Héctor Cabrera caza el bronce mundial con la jabalina

El lanzador valenciano sube al podio en el campeonato del mundo de atletismo paralímpico en Londres tras alcanzar los 61.53 metros.

Jesús Ortiz García

Jesús Ortiz García

@JesusOrtizAD
19 de julio de 2017, 22:40

Una operación de una hernia de disco le dejó tres meses en el dique seco y sin poder entrenar. Pero Héctor Cabrera es un atleta que está hecho de otra pasta y tras una rápida recuperación se plantó en el Mundial de atletismo paralímpico de Londres para cazar la medalla de bronce en lanzamiento de jabalina F12/13 (discapacidad visual).

Héctor Cabrera en Londres. Fuente: CPE

Héctor Cabrera en Londres. Fuente: CPE

El deportista de Oliva (Valencia), que en los Juegos de Río se quedó cerca del podio (fue 5º), conquista a sus 23 años en la capital británica su primera presea mundialista. Una gesta que engrosa un palmarés plagado de éxitos nacionales y de récords. Una marca de 61.53 metros le valió para colgarse el metal. “Después de tres años en los que me ha pasado de todo, el que la sigue la consigue. Tras el año complicado que he pasado, nunca me hubiese imaginado hacer una serie como esta. Estoy muy contento, me sabe a oro”, ha comentado el valenciano.

Llegaba a la competición entre los favoritos, con más experiencia y sin presión. Un primer lanzamiento de 57.40 le colocaba tercero, cerca del sueño. Su siguiente tiro fue menor, con 55.93, pero en el tercer intento sus brazos de acero hicieron volar la jabalina hasta los 61.53, mejor marca de la temporada, que confirmaba su presencia en el podio. En los dos últimos lanzamientos volvió a superar la barrera de los 60 metros (61.24 y 61.19), pero se quedó a 35 centímetros de la plata lograda por el iraní Sajad Nikparast. El joven uzbeko Aleksandr Svechnikov se mostró intratable y batió el récord del mundo con 71.01 metros.

Gran concurso del lanzador valenciano, que añade este bronce mundial a un currículum en el que también figuran tres medallas en europeos (oro y plata en jabalina y bronce en disco). Cabrera, que a los 9 años le diagnosticaron el síndrome de Stargardt, una enfermedad ocular que se manifiesta por pérdida de agudeza visual progresiva, sigue mostrando su potencial  y progresión, convirtiéndose en uno de los mejores lanzadores del mundo.

Munar, a la final del 200

En la prueba de jabalina en la categoría F37 (parális cerebral), Víctor del Burgo acabó en la 7ª posición, logrando en su 6º lanzamiento su mejor registro con 31.99 metros. En los 200 metros lisos T12 (deficiencia visual), Joan Munar, que consiguió la medalla de bronce en los 100 metros, se ha metido en las semifinales tras ser el más rápido de su serie con 22.47 segundos. En la misma distancia, José Luis Fernández Taular no logró clasificarse tras ser 4º con 23.32 segundos, que supone marca personal.

También participó en los 400 metros T12 Melani Berges junto a su guía Sergio Sánchez en una prueba donde no hubo medallas ya que solo corrieron dos atletas. La catalana, que logró el oro en la misma distancia en el pasado Europeo, fue 2ª con un tiempo de 57.68 segundos.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar