David Casinos, una leyenda de ‘peso’ sobre el tartán

A sus 41 años el atleta valenciano sigue con gasolina suficiente para aumentar su espectacular palmarés, en el que acumula 19 medallas doradas y 5 de plata en lanzamiento, tras sumar las 2 últimas en el Mundial de Lyon ratificando su reinado en este deporte.

Jesús Ortiz García

Jesús Ortiz García

@Jesusortizgar
20 de septiembre de 2013, 11:32

Si el griego Mirón hubiese vivido en el siglo XXI, quizás se habría inspirado en la figura de David Casinos para fraguar su famosa escultura de bronce del Discóbolo. Aunque en el caso del deportista valenciano tendría que ser bañada en oro porque es el metal que más reluce en sus vitrinas. En el Campeonato del Mundo de Atletismo Paralímpico se colgó 2 nuevas preseas doradas para agrandar su leyenda en lanzamiento.

En disco le valió una distancia de 39,32 metros para subir al primer escalón del podio. Y en peso lanzó la bola a 13,07 metros en su segundo intento, que supone su mejor marca personal de la temporada y que no fue alcanzado por ninguno de sus adversarios. “Nos conocemos todos desde hace años y a pesar de que nos llevamos bien, soy el hombre a batir. Rusos, bielorrusos, ucranianos, austriacos y americanos quieren mi cabeza”, bromea.

El atleta valenciano David Casinos en uno de sus lanzamientos de disco. AD

El mejor lanzador ciego de la historia llegaba al campeonato tras operarse de un túnel carpiano en su mano derecha, que no le impidió ratificar su reinado sobre el tartán. Su marca personal en disco es de 43,89 y en peso es de 15,41, que además es récord mundial. “Me encuentro fantástico físicamente, en una segunda juventud a mis 41 años, con ganas de empezar la temporada y de afrontar nuevos retos. Muchos me preguntan si he hecho un pacto con el diablo o cuál es el elixir que tomo. La clave es disfrutar de este deporte y entrenar duro”, apunta.

Desde fuera, parece que David Casinos nunca falla, que todo lo hace fácil en la pista, pero detrás de cada medalla se esconde un gran esfuerzo, tesón e implicación en los entrenamientos. “Lo que he conseguido en el Mundial me permite empezar de cero, de nuevo ha florecido en mí la ilusión y las ganas de lanzar en peso sin dolor. Con motivación, trabajo y sacrificio espero estar en el Mundial de Qatar 2015 y en mis quintos Juegos Paralímpicos, en Río de Janeiro 2016″, confiesa el atleta de Moncada.

Río de Janeiro

En la cita de Brasil cerraría su ciclo como atleta, para la que se prepara con el objetivo de sumar una nueva medalla tras el oro en peso de Sidney, Atenas y Pekín, donde fue el abanderado español, y el oro en disco en Londres. “Sería una magnífica manera de marcharme por la puerta grande como los toreros. Soy consciente de que Río serán mis últimos Juegos dentro del tartán y voy a ir a por todas”, sostiene.

Con un mítico palmarés que abarca 16 competiciones internacionales, en las que ha cosechado 19 preseas doradas y 5 de plata, Casinos aún tiene sed de triunfos. “Me gustaría conseguir más títulos, pero sobre todo, tengo ganas de disfrutar, de pasarlo bien, de vivir a tope mis últimos Juegos. En cuanto a distinciones lo he logrado todo, pero me quedaría enseñar a la juventud lo que ha aprendido”, explica el valenciano, que acaba de ser galardonado con la medalla de oro de la Real Orden del Mérito Deportivo.

Derrota es una palabra tabú en su diccionario porque Casinos es un ganador nato. A los 26  años se apagó la luz de sus ojos pero él aprendió a encenderla de nuevo, una luz diferente que ilumina su vida y la de quienes le rodean. Perdió la visión como consecuencia de una retinopatía diabética y su vida dio un giro de 360 grados. “Cuando te cortan la luz de golpe y porrazo es muy difícil de asumir, y la primera barrera que hay que superar es uno mismo. La ceguera quedó atrás, antes se reía de mí y ahora nos reímos juntos. Me encanta la vida que llevo y si quiero algo lo consigo”, subraya Casinos

Sus dos pilares

En su trayectoria cotidiana y deportiva han sido fundamentales sus dos pilares. Su mujer Celia -con la que se convertirá en padre en octubre de una niña que se llamará Cayetana- ha sido su alargada sombra y guía profesional en la última década. “El deporte no sólo me ha dado medallas, también me permitió conocer a Celia en una pista de atletismo. Sin ella todo sería diferente”, comenta. Y también está Ximena, su perra guía labrador: “Es mi esperanza negra, la única opción que tengo de ver. Me llena todos los días de alegría y con ella viajo a cualquier lugar del mundo”, añade.

Es un orgullo para la gente de Moncada, donde le apodan el ‘Bou’ porque ha demostrado que querer es poder. Durante los últimos años ofrece charlas en colegios, universidades, entidades deportivas y empresas. ‘El día que no salga el sol ya me encargaré yo de sacarlo’ es una frase de su puño y letra con la que trata de inyectar ánimo a personas que lo están pasando mal: “Intento transmitir que vean la botella medio llena, que hay que tirar hacia adelante por más obstáculos que tengas que esquivar. La vida te aprieta pero puedes levantarte y luchar”.



David Casinos

Valencia, 15-2-1972

Oro en lanzamiento de peso en los Juegos Paralímpicos de Sidney, Atenas y Pekín y oro en disco en Londres. Mundiales: oro en peso y disco en Lyon 2013, en Nueva Zelanda 2011, en Assen (Holanda) 2003, oro en peso en Lille (Francia)2002. Europeos: Oro en peso y plata en disco en Lisboa 1999, oro en peso y disco en Rodas (Grecia)

secretos para ganar en las Slots

Recomendar
  • gplus
  • pinterest