Sergio Álvarez consigue el pase para la final de saltos

Fuente: EFE

Fuente: EFE

El jinete asturiano ha pasado a la final de saltos con una puntuación de 6 puntos y se mete entre los 30 mejores con aspiraciones de subirse al cajón del podio. Fernández Saro se ha quedado a 4 puntos para clasificarse.

Javier Enrique García

Javier Enrique García

@Javier_Garvi8
17 de agosto de 2016, 19:10

Sergio Álvarez ha logrado meterse entre los 30 mejores gracias a la buena actuación que ha realizado con su caballo ‘Carlo 273’. Su buena actuación esta mañana en las ‘semis le ha brindado un puesto en la finalísima y a optar a absolutamente todo.

El jinete asturiano había realizado un torneo impecable con dos primeras rondas ‘limpias’ sin puntos de descalificación que le habían aúpado a lo más alto de la lista. En la jornada matinal celebrada en el Centro Olímpico Ecuestre de Deodoro, Álvarez ha acabado decimoséptimo con 4 puntos por un derribo y 2 puntos por exceso de tiempo.

Si todo sale bien este viernes y tenemos la suerte de cara, optaremos a todo“, ha declarado Álvarez a la Cadena Cope tras su actuación. El asturiano tiene las máximas aspiraciones posibles y es una de las grandes esperanzas para la hípica española.

El equipo de hípica español ha tenido una de cal y otra de arena, con la eliminación de Manuel Fernández Saro que se quedó a tan sólo 4 puntos de la clasificación que cerraba el catarí Bassem Hassan Mohammed con su caballo ‘Dejavu’.

El jinete sevillano se despide de Río realizando una prueba muy irregular donde ha acumulado muchos puntos, hasta un máximo de 37 en el cómputo de la prueba de saltos. Llegó a la tercera ronda con opciones para clasificarse a la próxima fase pero 9 puntos de penalización (8 por derribo y 1 por tiempo) le han condenado a la eliminación.

Fernández Saro a lomos de su caballo ‘U Watch’ se va de Río con la sensación de haber devuelto a España a la máxima élite de la hípica mundial. El equipo comandado por Sergio Álvarez y él habían clasificado para esta cita a un equipo de saltos tras más de 16 años de ausencia (Sidney 2000).

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar