Adriana Cerezo, subcampeona olímpica en taekwondo

Adriana Cerezo. Fuente: COE

Adriana Cerezo. Fuente: COE

La taekwondista madrileña ha caído en la final de la categoría de -49 kilos ante la tailandesa Panipak Wongpattanakit, quien a falta de 7 segundos para el final le dio la vuelta al marcador (11-10).

Avance Deportivo

Avance Deportivo

@deportivoavance
24 de julio de 2021, 19:00

Con tan solo 17 años y una sonrisa permanente, salvo en el instante de caer en la final, definen a Adriana Cerezo, la 1ª deportista en conseguir un metal para la delegación española en los Juegos de Tokio 2020. Plata en taekwondo.

La madrileña, que compite en la categoría de -49 kilos, apenas lleva un año compitiendo en categoría absoluta y ya puede presumir de ser campeona de Europa y subcampeona olímpica. 2 éxitos al alcance de muy pocos y que ya la sitúan como una de las grandes potencias del taekwondo nacional e internacional.

Cada vez que sonaba su nombre por la megafonía del Makuhari Messe, la deportista española aparecía con una inmensa sonrisa que presagiaba que algo bueno iba a pasar. Ni la número 2 del mundo y subcampeona olímpica en Rio 2016, ni la 7ª del ranking, ni la número 3 lograron intimidar a una Adriana que tenía claro su objetivo. Ella venía a por una medalla y una medalla se llevó.

Su desparpajo, su juventud y sus ganas de completar la faena le llevaron a tomar la iniciativa desde el momento en el que pisó el tatami para disputar la final. Sin embargo, un “trunk” de la tailandesa Panipak Wongpattanakit a falta de 7 segundos para el final le dio la vuelta al marcador (11-10) y le privó a la española de subirse al primer escalón del podio.

De esta forma, Adriana Cerezo se convierte en la taekwondista más joven de la historia en colgarse una medalla en unos Juegos Olímpicos. El taekwondo español tiene el futuro asegurado.

La madrileña se ha mostrado muy feliz con la medalla de plata, pero ha asegurado que en su cabeza solo se imaginaba el primer puesto. “Venía a por la medalla de oro. Ayer dije en una entrevista que no firmaba el bronce y es verdad”, ha señalado la española de 17 años en rueda de prensa. “Siempre hay un trabajo muy grande detrás, todo el mundo viene muy preparado. Yo me he sentido muy a gusto, he disfrutado de la Villa, del campeonato… Lástima que en los últimos segundos no se ha podido hacer como lo teníamos planteado. Dentro de lo que hay estoy muy contenta”.

Adriana Cerezo dominaba a su rival por un punto cuando a falta de unos pocos segundos ha recibido una patada que la ha apartado del primer cajón del podio. “No se me ha hecho complicada la espera aquí porque cuando estás compitiendo estás en tensión. He disfrutado del proceso del día y no me puedo quejar. Estoy muy contenta por abrir la lata y esperamos que vengan muchas medallas más”.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar