Galia Dvorak, eliminada en un ambiente hostil

Galia Dvorak. Fuente: EFE

Galia Dvorak. Fuente: EFE

La jugadora de tenis de mesa española ha quedado eliminada del torneo individual femenino de tenis de mesa de los Juegos Olímpicos de Río 2016 al perder este sábado en 6 mangas ante la brasileña Gui Lin, apoyada por un público local excesivamente hostil con la española.

Avance Deportivo

Avance Deportivo

@deportivoavance
6 de agosto de 2016, 21:00

Galia Dvorak, la última deportista en incorporarse al equipo olímpico español al cubrir la baja de la francesa Carole Grundisch, perdió ante Gui Lin, número 139 del mundo, por 4-2 (11-1, 5-11, 11-6, 3-11, 11-9 y 11-6) en 43 minutos.

“Estaba preparada físicamente, pero no mentalmente para un torneo de esta magnitud. Al no estar inicialmente clasificada puede que mi mente estuviera ya en otro sitio. Perdí el primer set por 11-1 porque no estaba centrada“, ha dicho la española.

El escenario del partido fue el pabellón número 3 de Riocentro, en el que el público ha sido excesivamente hostil con la española. “No es agradable porque no estamos acostumbrados en el tenis de mesa, pero no creo que haya afectado a mi juego”, ha confirmado.

“En China también se grita mucho, pero no contra los rivales de sus tenistas. Animan a sus jugadores, pero no abuchean a los oponentes”, ha señalado.

La propia Gui Lin llegó a solicitar silencio al público cuando Dvorak iba a sacar. “Cuando vi que iba a servir y escuché los gritos vi que no era respetuoso y pedí silencio al público. Y además había partidos en otras 3 mesas”, ha comentado la brasileña.

En su 3ª experiencia olímpica, Dvorak, de 28 años y de origen ucraniano, ha vuelto a quedarse atascada en la 1ª ronda, la misma que no pudo superar en Pekín 2008 y Londres 2012.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar