El deporte beneficia a pacientes con cáncer

Las investigaciones sobre la actividad física y sus beneficios empiezan a especializarse en diferentes ámbitos, uno de los que está teniendo mayor incidencia por su dimensión social es en los pacientes oncológicos.

Avance Deportivo
Actualizado: 9/12/2014 11:34 horas

oncologia-deporte-avance-deportivo (1)La prescripción de ejercicio físico en pacientes oncológicos, que han tenido cáncer o que tienen cáncer, es una faceta más del tratamiento en EEUU o algunos países de Europa. “El ejercicio forma parte del tratamiento porque disminuye un poco los efectos secundarios del propio tratamiento terapéutico y puede incidir en los síntomas o en las carencias que se producen a consecuencia del estado de convalecencia que pueden tener los pacientes”, ha explicado Manuel Arroyo Morales, profesor del Departamento de Fisioterapia de la Universidad de Granada (UGR) y especialista en Medicina Deportiva.

El ejercicio físico lo que logra en estos pacientes es mejorar la calidad de vida y disminuir posibles alteraciones de inmovilidad, fatiga o dolores articulares que puedan tener a consecuencia de los tratamientos que reciben como la quimioterapia o la radioterapia. “Realmente la prescripción de ejercicio va a depender un poco de la fase en la cual se encuentre el paciente”, ha comentado Manuel Arroyo quien ha añadido que “se puede hablar de prescripción de ejercicio en pacientes oncológicos en fase de prevención, incluso en pacientes que no han tenido cáncer pero tienen un alto riesgo de sufrirlo porque tienen antecedentes familiares; o bien en personas que ya han padecido la enfermedad y que están en mayor riesgo de volver a padecerla que otro tipo de personas que no la han padecido”.

En cuanto a la prevención, el ejercicio físico disminuye los niveles de grasa corporal y “es diferente al ejercicio físico que se prescribe cuando se trata de personas que están en fase de tratamiento, de quimioterapia, donde el objetivo se centra en aumentar la eficacia de la terapia oncológica o intentar reducir los efectos secundarios de la misma”, ha establecido el especialista de la UGR quien ha hecho hincapié en que “en fase de supervivencia, cuando los pacientes han finalizado el tratamiento curativo, el ejercicio tiene como objetivo fundamental eliminar las posibles secuelas que haya producido el tratamiento. Dependiendo del tipo de tumor hay algunos criterios para intentar que el ejercicio no perjudique a los pacientes en estado de inmunosupresión, por ejemplo”.

oncologia-deporte-avance-deportivo (4)El ejercicio físico en oncología es una línea de trabajo muy extendida en algunos países como EEUU o el norte de Europa “donde existen profesionales solamente dedicados a esto casi como una especialidad”, ha asegurado Manuel Arroyo quien ha informado de que “por desgracia es una población que aumenta cada año y porque el número de personas que supera un cáncer hoy en día cada vez es mayor; hay una demanda social muy importante”.

Como ejemplo, el especialista ha descrito que “hoy en día ya se ha demostrado que en personas que han tenido un cáncer de colon y que tienen un alto riesgo de volver a padecerlo (recidiva), el ejercicio físico es el único agente terapéutico que puede evitar esta recidiva porque facilita que se reduzcan los niveles de insulina del organismo que es uno de los principales agentes que inducen el cáncer de nuevo”. Por lo que, “todavía tiene que haber mucha más concienciación en la sociedad española en general de la importancia que tiene la realización de ejercicio en este tipo de pacientes”, ha dicho.

En cuanto a su participación en la 2ª Jornada Deporte y Salud, que se celebra el próximo 11 de diciembre en Málaga, el especialista granadino ha incidido en que dará “una visión desde el punto de vista de la fisioterapia de cómo hacer llegar el ejercicio físico a la población, del papel que la fisioterapia puede tener a la hora de la prescripción y de la adherencia al ejercicio”.

salud-papel-enfermería-avance-deportivoEjercicio especializado por patología

En el ámbito de la diabetes, obesidad u otras enfermedades, es mucho más conocida y mucho más extendida la necesidad de que el paciente haga ejercicio físico. “Las campañas que se están haciendo por parte de los diferentes gobiernos o entidades están poniendo muy de manifiesto la importancia que puede llegar a tener el ejercicio en estas poblaciones para evitar complicaciones mayores de salud”, ha valorado Manuel Arroyo, que, en su opinión “creoque se está haciendo un buen trabajo en esos ámbitos y es algo muy conocido y extendido entre los pacientes”.

Realmente la prescripción de la actividad física se está haciendo extensible a todas las patologías y ámbitos. Según el especialista, “más que de un área hay que hablar ya de una disciplina que cada vez se está extendiendo más”. Asimismo, existe un movimiento promovido por el Colegio Americano de Medicina Deportiva (ACSM, en sus siglas en inglés) denominado ‘Exercise is medicine’’ (ejercicio es medicina) que prácticamente intenta extender el ejercicio físico a todas las patologías.

“Desde los trasplantes, enfermedades renales, metabólicas o psiquiátricas“, ha enumerado el experto granadino quien ha insistido en que “la psiquiatría puede ser también un campo donde se debe desarrollar muchísimo más la disciplina ya que en todas ellas existen evidencias científicas de la bonanza del ejercicio. Lo que sí es verdad es que muchas veces son campos muy específicos donde se requieren profesionales que estén bien adaptados y conozcan el tipo de paciente que van a abordar”.

 

[touchcarousel id=’205′]

 

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar