El baloncesto español sigue reinando en Europa

España-Lituania. Fuente: Feb

España-Lituania. Fuente: Feb

La selección española masculina de baloncesto se ha proclamado campeona de Europa por 3ª vez en su historia al derrotar a Lituania en la final por 80-63. 

Juan Antonio Cárdenas

Juan Antonio Cárdenas

@esquiso1482
20 de septiembre de 2015, 21:30

España-Lituania. Fuente: Feb

España-Lituania. Fuente: Feb

En un abarrotado Metropole de Lille con 27.362 espectadores, España ha salido con Sergio Llull, Pau Ribas, Rudy Fernández, Nicola Mirotic y Pau Gasol. Inicio soñado con unas transiciones rapidísimas guiadas por Sergio Llull con sendas penetraciones y una defensa individual de España muy ordenada que hacía pedir tiempo muerto al técnico lituano con 8-2 para los hispanos.

Pasados 5:01, España dominaba 15-4 después de un mate de Pau Gasol. Los de Scariolo lo estaban bordando tanto en defensa como en ataque. Lituania estaba muy atascada sin encontrar espacios cuando entraban Sergio Rodríguez y Víctor Claver por Rudy y Pau Ribas. Sólo los “ACB”,  Kuzminskas y Maciulis, eran los que mantenían las esperanzas lituanas. Al final del 1º cuarto, 19-8.

España comenzaba el 2º cuarto con la misma intensidad, estaba apabullando a una Lituania que estaba muy nerviosa ante el vendaval español, encomendándose a los lanzamientos exteriores pero poco certeros con un 4/17 y 7 pérdidas de balón. Pau Gasol no entró de salida en el 2º cuarto, muy importante que el catalán tenga minutos extra de descanso.

España se estaba yendo de 16 (34-18) a falta de 4 minutos. Fue entonces cuando Lituania cambió el ritmo del partido y a base de los triples de Kalnietis y Seibutis bajaban de la frontera psicológica de los 10 puntos (39-30). El único pero de España eran los rebotes donde los lituanos dominaban 23-10. Al descanso, 41-33 con un triple sobre la bocina de Maciulis.

España-Lituania. Fuente: Feb

España-Lituania. Fuente: Feb

Comenzaba el 3º cuarto con un robo y mate de Pau Ribas. Lituania estaba echando de menos a Valanciunas que llevaba sólo 4 puntos. España estaba borrando todos las dudas que podrían haber surgido en el descanso con un nuevo cambio de ritmo y con un Pau Gasol que no fallaba y se iba a los 16 puntos. A falta de 5:46, 52-35 con 17 puntos de ventaja.

Kalnietis era el único que estaba tirando de una Lituania que llevaba un parcial en contra de 2-11. Se empezaban a desesperar los lituanos tirando desde el 6,25. Entre tanto, Rudy Fernández abandonaba la pista por un golpe fortuito de Jankunas. Al final del 3º cuarto, 60-43 y Pau Gasol en el banquillo a falta de 2:01.

Arranque dubitativo de España en los últimos 10 minutos con errores en los pases y 0 puntos que hacían pedir tiempo muerto a Scariolo a falta de 8:02. Seguidamente entraba Pau Gasol dando 1 asistencia mágica a Claver, abriendo el marcador español. España se cargaba con 4 faltas a falta de 6:04 por ninguna de Lituania.

Pero la ventaja acumulada en los 3 anteriores cuartos era demasiada y segundo a segundo los lituanos iban bajando los brazos y cómo no, Pau Gasol iba a ser el encargado en sentenciar el partido con un tapón a Kuzmiskas y seguidamente un triple que significaba el 75-59. Al final del partido, 80-63 y España que se proclamaba campeona de Europa por 3ª vez.

 

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar