Sara Rodríguez derrocha ambición sobre el tatami

La asturiana es una de las joyas de la nueva generación española de judokas, logrando varios títulos como cadete. Afronta con ganas los Juegos Olímpicos de la Juventud en Nanjing. 

Jesús Ortiz García

“El judo en España ha vivido una generación de oro, me gustaría abanderar la mía para mantener el listón bien alto”. Así de ambiciosa se muestra Sara Rodríguez, una de las joyas de este deporte a sus 17 años. Su sorprendente madurez y el carácter competitivo han permitido a la judoka asturiana codearse con las mejores del mundo. En agosto intentará asaltar las medallas en los Juegos Olímpicos de la Juventud en Nanjing (China). “Voy a por todas”, dice.

Fuera del tatami es una chica noble que no rompe un plato, pero cuando se enfunda el kimono aparece su instinto de guerrera. Desde pequeña odia perder y no para hasta que se toma la revancha. “Soy muy competitiva y me cabreo cuando no me sale un buen combate. En uno de mis primeros torneos internacionales decidí quedarme unos días más y entrenar con las rivales que me habían ganado”, relata. Después llegó el Europeo y consiguió medalla. “Cuando caigo me levanto con más fuerza”, añade.

La joven asturiana en acción. Fuente: AD

La joven asturiana en acción. Fuente: AD

Ese gran espíritu de superación es lo que le ha llevado a estar en la aristocracia del judo en categorías inferiores. Lleva un gran palmarés, donde destaca el bronce en el Mundial cadete en Miami, ha sido 2 veces campeona de España, ganadora de varias Copas de Europa y tercera en el Festival Olímpico Europeo de la Juventud. Esta temporada ha sido bronce en el campeonato nacional absoluto: “También quedé 10ª en la World Cup Senior de Madrid. Es mi primer año con las mayores, que empiecen a temblar mis rivales”, bromea.

Durante este curso se ha adaptado bien a la modalidad de menos de 78 kilos, bajo el mando del seleccionador español Joaquín Ruiz. Ha tenido que dejar a su familia y amigos para seguir progresando junto a los mejores en la capital madrileña. “Si quería mejorar el nivel tenía que dejar Asturias, allí tenía recursos económicos muy limitados”, lamenta. Fue en Carbayín (Siero) donde a los 3 años, influenciada por su hermano Saúl, empezó a hacer judo en un gimnasio al lado de su casa: “Hubo una época en la que hacia natación y atletismo, pero a los 12 años me decidí por el judo”.

Nueva etapa en Brunete 

Ahora ha comenzado una nueva etapa en el Club de Brunete, donde entrena principalmente con chicos. “Estoy con compañeros de gran nivel, como David Ruiz que se está preparando para Río 2016 o Nikoloz Sherazadishvili, una máquina con 18 años. Me ayudan mucho y me exprimen al máximo, con ellos estoy mejorando mi nivel para ser más competitiva”, afirma.

Sara, que acaba de terminar Bachillerato y empezará a estudiar Fisioterapia, mantiene la ilusión por acudir a los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, ya que los de Brasil “los considero un poco pronto, la clasificación ya ha empezado y será muy justo, pero lo voy a intentar. Si no es ahora será en Japón, no hay prisas”, recalca. Admiradora de Isabel Fernández -oro en Sidney 2000 y bronce en Atlanta 1996-, apunta que los españoles “están otra vez pisando fuerte y para Tokyo podemos llegar muy bien preparados, con gran nivel”.

La judoka Sara Rodríguez. Fuente: AD

La judoka Sara Rodríguez. Fuente: AD

De momento, la asturiana vivirá en agosto en Nanjing las Olimpiadas para juveniles, la primera competición de gran nivel en su nueva categoría. “Estoy con mucha ilusión, tranquila y con ganas de disfrutar. Me veo peleando por las medallas, pero dependerá mucho del sorteo. Las más fuertes son la canadiense Ana Laura Portuondo y una francesa”, subraya. En el tatami asiático espera exhibir sus mejores armas para subir al podio: “Tengo una personalidad fuerte, madurez, soy muy dura y es difícil que me tumben. Y también mucha constancia y trabajo, no me doy nunca por vencida”.

Para seguir explotando esas virtudes y mantenerse en la élite del judo, necesita respaldo material y económico. “El programa Podium de Telefónica nos está ayudando y nos viene bien porque nuestras rivales compiten a lo largo del año y están más preparadas, hay mucha diferencia con otros países. He tenido que renunciar a muchos torneos por falta de dinero para viajar y cuanto más compitas, más experiencia. Aun así, no bajaré los brazos y seguiré luchando por alcanzar mis objetivos”, sentencia.


Sara Rodríguez

Pola de Siero (Gijón), 16-1-1996

Campeona de España 2 veces en cadete en la categoría de menos de 70 kilos

Bronce en el campeonato de España absoluto en 2014 en 78 kilos.

Bronce en el Festival Olímpico de la Juventud 2013

Bronce en el Campeonato del Mundo 2013

7ª en el Campeonato de Europa 2013

Varias medallas de oro en Copas de Europa como cadete.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar