegada de la pandemia del nuevo coronavirus Europa vivía un auténtico problema con la ludopatía, tras ella países como España han visto dispararse la cantidad de casos de adicción al juego. El largo periodo de inamovilidad ha permitido que la industria de los juegos y las apuestas online incremente sus usuarios.

Por algo la ludopatía es considerada una de las grandes pandemias de este siglo, debido a que cada vez se reportan nuevos y mayores casos de adictos al juego. Este tipo de entretenimiento tiene un enorme potencial de adicción y lleva a miles a un círculo  vicioso del que es muy complicado salir. Y es que en la actualidad Europa vive un ‘boom’ de juegos en línea, tales como las tragamonedas España online.

Para darse una idea del enorme crecimiento de la ludopatía solo en España hay que tomar en cuenta las cifras de la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ). Las mismas nos dicen que desde 2012 a 2017 los ingresos del juego online español crecieron en un 387%, al punto de que pasó los 13.000 millones de euros. Y muchos de estos nuevos clientes son jugadores cada vez más jóvenes.

España es hoy en día el país con mayor cantidad de ludópatas menores de 20 años en Europa. El país vive un mal originado por las múltiples máquinas tragamonedas ubicadas en diferentes pequeños establecimientos del país. De esta manera, muchos de los niños y adolescentes que acudieron primero a estas máquinas hoy continúan su adicción al juego mediante las plataformas virtuales, a las que acceden atraídos además por los bonos de bienvenida que ofrecen y que han sido materia de discusión legal en esa nación.

No obstante, el perfil del ludópata español es de un hombre de 36 años, que cuenta con un trabajo y con un primer contacto con los juegos mediante las máquinas tragamonedas. La edad en la que la mayoría se inició en el juego es los 19 años. En solo seis años la edad se redujo de 29 a una década menos.

La mayor parte de estos jóvenes jugadores, producto del entorno digital cada vez más vertiginoso, buscan una recompensa rápida y no reconocen las verdaderas conductas de riesgo. Incluso muchos de ellos solo logran reducir sus cuadros de ansiedad mediante el juego online. Esto, sumado a que tienen un fuerte impacto mediático que los induce al juego a través de la televisión e internet, los convierte en una población bastante proclive a la ludopatía.

Una de las grandes ‘facilidades’ para generar ludópatas es que muchos de ellos no necesitan hoy salir de sus casas y buscar un establecimiento, pues los sitios de casinos y juegos online ofrecen experiencias incluso más satisfactorias y económicas. Durante la pandemia ocurrió que muchos de los jóvenes que empezaron a alejarse de la adicción al juego recayeron debido a que contaban con mucho tiempo libre en casa. La Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados (FEJAR) ya tomó cartas en el asunto para que el gobierno regule a los juegos online y los índices no mantengan su incontrolable tendencia a crecer.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar