Alicia Marín, de la chica tímida a la arquera voraz

La arquera madrileña aún es cadete y ya se codea con la élite de este deporte. Acaba de lograr el bronce en el Europeo absoluto y en agosto estará en los Juegos Olímpicos de la Juventud.

Jesús Ortiz García

Junto a los torreones que forman la muralla del Castillo-Santuario de Caravaca de la Cruz (Murcia) lanzaba sus primeras flechas con un arco que su padre le había fabricado con caña de bambú y una cuerda. Alicia Marín tenía entonces 3 años y ya apuntaba maneras. Ahora, con 17 es una de las joyas de este deporte, donde ya muestra una gran infalibilidad. Aún es cadete y acaba de conquistar la medalla de bronce en el Europeo absoluto. Espectacular.

La arquera madrileña en el Europeo en Armenia. Fuente: AD

La arquera madrileña en el Europeo en Armenia. Fuente: AD

En Armenia sacó a relucir su fuerza en la técnica y precisión para dar en la diana. A pesar de su bisoñez, mostró descaro, voracidad y ambición para ir superando rondas frente a rivales con mucha más experiencia; y acabó colándose en la fiesta de los mayores. Alicia no se amedrentó y sólo le apartó del oro la mayor cercanía de la flecha al centro lanzada por la polaca Lesniak en semifinales. En la pelea por el tercer puesto, venció a la rusa Inna Stepanova por 7-3. “He estado todo el rato nerviosa pero mi entrenador me ha tranquilizado”, relata la madrileña.

“Estoy muy contenta, a pesar de los nervios pude relajarme y disfrutar al máximo. Jamás pensé que tiraría en una final por medalla en mi primer Europeo sénior, ha sido una sorpresa, es increíble, un sueño”, afirma. Además, consigue plaza para los Juegos Europeos de Bakú (Azerbaiyán) en 2015. Antes, pondrá el broche de oro a una gran temporada con las Olimpiadas de la Juventud en Nanjing (China).

El arco para acabar con la timidez

La madrileña confiesa que al principio no le gustaba porque era demasiado “vergonzosa”, pero tras ver competir a su hermana Laura en Olimpiadas escolares en su barrio se animó. “Ella y mis padres se apuntaron a dar clases, pero yo no quería. Un día me decidí a probar tirando a globos que hacían más divertidos los entrenamientos, nos apostábamos bebidas y con ello perdía mi timidez. Desde entonces no me he separado del arco, cuando no lo tengo siento que me falta algo”, explica.

Tanto que hasta en sus días de descanso acude al campo de tiro para disparar entre 400 y 500 flechas. “No me pesa levantarme temprano para ir a entrenar porque disfruto”, dice. Por eso va y viene con el arco bajo el brazo, porque sueña con competir en unos Juegos Olímpicos absolutos. “No voy a decir ni los de Río 2016 ni los de Tokyo 2020, pero es algo que siempre he deseado, ese es mi gran meta junto a mantenerme en un buen nivel en la selección española”, recalca.

De la timidez de niña no quedan rastros cuando pisa el campo de tiro. Entre flechas y dianas pasa de la candidez a la fiereza. Mientras da pasos firmes en la élite de este deporte, en agosto afrontará un gran reto: las Olimpiadas para jóvenes. “Puedo lograr una medalla, con todo lo que he trabajado durante estos meses, merezco estar luchando por subir al podio. No sé cuántas seremos, pero estarán las mejores del mundo”, subraya.

Confianza y controlar la mente

Alicia progresa en una modalidad que exige muchas repeticiones, técnica y buena forma física y mental. “Para que salga un campeonato perfecto es necesario confiar en una misma y estar tranquila, aunque es difícil, eso te lo da la experiencia. Lo más complicado es controlar la cabeza porque tirar bien sé que puedo hacerlo”, comenta. La madrileña tiene sus propios métodos para relajarse antes de la competición: “Para bajar esos nervios y las pulsaciones hago trabajo de cardio antes de lanzar y funciona. También me ayuda la autoconfianza, respiro profundo y me digo: ‘Venga Alicia, tú puedes’”.

Alicia y su padre, con su primer arco. Fuente: AD

Alicia y su padre, con su primer arco. Fuente: AD

Considerada como una de las mejores arqueras de España, esta temporada ha ido sobre ruedas, además del bronce en el Europeo, ha logrado 4 oros -3 individual y uno por equipo- en ligas y campeonatos en categoría cadete y júnior. Y en junio participó en su primera Copa del Mundo sénior en Antalya (Turquía), donde compartió escenario con la élite del tiro con arco y con algunos de sus ídolos como la americana Khatuna Loring, la entrenadora de la actriz Jennifer Lawrence en la película ‘Los Juegos del Hambre’.

“Ha estado en varias Olimpiadas, siempre la he admirado y ahora compito con ella, es increíble. Estoy viviendo un gran momento y aprendiendo de los mejores, algo que me motiva para seguir trabajando. Es ilusionante tirar y enfrentarme en cada campeonato junto a mis ídolos, ojalá alcance en el futuro sus logros”, finaliza.


Alicia Marín Martínez
Madrid, 17-4-1997
En su primer Europeo absoluto en Armenia (2014) ha conseguido el bronce aún siendo cadete.
En 2014 ha logrado 4 oros -3 individuales y uno por equipos- en ligas nacionales y campeonatos de España en categoría júnior y cadete.
Tiene el récord de puntuación de menores de 14 años y cadetes, y este año ha logrado 2 récords júnior aunque no se lo han reconocido por falta de participantes.
En junio disputó su primera Copa del Mundo sénior en Antalya (Turquía) finalizando en el puesto 57, mientras que el primer día acabó la 32º.
Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar