José Manuel Moreno: “Mi medalla en Barcelona 92 fue un punto de inflexión en el deporte español”

El ciclista José Manuel Moreno Periñán en la Titán Desert de mountain bike. Fuente: Go Fit

El ciclista José Manuel Moreno Periñán en la Titán Desert de mountain bike. Fuente: Go Fit

Jesús Ortiz García
Actualizado: 17/10/2014 08:10 horas

Hace 22 años José Manuel Moreno Periñán logró para España la primera medalla en los Juegos Olímpicos de Barcelona. Un oro en ciclismo en pista en la prueba del kilómetro. Tras ella, llegaron 21 metales más. Ahora, dos décadas después de aquel inolvidable éxito, ‘Ratón’ se dedica a dar clases de ‘spinning’ y a las carreras de mountain bike, una modalidad que formará parte del Desafío de los 100 Estadios que se celebra en Andalucía y de la que el deportista chiclanero es ‘padrino’.

Pregunta.- Hace 22 años a lomos de su bicicleta voló sobre la tarima del velódromo de Horta, ¿cómo recuerda ese minuto hacia el oro olímpico?

Respuesta.- Como le digo a mis amigos, yo sólo he trabajado un minuto en mi vida, el de Barcelona 92 en el velódromo (risas). Fue un día inolvidable, había luchado mucho por conseguirlo. Empecé a pedalear con mucha furia, sólo pensaba en apretar y sufrí pero lo logré. Y, además, récord olímpico, ha sido lo más grande en mi carrera. Ser campeón olímpico en tu país, en una prueba tan importante como el kilómetro y ser la primera medalla para España fue histórico.

El campeón olímpico en Barcelona 92.

El campeón olímpico en Barcelona 92.

P.- La suya fue la 6ª medalla de oro que conseguía España en unos Juegos Olímpicos.

R.- Mi medalla fue un punto de inflexión en el deporte español. Antes, el sólo hecho de ir a unos Juegos era suficiente recompensa, a veces aspirábamos a estar en el podio pero nos quedábamos fuera, sin medalla. En Barcelona la gente no nos tenía mucha fe, era el 2º día de los Juegos y se escuchaba el rún rún de otra vez igual, estos no van a conseguir nada. Pero dimos en la diana y sirvió para que el resto de deportistas dijeran: ‘Si este ha podido, nosotros también’.

P.- ¿Qué queda de aquel campeón olímpico y mundial de 23 años?

R.- Las ganas, la constancia, el trabajo y el ser muy disciplinado. Lo aprendí de mi entrenador, era ruso (Alexander Nietzigorostev), un tipo con unos métodos de entrenamientos muy duros y me decía que sólo tenía un día al año para descansar. Dejé de competir en 2001 y ahora es cuando uno se da cuenta de lo que logré, lo que cuesta alcanzar esas velocidades de más de 56 kilómetros por hora sobre la bicicleta.

P.- ¿Dónde guarda la medalla?

R.- La original la tengo en casa pero cedí una réplica a la ermita de Santa Ana, en Chiclana, que la robaron y la devolvieron destrozada. Lo que no aparece es el maillot de campeón que también doné, lo robaron y no se sabe nada. Una pena porque tiene un gran valor sentimental para mí.

P.- ¿Sigue las competiciones de ciclismo en pista?

R.- Estoy más vinculado a otros eventos deportivos, pero de vez en cuando me gusta verlo. Sé que hay corredores que están logrando muy buenos resultados, pero el problema es que el ciclismo en pista se ha devaluado mucho, no sé si por temas federativos o por dejadez. Por ejemplo, aquí en Andalucía no hay campeonatos en pista ni selección, hay un abandono total.

P.- ¿A qué se dedica ahora?

R.- Soy director deportivo de la empresa Go Fit, sigo en el mundo del deporte, con los macrogimnasios, tenemos 140.000 socios. Soy profesor de master class de spinning y monto en bici de montaña, con la que realizo salidas con los usuarios.

P.- ¿Es tan duro en los entrenamientos como el técnico soviético que tuvo?

R.- Con mi escuela no tanto, pero cuando tengo que entrenar a alguien lo machaco (risas). Un día hablando con Fermín Cacho nos preguntábamos por qué los deportistas no llegan a las marcas de antes. Hoy se entrena la mitad de la mitad de lo que entrenábamos nosotros. Los entrenadores miman demasiado a los deportistas para que no sufran lesiones y la forma de entrenar es diferente a mi época, mi entrenador no me dejaba respirar.

Moreno Periñán. Fuente: Fundación Andalucía Olímpica

Moreno Periñán. Fuente: Fundación Andalucía Olímpica

P.- Ha cambiado la bicicleta de pista por la mountain bike, ¿cuál es más dura?

R.- Siempre digo que las balas no dan miedo sino la velocidad a la que van. Con la bici de montaña lo que hago es pasear, aunque hace 2 años corrí la Titán Desert, la más dura del mundo, pero tuve la mala suerte de caerme en la 2ª etapa y romperme el hombro. No he ido a ganar una carrera de momento, siempre voy con ganas de pasarlo bien y a participar. Llevo unos meses entrenando más en serio porque me gustaría competir en varias pruebas el año que viene como la Cape Epic y repetir la Titán Desert.

P.- La bici de montaña será de una de las pruebas en el Desafío de los 100 estadios de la Fundación Andalucía Olímpica, ¿qué le parece este evento?

R.- Es una prueba muy novedosa, es una distancia que normalmente no se corre, se hacen carreras populares de 10 kilómetros o media maratón, pero una de 17 kilómetros es algo diferente, equivale a 100 estadios olímpicos de la antigua Grecia. La gente el año pasado se enganchó y este año ya van por más de 400 inscritos, va cogiendo importancia en el calendario esta prueba. Todas las iniciativas que animen a practicar deporte es fantástico y ojalá se siga haciendo año tras año.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar