La rítmica española luce una sonrisa de bronce

La selección española de gimnasia rítmica ha ofrecido al presidente del CSD, Miguel Cardenal, la medalla de bronce obtenida en el mundial de Stuttgart (Alemania).

Juan Antonio Cárdenas

Juan Antonio Cárdenas

@esquiso1482
15 de septiembre de 2015, 18:00

El equipo español de gimnasia rítmica formado por Alejandra Quereda, Artemi Gavezou, Sandra Aguilar, Elena López, Lourdes Mohedano y Lidia Redondo, las selecionadoras Sara Bayon y Anna Baranova así como el presidente de la Federación Española de Gimnasia, Jesús Carballo, han sido recibidos por Miguel Cardenal en la sede del CSD para contar sus experiencias en Stuttgart y los planes de futuro.

Jesús Carballo entrega a Cardenal una de las medallas de bronce. Imágenes: CSD

Jesús Carballo entrega a Cardenal una de las medallas de bronce. Imágenes: CSD

El 1º en tomar la palabra fue Jesús Carballo, satisfecho por haber cumplido el objetivo que se propusieron hace justamente 2 semanas con la creación del hashtag #ObjetivoRio2016, la clasificación tanto individual como por equipos para los próximos Juegos Olímpicos. Reconoció que vio a un equipo muy fuerte y seguro en el tapiz y dio las gracias por el apoyo continuo del Consejo Superior de Deportes y en especial de María Peláez, subdirectora general de alta competición.

Llegaba el turno para la seleccionadora española Anna Baranova. Para la bielorrusa, el equipo estaba preparado 2 semanas antes de la competición, estando segura de lograr esa ansiada plaza olímpica sufrida hasta el final por la reclamación de Italia. Ha querido dar las gracias a cada persona que ha colaborado para que la medalla de bronce sea posible, en especial a la preparadora física Mónica Hontoria. Respecto al futuro en Río y su preparación, la seleccionadora aseguró tener “pequeños secretos” pensados que harán avanzar y mejorar al equipo. En palabras de Baranova: “Dije que íbamos a brillar en los Mundiales y lo hicimos. Ahora digo que vamos a brillar en los Juegos Olímpicos. Mejorar no tiene límite y tenemos más ganas que nunca de hacerlo”.

Equipo español de gimnasia rítimica. Imágenes: AD

Equipo español de gimnasia rítimica. Imágenes: AD

Por su parte, la capitana del equipo Alejandra Quereda, se mostró muy emocionada recordando que cada vez que finalizaban un ejercicio le “saltaban las lágrimas” al comprobar que todo había salido como esperaban. Para Alejandra, “esta medalla es un impulso muy grande para seguir trabajando y luchando. Ahora somos más conscientes todavía de que podemos luchar por una medalla olímpica y de que ese sueño también se puede cumplir”.

Por último, Miguel Cardenal ha querido recalcar la importancia que tiene esta medalla de bronce conseguida 2 décadas después de Sevilla´97. También ha insistido en que “el deporte español ha tomado la crisis económica como estímulo y la ha derrotado”. 

Las componentes del conjunto de rítmica han regalado a Miguel Cardenal 1 de las medallas ganadas en Stuttgart, pero el presidente del CSD les pidió permiso para entregar el bronce al hasta ayer director de comunicación, Luis Villarejo, del que ha afirmado: “ha hecho más que nadie por este equipo y por su reconocimiento”.

 

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar