Las medallas, único objetivo de España en el europeo de judo

Equipo español de judo. Fuente: Avance Deportivo/MC

Equipo español de judo. Fuente: Avance Deportivo/MC

Del 21 al 30 de junio un total de 18 judocas españoles se subirán al tatami de Minsk para luchar por el cetro continental en las diferentes categorías.

Mariló Carvajal

Mariló Carvajal

@MariloCarvajal
09 de junio de 2019, 11:00

Apenas faltan 2 semanas para los Juegos Europeos que se celebrarán en la ciudad bielorrusa y el equipo español, que ha logrado clasificarse completo, ultima ya su preparación. Una competición que en judo coincide con el campeonato de Europa y que puntúa para Tokio 2020.

Entre los integrantes del equipo español, Nikoloz Sherazadishvili (Niko Shera) (-90kg), número 1 del ránking mundial y campeón del mundo. Acude a la concentración nacional tras pasar 3 semanas en Japón. Con muy buenas sensaciones afronta con muchas ganas el Europeo, al que califica como “mini Juegos Olímpicos”. Favorito indiscutible para subirse a lo más alto del podio, lleva la presión con calma. “Como el año pasado quedé campeón del mundo todos esperan siempre más de mí”, sostiene y tiene claro que el objetivo no es otro que la medalla de oro.

Sabe que es el rival a batir, que sus contrincantes le estudian más, por lo que continúa preparándose, tratando de innovar y aprender. Reconoce que aunque físicamente se encuentra bien quiere llegar mejor al campeonato del mundo, y destaca el gran nivel que hay en Europa. “Quitando Asia por Japón o Corea, el nivel europeo creo que es el más duro. Hay 2 serbios, un ruso, no podría destacar a ninguno porque hay muchos, pero estamos preparados para todo”, afirma.

Por delante quedan 15 días de trabajo. “Esta semana va a ser dura, la siguiente iré bajando un poco el ritmo para poder recuperar y darlo todo el día 24, día que compito”, explica.

La competición puntúa al 50% para la clasificación olímpica y aunque Shera prácticamente ya tiene su plaza en Tokio asegurada, va número 1 del ranking, no quiere relajarse porque dejar de ganar un metal supondría abandonar ese primer puesto. Algo que no quiere permitir. “Más o menos ya tengo la clasificación hecha. Pero si dejo de ganar medalla estaría clasificado muy justo y entre los últimos y mi objetivo es estar entre los primeros”.

Figueroa no se baja del podio

Quien también tiene claro que su objetivo es la medalla es Julia Figueroa (-48kg). “Voy con las ideas claras, quiero una medalla en los Juegos Europeos, quiero una medalla en el europeo de judo y voy a por todas”, apostilla. El podio es su único objetivo y para llegar a él afirma encontrarse en un gran estado de forma que le ha llevado a lograr 3 medallas en sus últimas 3 competiciones (plata en el Grand Slam de Baku, oro en el Gran Premio de Marrakech y plata en el Grand Slam de Ekaterimburgo).

Un plus de energía para completar su particular podio. “Tengo medalla en casi todas las competiciones importantes, grand slam, master, gran prix, creo que tengo el podio completo y me faltan las dos medallas importantes que son la del europeo y mundial. Es lo que quiero conseguir”, reitera.

La cordobesa, que repite en unos Juegos Europeos, estuvo en Baku 2015, está completamente asentada en la élite internacional y se muestra tranquila a pesar de partir como una de las favoritas. “Sé de lo que soy capaz, no me pongo nerviosa. Si sales al tatami y sabes que lo has hecho y lo has dado todo, que está en tu mano, no tienes que salir nerviosa ni que tener miedo”, asegura.

A medida que se acerca la competición, sus entrenamientos serán más intensos y cortos aunque confiesa que ya está “mayor” y necesita hacer “más ejercicio, más ejercicios de gomitas, de abdominales… Mis compañeros se ríen porque llego media hora antes y me voy media hora después”, revela sonriente.

Cuida la alimentación para llegar al peso y hace algo de trabajo específico para las rivales con las que se enfrentaría en cuartos o semifinales, pero aclara no hacer especial hincapié en nada más. Figueroa cuenta además con la tranquilidad de tener también su plaza olímpica asegurada y con los 5 casilleros llenos no hay presión de cara a Minsk, pues sólo tiene que sumar.

Promera convertida en realidad

En la misma modalidad, -48kg, competirá Laura Martínez, la joven madrileña, de apenas 20 años, viene de ganar el oro en el Grand Slam de Baku en una disputadísima final frente a Julia Figueroa que se decidió en tan solo 36 segundos. Su primera medalla en una prueba grand slam de una recién llegada a la categoría senior. Una promesa convertida ya en realidad que ha llegado para quedarse y avisa, “de aquí para arriba”.

Un oro que da un plus de motivación y confianza a Laura, que afronta la cita europea con muchas ganas. “Los estamos preparando muy bien, físicamente me encuentro rápida, me encuentro bien, así que vamos a por ello”, expresa.

Desde inicio de año hasta ahora, ha ido mejorando cosas y aunque no quiere revelar en qué está haciendo más hincapié estos últimos días, sí que sus entrenamientos son más intensos, con más carga de pesas.

A pesar de ser su primer Campeonato Europeo, Laura se muestra tranquila y aclara que aunque estudia a sus rivales, no mira el sorteo hasta el mismo día de competir, para que eso no le influya.

Con muchas ganas e ilusión, pero también con los pies en la tierra, piensa en las competiciones que se van haciendo durante el año, una a una, sin metas a largo plazo. Ahora, su mente únicamente está centrada en Minsk, para sacar medalla e ir poco a poco, paso a paso, porque de esa forma “al final los Juegos saldrán”.

Paso a paso, a por la final

Ir pasando rondas, “combate a combate, para entrar en la final y luchar por una medalla” es también el objetivo marcado por Fran Garrigós. Recién llegado de Japón junto a Shera afirma estar perfeccionando los últimos detalles, “sobre todo coger, dominar agarre, transición de agarre-suelo, hacer lo más parecido a la competición”. Unos últimos entrenamientos marcados por combates más intensos en los que se presta especial atención “en tirar, que es como se gana un combate de judo, tirando. En eso nos estamos centrando, en entrar y tirar”, explica Garrigós.

Al igual que para Julia, otra de las dificultades en estos últimos días para el de Móstoles es controlar la comida y el peso. Confiesa sufrir “muchísimo sobre todo en los últimos días, es casi como un combate más, el primer combate que tenemos que hacer”.

En el Grand Slam de Baku, en mayo, se quedó a tan solo un paso de subirse al podio. Reconoce que no estaba al 100% tras su operación de codo en marzo, lo que le hizo no pasar de semifinales. Ahora, busca conseguir un mejor resultado en esta nueva competición. Aunque no quiere marcarse un objetivo, sabe de la importancia de la competición de Minsk de cara a los Juegos Olímpicos y espera ir pasando rondas en el Europeo para luchar por la medalla, “si puede ser de oro, mejor”. El objetivo, el equipo español de judo, lo tiene claro.

Sección La Lupa con Sara Álvarez.

Sección La Lupa con Sara Álvarez.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar