Juan Bautista Pérez: “Mantengo la misma ilusión que cuando tenía 18 años”

Juan Bautista Pérez. Fuente: CPE

Juan Bautista Pérez. Fuente: CPE

El palista leonés a sus 52 años disputará sus segundos Juegos Paralímpicos y ha declarado en el programa ‘Objetivo Tokio’ que “la ilusión no tiene edad”.

Avance Deportivo

Avance Deportivo

@deportivoavance
19 de febrero de 2021, 16:00

A sus 52 años, Juan Bautista Pérez disputará sus segundos Juegos. Ante la tesitura de enfrentarse en la gran cita del próximo verano a deportistas de 20 años, el español lo tiene muy claro: “La ilusión no tiene edad, y eso lo iguala todo. Sé que físicamente me tengo que preparar muy duro, pero mantengo la misma ilusión que cuando tenía 18 años. El día que me falte, me dedicaré a otra cosa”, ha declarado en el programa ‘Objetivo Tokio’.

El palista leonés fue integrante de la selección española absoluta de tenis de mesa. En 1987, en el transcurso del Mundial de India, contrajo un virus que derivó en la discapacidad que tiene actualmente. “Aquello pudo ser el final de todo pensaba yo”, dice, pero sin embargo “significó el comienzo de todo. Si tuviera una máquina del tiempo no cambiaría nada. Mi mayor logro fue superar aquello y volver a jugar”.

Y es que, tras lo sucedido en India, el deportista afincado en Almendralejo tuvo que abandonar la práctica del tenis de mesa. Desde la Federación Española le propusieron el hecho de probar con la disciplina paralímpica: “A mis 43 años me lo propuse y emprendí el camino a Río. Fue algo extraordinario. Me he encontrado un mundo maravilloso, he vuelto a disfrutar del deporte y de la competición y estoy encantado por ello”.

Los meses de pandemia, sobre todo los del confinamiento total, han sido muy duros, “sobre todo a nivel psicológico”, comenta. “El hecho de la falta de competición, de no tener un objetivo claro por el que trabajar y prepararte ha sido muy difícil a nivel mental. Ahora, ya con Tokio tan cercano y con algunas competiciones ya fijadas en el calendario, la cosa ha cambiado afortunadamente”.

Ahora, en Priego de Córdoba, se prepara junto a palistas sin discapacidad. “Me viene fenomenal a nivel físico, ellos son más rápidos y eso provocará que yo esté más activo y rápido con vistas a los rivales que me voy a encontrar en Tokio. Ya estamos deseando que llegue el momento de competir allí”.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar