La ÑBA femenina en silla, a Tokio 2020 tras 28 años ausente

La selección femenina española de baloncesto en silla de ruedas se ha clasificado para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 tras ganar a Turquía en el último partido de la primera fase del Europeo.

Avance Deportivo

Avance Deportivo

@deportivoavance
05 de julio de 2019, 11:00

La selección española rompió este jueves con la historia al lograr el billete para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 después de derrotar a Turquía por 33-70 en el último partido de la fase de liguilla del Europeo Femenino de Baloncesto en Silla de Ruedas, que se disputa hasta este domingo en Rotterdam (Países Bajos) y en el que España se clasificó para semifinales. De esta forma, España volverá a tener su equipo femenino 28 años después de Barcelona’92, única vez en que compitió el combinado nacional en una cita paralímpica, si bien entonces lo hizo como equipo anfitrión y esta vez se ha ganado el derecho por méritos propios.

Países Bajos, Gran Bretaña y Alemania ya obtuvieron este miércoles su clasificación paralímpica, y quedaba por confirmar el billete de España para Tokio 2020 después de la crucial victoria de ayer de las pupilas de Abraham contra Francia (54-31). Las españolas lo tenían todo a favor. No en vano, les bastaba no sólo con ganar a las turcas, sino incluso con perder de hasta 21 puntos. Una hipotética derrota por 22 o más puntos clasificaba a Turquía, mientras que Francia estaba ya matemáticamente fuera de Tokio 2020.

Españolas y turcas iniciaron un partido extraño, sin ritmo, trabado con constantes interrupciones y plagado de desaciertos bajo ambos tableros. Sin embargo, la ‘Roja’ fue siempre por delante en el marcador tras la canasta inaugural de Agurtzane Egiluz, que entró de inicio en un quinteto inédito en el que también estaban Sara Revuelta, Lucía Soria, Beatriz Zudaire y Vicky Pérez. La defensa de las de Carrión impedía a las turcas entrar bajo la zona, mientras Zudaire lideraba el ataque de la Roja en silla de ruedas hasta que el primer cuarto acabó con 5-14.

En un segundo cuarto para olvidar, Carrión tardó apenas un minuto en parar el encuentro. Sus jugadoras estaban nerviosas y atascadas en el duelo a priori más sencillo del Europeo, pero la cita con la historia por Tokio 2020 hizo que España no ofreciera su mejor versión. Turquía presionaba la salida del balón y esa defensa asfixiaba a las españolas, que rodaban desnortadas y con rostros incrédulos sobre la pista. Aun así, la ventaja llegó al descanso a los 11 puntos (13-24).

Todo cambió tras el intermedio. España empezó arrolladora en el tercer cuarto, más concentrada y con más movilidad y ritmo en la pista. Pérez despertó y masacró el aro turco una y otra vez en 10 minutos de clara superioridad española, con lo que la ventaja se estiró a 22-51 al concluir el tercer cuarto, con un parcial de 9-27. La salida de la presión ya era exitosa y los rostros de las pupilas de Carrión cambiaron. El sueño de Tokio 2020 ya se acariciaba con la punta de los dedos.

El último cuarto sirvió para confirmar el triunfo de España, que corrió, defendió, se gustó, anotó, asistió y, sobre todo, disfrutó sobre la cancha. Vicky Alonso y Andrea Santana entraron en los minutos finales y el marcador para la historia se quedó en 33-70. Al final del encuentro, la alegría se desbordó tanto en el equipo nacional como entre la veintena de aficionados desplazados hasta Rotterdam.

Una realidad
El seleccionador español, Abraham Carrión, manifestó a Federación Española de Deportes para Personas con Discapacidad Física (Feddf) que en el equipo estaban “muy contentos” tras un partido “duro, sobre todo a nivel mental”. “Estábamos muy nerviosas, sabíamos que era nuestro momento y teníamos que aprovecharlo, pero el miedo a perderlo cuando lo teníamos tan cerca nos tenía un poco atenazadas. Afortunadamente, hemos sido consistentes y duras, y hemos creído en nosotras mismas, ése es nuestro secreto”, comentó.

Carrión añadió: “Sabíamos que nos lo merecíamos. El equipo ha reaccionado de una manera maravillosa y ha demostrado el carácter que tiene. Merecemos estar entre las mejores del mundo porque para eso trabajamos, así que reto conseguido. Ha sido el mayor desafío deportivo de todos los años que llevo entrenando y estoy en una nube, pero queremos más, queremos conseguir una medalla porque este equipo quiere crecer, crecer y crecer”, apostilló.

Por su parte, Judith Núñez, también mostró su alegría por la clasificación paralímpica. “Estamos muy contentas por haber conseguido la plaza a Tokio. Ha sido un partido en el que nos costó meternos, pero al final pudimos luchar y estamos muy felices. Ahora vamos a por una medalla“, concluyó.

TURQUÍA 33 (5+8+6+11)
Selvihan Gür (2), Kinali (2), Ercan (13), Çakir, Ünal (2) -cinco inicial- Sahin, Tan (5), Emuce (4), Gökçen, Akyürek (2) y Atay (3).
ESPAÑA 70 (14+10+24+19)
Soria (8), Zudaire (7), Revuelta (2), Pérez (24), Egiluz (8) -cinco inicial- Ortega (2), Núñez, Alonso (6), Santana, Navarro (7) y Tapia (6).

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar