Adrián Gavira: “Fue fácil decidir jugar con Pablo, era jugar con uno de los mejores jugadores de la historia”

Avance Deportivo

Avance Deportivo

@deportivoavance
16 de marzo de 2021, 16:57

El jugador gaditano de vóley playa, que ha vuelto a competir en Doha ha mostrado sus sensaciones a los medios de comunicación tras su vuelta a la pista.

Pregunta.- Por fin se ha reanudado el calendario internacional y esta semana habéis competido en Doha. ¿Qué sensaciones ha tenido después de tanto tiempo sin competir?

Respuesta.- Muy contento de poder estar otra vez en la cancha. Hacía un año que no disputaba una prueba del circuito Mundial, justo aquí en Doha, en Catar. Las sensaciones la verdad que han sido muy buenas, así que muy contento de volver a pisar la arena para competir.

P.- Las siguientes citas serían en Australia (marzo), México (abril) y China (abril). Sin embargo, hay algunas que se han suspendido. ¿Cuáles son sus siguientes objetivos tras la prueba de Doha?

R.- Hace unos días se confirmó el calendario para este año, que si no pasa nada raro ni hay restricciones a nivel mundial, será el que se lleve a cabo. Tenemos tres competiciones seguidas en Cancún, que comenzarán el 16 de abril hasta el 2 de mayo. Serán muy importantes porque en esas tres pruebas seguidas podremos cerrar la clasificación olímpica que es nuestro objetivo a corto plazo.

P.- ¿Qué habéis hecho para preparar una temporada con tanta incertidumbre?

R.- La planificación tampoco ha cambiado mucho. Nosotros nos hemos centrado en lo que teníamos que centrarnos que era entrenar. Ha sido una pretemporada bastante dura para mí, porque tuve varias infiltraciones intraóseas en la rodilla, un par de ellas a finales de año. Eso ha mermado mucho mi pretemporada, me ha costado muchísimo arrancar, los plazos han sido difíciles de llevar a cabo, pero por suerte ya estamos bien y tenemos muchísimas ganas de rendir al máximo.

P.- Estáis bien posicionados en el ranking para conseguir la plaza para Tokio. ¿Os perjudica u os beneficia que no haya competiciones de cara a esa clasificación?

R.- Efectivamente, estamos muy bien posicionados en el ranking olímpico, prácticamente está hecho, aunque no es al 100%. Y evidentemente, cuantas menos pruebas haya, mejor para ese objetivo de cerrar la clasificación olímpica. Pero nosotros lo que queremos es jugar torneos, que es lo que nos da el ritmo de juego, el ritmo de competición y que, al final, cuando disputemos los Juegos Olímpicos, si certificamos esa clasificación, es lo que nos va a dar el nivel. Así que lo que queremos es jugar torneos.

P.- De lograr la plaza disputarías sus terceros Juegos. ¿Qué objetivo se marca para esa gran cita?

R.- El objetivo es el mismo que en los dos anteriores. Lo primero sería pasar de grupos. Ahora el nivel está muy parejo y la diferencia entre pasar de grupo y conseguir medalla es mínima, así que el objetivo es ir a por todas una vez clasificados, pasar de grupos y ya en rondas eliminatorias pues ver qué pasa. Ser competitivos es lo que siempre nos hemos marcado, disfrutar de otra experiencia olímpica y dar lo mejor de nosotros.

P.- En las dos ocasiones anteriores ha quedado noveno junto a Pablo Herrera. ¿Cómo recuerda las experiencias de Londres 2012 y Rio 2016?

R.- Son de los mejores recuerdos que tengo en mi vida. Al final es a lo que un deportista aspira y por lo que pelea durante su carrera deportiva. Y haber disfrutado dos Juegos Olímpicos junto a Pablo, en los que hemos conseguido dos novenos puestos, y en estos terceros queremos más, pero hemos disfrutado muchísimo. Recuerdo la inauguración de Londres que me impactó mucho al ser la primera que viví y de Río lo que me impresionó fue el Estadio de Copacabana en el que jugamos. Un estadio muy vertical, muy cerrado, que impresionaba muchísimo. El estar ahí con tanta gente se disfruta muchísimo. Y el estar al lado de los mejores deportistas del mundo que hacen historia y forman parte de la competición, es una satisfacción personal enorme.

P.- Lleva compitiendo con Pablo Herrera doce años. Sois la pareja más longeva del circuito mundial. ¿Cuál es el secreto para que se mantengan juntos durante tanto tiempo?

R.- Doce años ya. Se dice pronto. Pero lo cierto es que cada día nos llevamos mejor, nos aguantamos muy bien, aunque cada uno tengamos nuestras cosas, y la verdad que lo llevamos muy bien. Siempre lo decimos, somos más que amigos, somos como hermanos y eso lo hace mucho más llevadero. Al final pasamos 24 horas juntos. Además, ahora que los torneos se hacen en modo burbuja y no podemos salir prácticamente de la habitación, tenemos que pasar muchas más horas juntos, pero la verdad es que nosotros nos llevamos muy bien, nos reímos mucho y creo que ese es nuestro secreto.

P.- ¿Cómo empezasteis a jugar juntos?

R.- Yo estaba empezando en el circuito internacional con otro compañero, Pablo estaba jugando con Raúl Mesa. Después de las olimpiadas de Pekín decidió buscar otro compañero y fue cuando contactó conmigo. Estuvimos hablando y la verdad que fue fácil decidir jugar con Pablo, porque era jugar con uno de los mejores jugadores de la historia, no solo de España sino a nivel mundial, así que era fácil tomar esa decisión. Estoy encantado de haberla tomado.

P.- ¿Qué supuso para usted empezar a jugar con un subcampeón olímpico?

R.- Recuerdo que en mi primer torneo estaba con mucha presión. Además, jugábamos en Las Palmas de Gran Canaria un Campeonato de Europa y el primer partido parecía que la línea se movía, tiraba todos los balones fueras por un dedo de la presión que tenía. Poco apoco esa presión se fue yendo y encantado de tener al lado a un subcampeón olímpico. Y, sobre todo, lo que me dio más confianza fue que ese subcampeón olímpico, mi compañero, se apoyaba en mí para analizar un partido, para ver cómo jugarle al otro equipo… y eso me dio mucha confianza porque yo era muy joven y veía que el confiaba plenamente en mí.

P.- En su palmarés lucen un oro y dos bronces europeos, además de numerosas medallas internacionales. ¿Cómo y por qué empezaste a jugar al vóley playa?

R.- Fue muchísima casualidad. Yo vengo de San Roque, un pueblecito de Cádiz en el que el voleibol no se ha conocido mucho, no se practicaba mucho, y tuve la suerte de que un entrenador de fútbol hacía voleibol y me dijo que probara y me gustó mucho. Me decanté por el vóley playa porque echaba ratillos en verano con mis amigos en la playa y nos quedábamos hasta por la noche echando pachangas. Ya cuando me propusieron irme a Tenerife por la altura que tenía, fue mi padre el que me dio un empujoncito. Al principio es verdad que tuve mis dudas de abandonarlo todo para irme a Tenerife, pero mi padre me animó y salió todo bien.

P.- ¿Cómo ve a Herrera y Gavira después de Tokio? ¿Os veremos peleando juntos por estar en París?

R.- Nosotros siempre estamos con la broma de que no solo pelaremos por París 2024, sino que también lo haremos por Los Ángeles 2028(ríe). Vamos a ver cómo acabamos Tokio, que esperemos que bien, y después ya decidiremos. Los resultados nos siguen acompañando, nos vemos un equipo competitivo todavía y no tiene por qué cambiar eso. Vamos a centrarnos primero en Tokio y después ya decidiremos qué pasa con París, que lo bueno que tienes es que al haberse retrasado un año Tokio el ciclo olímpico ya no son cuatro años, sino tres. Así que veremos qué es lo que ocurre.

P.- ¿Cuál es el sueño de Adrián Gavira?

R.- Siendo deportista creo que es fácil responder a esa pregunta. Mi sueño sería conseguir una medalla olímpica, ojalá la podamos conseguir en Tokio. Y puestos a pedir, si es de oro muchísimo mejor, para ver la bandera de España y escuchar el himno en lo más alto.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar