Alberto Martínez, 18º en los 10 km olímpicos de las aguas abiertas

Alberto Martínez. Fuente: Rfen

Alberto Martínez. Fuente: Rfen

El nadador español ha sufrido en la prueba de los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 con un inicio de carrera arrollador que sorprendió a los participantes.

Avance Deportivo

Avance Deportivo

@deportivoavance
5 de agosto de 2021, 16:00

La final de los 10 km olímpicos de aguas abiertas masculinos han sido imprevisibles en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020. El alemán Florian Wellbrock, campeón del mundo en Gwangju 2019, ha roto la carrera desde el primer metro sprintando en la salida como si fuera un 50 libre. Esta maniobra ha descolocado al resto, incluido el español Alberto Martínez, que se ha visto obligado desde los primeros metros a seguir un ritmo endiablado y desconocido para su organismo.

Cansado y desilusionado el nadador español ha acabado en 18ª plaza, “posición que no corresponde con su nivel en las aguas abiertas.  Wellbrock decidió que los iba a romper a todos nada más salir del ‘campo base’, la caldera de Odaiba”, según describió en su web la Real Federación Española de Natación (Rfen). El germano cogió unos metros y con ese fino deslizamiento y larga brazada cogió una distancia de seguridad. Eso estiró tanto la carrera que prácticamente no hubo grupo cabecero y Alberto rondaba por la 13-15ª plaza, fuera de los puestos de diploma olímpico, su objetivo.

No cambió nada a mitad de carrera, solo los perseguidores que rastreaban la plata, caso del francés Olivier o el magiar Rasovszky. Se unió a la fiesta, cómo no, un italiano, Gregorio Paltrinieri. Wellbrock iba a clavar la bandera alemana en la cima con una superioridad insultante, seguido del referido magiar y del italiano, rascando en bronce.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar