Paralímpicos: atletas con capacidades excepcionales

Xavi Porras consigue un diploma paralímpico en Río 2016. Foto: Paralimpicos.es

Avance Deportivo

Avance Deportivo

@deportivoavance
21 de noviembre de 2020, 11:00

Desde el año 1960 se celebran a nivel mundial los Juegos Paralímpicos. Estas competiciones internacionales deportivas cuentan con la participación de deportistas que tienen capacidades diferentes, bien sea física, mentales o sensoriales, pero que poseen las condiciones necesarias para enfrentarse a este tipo de competición. Incluso, estos deportistas podrían participar en los Juegos Paralímpicos tradicionales si cumplen las metas mínimas necesarias para la clasificación. Los mismos se celebran inmediatamente después de los Juegos Olímpicos.

Las Paralimpiadas han evolucionado desde su inicio a mediados del siglo pasado, cuando solo participaban veteranos de guerra que se encontraban en sillas de rueda. Posteriormente se fueron sumando deportistas con diferentes discapacidades, hasta alcanzar las categorías que hoy en día permanecen en las competiciones. Las competiciones paralímpicas tienen su versión en Juegos de Verano y Juegos de Invierno. Al igual que el seguimiento que tienen las Olimpiadas, incluso en los sitios de apuestas deportivas como https://sport.netbet.com.mx/ la modalidad de Juegos Paralímpicos también pueden dar la oportunidad de ganar dinero al pronosticar qué deportistas serán los ganadores.

Las categorías son: corta estatura, discapacidad intelectual, ataxia, discapacidad de potencia muscular, deficiencia de miembros, hipertonía, atetosis, rango de movimiento pasivo y discapacidad visual. Por su parte, los deportistas con discapacidad auditiva tienen sus propias competiciones a nivel internacional.

Clasificaciones de discapacidades
Discapacidad de potencia muscular. Esta sucede cuando los músculos no tienen potencia, bien sea en la parte lateral del cuerpo o en su parte inferior. Ejemplo de estos padecimientos son los deportistas con lesiones de la médula espinal o que hayan padecido espina bífida o polio.

Discapacidad de rango de movimiento pasivo. Se caracteriza por la reducción de los movimientos en las articulaciones y aunque la artritis también tiene estas característica, no se incluye como una discapacidad para esta categoría.

Corta estatura. Estatura reducida bien sea por piernas reducidas, reducción de tronco o brazos. Esta condición puede venir como consecuencia de falta de huesos o deficiencias musculares o en los huesos.

Pérdida o deficiencia de alguno de los miembros. Falta o ausencia total de algún hueso o articulación derivada de algún tipo de enfermedad, accidente o bien sea congénito.

Ataxia. Disminución o pérdida total de la coordinación de los movimientos musculares, causada por ciertas enfermedades, tales como la parálisis cerebral.

Hipertonía. Condición de los músculos que impide que los mismos puedan estirarse de forma natural. Su causa puede ser un accidente, lesión o enfermedad que terminó afectando al sistema nervioso central, tal como la parálisis cerebral.

Atetosis. Consiste en movimientos involuntarios y no controlados, así como dificultad para lograr y mantener una postura de equilibrio. Causado, entre otras enfermedades, por parálisis cerebral.

Discapacidad visual. Bien sea pérdida total o parcial de la visión en la totalidad o parcialidad del ojo. En el caso de atletas de esta categoría cuentan con un guía que los asiste durante la competencia.

Discapacidad intelectual. Es la única categoría diferente a discapacidad física y aunque algunos atletas participan por esta categoría, también ellos tienen su propio evento de competencia internacional. En el evento llamado Olimpiadas Especiales, la totalidad de la participación son atletas que padecen discapacidad intelectual y que han sido diagnosticados así antes de cumplir los 18 años de edad.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar